Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Quedan pocos días para que nos abandone el quinto mes del año y Chile aún no define cuál será su norma digital terrestre. El ministro René Cortazar, explicó que el motivo de esta quinta postergación es que “se necesitan recopilar nuevos estudios, ya que una decisión errada puede traer problemas mayores que un atraso en la introducción de esta tecnología”, lo que en palabras Raúl Súnico, presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados resulta, “Inexplicable”.

“Se han acabo todos los plazos razonables para tomar una decisión”, así lo afirma el diputado Raúl Súnico, que en los primeros días del mes de abril logró conversar con el Ministro Vidal, y explicitarle la molestia de un grupo de parlamentarios que ven como la decisión tecnológica se sigue aplazando.

“Hemos llegado a un punto en que analizo pedir una sesión especial en la Cámara de Diputados para que el este tema se discuta abiertamente. Por lo demás, no es sólo la norma lo que debe definirse, debemos discutir sobre los proyectos del Consejo Nacional de Televisión y de Televisión Nacional de Chile, que sin duda deberán actualizarse a las nuevas tecnologías”, afirma.

Las competidoras, sus detractores y defensores

Las normas en competencia son tres la ISDB-T japonesa, la DVB-T europea y la ATSC, estadounidense, cada una tiene defensores y detractores.

La norma nipona tiene adherentes en centros de estudios como la Universidad de Chile y sitios web tecnológicos destacados como Fayerwayer, dónde el 58% de sus lectores la apoyan. “Si la condición es trasmitir tv digital de alta definición, sólo la japonesa y la norteamericana pueden satisfacer esa canalización, ya que el estándar europeo necesita 8 Mhz”, como señalaron en la revista de la Facultad de Ingeniería -de dicha Casa de Estudios- los académicos Nicolás Beltrán y Fernando Pavez.

Por otro lado está la DVB-T, que ha sido mencionada en diversos medios de comunicación como la preferida del mundo político. “Todo hace pensar que la opción más conveniente sería la europea, ya que ha sido adoptada por más países (50) que las otras dos. Además, entre las naciones que la han asimilado hay situaciones muy parecidas a la chilena, lo que es buen espejo, y además nos aseguraría aumentar la cantidad de canales disponibles” explica el diputado Súnico.

Finalmente, está el modelo norteamericano que hace un tiempo atrás estaba prácticamente descartado, pero que con informes como el de la Universidad Técnica Federico Santa María, parecen estar más viva que nunca. “La ATSC conjuga la mejor modalidad precio calidad. No sólo son un legado natural desde nuestro actual sistema analógico (NTSC), sino que más del 80% de los televisores de plasma y de cristal líquido que hoy se ofrecen en nuestro mercado ya vienen con dicho estándar. Técnicamente permiten alta definición y en lo referente a los costos son un poco más económicos que los japoneses”, comentó Sergio Olavarría Simonsen, académico del Departamento de Electrónica de la Universidad Técnica Federico Santa María.


Los peros y contras de cada opción

A la hora de por qué no inclinarse por una determinada norma, nuestros entrevistados indicaron motivos como el valor de los equipos, el que una de ellas no posee alta definición y que la última no está habilitada de manera nativa para la recepción en aparatos móviles.

Si cruzamos el Atlántico, la opción que recibió el mayor número de críticas fue la europea. “Descartamos la opción DVBT porque no ofrece la opción de alta definición, como las otras dos. Además, el servicio a móviles obliga a una estructura adicional no disponible actualmente y a diferencia de, por ejemplo la japonesa, que tiene servicio a móviles gratuitos, la opción de la UE no dispone de ello.”, explica Olavarría.

En el caso de la ISDB-T, la razón para no tomarla se refiere al costo de sus codificadores. “Al día de hoy son la opción más cara, sin duda son excelentes técnicamente, pero nos preocupa que todos los chilenos puedan acceder ella.”, explicó el presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara. Sin embargo, Olavarría se encarga de desmentir dicho anuncio. “Muchos señalan a la europea como la más barata, pero no es así porque la definición de su señal es estándar, si comparamos con alta definición esta debiese subir”.

Finalmente, la opción norteamericana tendría el problema que no dispone actualmente de transmisión móvil a la venta como la nipona. “LA ATSC está enfocada principalmente en la alta definición, y todavía tiene en etapa de desarrollo la recepción digital abierta en aparatos móviles”como los explicita el académico de la Universidad de Chile.

Sea como sea la decisión sigue en manos de la Subsecretaría de Telecomunicaciones que durante los meses de marzo y abril realizó un estudio de los tres estándares, donde se le solicitó a siete universidades chilenas incluidas los dos centros de estudios mencionados en este reportaje, un informe que descansa en el ministerio desde el pasado 4 de abril. Cuando terminé de ser leído, sólo el tiempo lo dirá.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet