Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP | Reportajes

Reportajes

10 de Febrero de 2009 El Transantiago se mide frente a los sistemas de transporte de Asia Pacífico


Singapur cuenta con un sistema de transporte que funciona como una moderna red coordinada entre autobuses, trenes y taxis. Una realidad contraria se vive en Beijing, porque la mayoría de sus habitantes prefiere desplazarse en autobús, dejando de lado a los demás medios de transporte. Mientras nuestro país, implementó el Transantiago, cuya planificación, funcionamiento y eficacia aún son cuestionadas.

Hoy se cumplieron dos años de la puesta en marcha del plan de modernización del transporte en Santiago, y dos días después se observará la primera alza de pasajes en el mismo período. Pese a los esfuerzos desplegados, el Transantiago sigue contando con una mala evaluación por parte del público.

El último estudio de la Universidad Católica Silva Henríquez, realizado en diciembre del año pasado, revela que el 60% de los usuarios opina que los cambios realizados a este sistema no mejora la calidad del servicio y siete de cada 10 encuestados cree que no hay beneficios en comparación con las antiguas micros amarillas.

Estos resultados se contraponen con los obtenidos en el estudio del Dictuc de la Pontificia Universidad Católica de Chile que revelan una disminución de minutos en los tiempos de espera, correspondientes a la mañana. Además, asegura la superación de la crisis 2008, aproximando al sistema de transporte capitalino al nivel internacional.

Para ampliar la visión acerca del funcionamiento del Transantiago es necesario conocer otros sistemas de locomoción, como por ejemplo, los existentes en Asia, donde destaca la aplicación de tecnología. Dos casos dignos de analizar, por sus diferencias, son los de Singapur y China.

Entre la eficiencia y la exactitud


Singapur es un país con 699,4 Km2, la mitad de superficie que tiene Santiago, donde viven cerca de cuatro millones y medio de habitantes, según el último censo de dicho país. Su sistema de transporte, uno de los más eficientes del mundo cuenta con una línea de metro automática, con una longitud de 20 kms; junto con vías exclusivas, paraderos especializados y un sistema de señalización adecuado, en el que existen 300 servicios de autobús que cubren todo el país.

Según el Portal Nation Master en Singapur se realizan cerca de cinco millones de viajes en el transporte público diariamente, y el 52,4% de su población lo utiliza cada día.

El sistema singapurense, al igual que el Transantiago, está centralizado y coordinado por el estado, específicamente del Ministerio de Transportes de Singapur, junto con empresas operadoras de buses y taxis con recorridos licitados. El mismo Ministerio se fijó como objetivo el proveer la información necesaria a los usuarios y coordinar al sistema de metros y buses, para evitar la dependencia de un sólo medio.



Actualmente se construye una circunvalación para un metro automático sin cabina ni conductores, que aumentará la cantidad de frecuencias y la puntualidad. Su fabricante es Phillip Mellier, quien también provee al metro de Santiago.

Un sistema de transporte complejo


Según el sitio oficial del gobierno de Beijing, esta ciudad cuenta con 16 millones de habitantes –la misma población de todo Chile- y 3,5 millones de vehículos. La mayoría de los conductores de autobús no hablan inglés, por esa razón los turistas deben escribir su destino en chino, para que los conductores les entiendan, además los recorridos se tardan y las horas punta suelen volverse muy concurridas, como lo explica el Centro de Información de Beijing.

El crecimiento económico provocó un excesivo aumento en la compra de automóviles lo que perjudicó al sistema de transporte existente en la capital china. Por este motivo, es considerada una de las ciudades más contaminadas del mundo, contando con precarias medidas ambientales.

Actualmente, Beijing tiene ocho metros con líneas de 200 kms. aprox. y la mayoría de sus buses funcionan a gas natural. Los pasajes de todas las líneas de autobús se redujeron a un yuan (90 pesos chilenos) para quienes pagan en efectivo. Por su parte, quienes tienen tarjetas de transporte (que funcionan con el sistema prepago) gozan de un descuento de entre un 60 y un 80%, lo que contribuye a la preferencia de los usuarios por los medios de transporte públicos.

Transantiago para rato


Desde hace dos años, fecha que se implementó este sistema, se han desarrollado medidas para paliar los problemas de diseño y planificación, siendo cuestionadas hasta ahora.

En los planes del Ministerio de Transportes de Chile está el renovar la flota de buses desde un 58% a un 73% para este año, continuar con el mejoramiento de los recorridos, como se ha hecho hasta ahora, junto a la compra de nuevos coches para la línea del metro, que se sumarán a los 200 que se han agregado desde el inicio del Transantiago.

El ministro Cortázar también ha destacado como ventajas la construcción de las vías segregadas, que ayudan a disminuir la congestión vehicular, junto a la disminución de asaltos a los conductores debido a la instalación de los sistemas de pagos automáticos que evitan que manejen dinero en efectivo.

Pese a esa evaluación positiva, para el diputado Alejandro García-Huidobro, (UDI), el Transantiago no tiene elementos positivos, porque “ha sido la política pública más nefasta de los últimos años que le cambió la vida a millones de santiaguinos, tienen que levantarse más temprano, hacer más filas en los paraderos y la mayoría llegan más tarde a sus hogares, afectando a la vida familiar y laboral”, afirmó.

Sin embargo, no toda los parlamentarios opinan igual. Existe un sector que logra ver los avances del sistema de transporte capitalino, uno de ellos es el senador (PS) Camilo Escalona, quien apoya la gestión que ha hecho el gobierno, al considerar que “el sistema de las micros amarillas generaba una gran cantidad de accidentes y los pasajeros eran atropellados, es decir, se cumplía la ley de la selva y eso se terminó gracias al Transantiago”.

A finales del 2009 se desarrollará un sistema de transporte público similar en la ciudad de Concepción. Roberto Sone, descendiente japonés y gerente general de TIMM (Transporte Inteligente Multimodal) se encargará de llevar la última tecnología japonesa inalámbrica de transmisión de datos, para gestionar la recolección de pasajes del transporte público.

Sin embargo, Mario Venegas, diputado (DC) y Presidente de la Comisión de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones, no está de acuerdo con este proyecto y cree que es inoportuno, mientras no se encuentre una fórmula que permita garantizar el mejoramiento de un sistema público de transporte, como el Transantiago.











    Comentarios publicados



  • Escrito por alonso abarzúa avila | 26/07/2010 09:42
    Creo que el sistema del gran santiago ha sido un engaño para la comunidad santiaguina,debido a los tiempos de recorrido,la alza de pasajes y mala calidad en el servicio.Por ejemplo máquinas en mala higene,mala mantensión a pesar de que la mayoria son máquinas nuevas, pasan quedando en panne.Además los que ponen la cara por el mal servicio son los conductores,lo cual el gobierno ofrecio un sueldo que nunca ha sido cumplido y la calidad de trabajo es pesima sin beneficios como:los de la jornada de la mañana que no se pueden tomar un desayuno,descanso para asistir al baño si es que tuviesen baño.Creo que el adelanto del gran santiago fue un retroceso para el pais y para sus trabajadores que el día de hoy no se cumplen las normas de trabajo que estipula la ley sino estamos en los tiempos de esclavitud.



 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet