Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |
Nueva Zelandia se alejó del sistema de pensiones basado exclusivamente en una capitalización individual para formar uno de carácter universal -que incluye a todas las personas en edad de jubilar- que financia con impuestos generales (New Zealand Superannuation Fund) y mediante un sistema de ahorro voluntario subsidiado por el estado de carácter complementario (KiwiSaver) que se financia con aportes del empleador y de los trabajadores, además de una amplia gama de incentivos estatales.

Muchas formas para mejorar las pensiones

Desde el año 2007 rige el modelo mixto de pensiones en Nueva Zelandia -que ha sido replicado en Australia y Perú, entre otros países- que se basa principalmente en el pago de una pensión anual por parte del gobierno para todos los ciudadanos neozelandeses de 65 años o más. Actualmente, las pensiones de jubilación base alcanzan un valor de U$18.954 brutos anuales (unos 9 millones de pesos chilenos) si el jubilado es soltero o de U$14.228 brutos (unos $6.700.000 chilenos) por cada jubilado si su pareja también recibe la pensión, ya sea en el contexto de un matrimonio, una unión civil o una pareja de hecho.

Esta suma se complementa con un sistema voluntario contributivo, o sistema de ahorro para la jubilación subsidiado por el Estado. El trabajador elije un proveedor de KiwiSaver y posteriormente realiza contribuciones mensuales (del 3%, 4% u 8% del salario) a lo que suma la obligación del empleador de hacer aportes del 2% del salario bruto cada mes.

Además, como una forma de incentivar la participación en los esquemas KiwiSaver, el Estado aporta $1.000 dólares neozelandeses (aproximadamente $500.000) apenas el trabajador ingresar al sistema, a lo que se suman devoluciones fiscales, e incluso ayudas para la compra de la primera vivienda del cotizante.

La edad para la pensión universal es de 65 años, siempre que cumpla con requisitos de residencia. Por otra parte, también se permite el retiro anticipado de dinero de las cuentas voluntarias KiwiSaver para determinados fines, entre los que se cuenta la compra de una primera vivienda (sólo después de 3 años), emigración permanente, estar sufriendo dificultades financieras significativas o una enfermedad grave.

Por otra parte, el Estado asegura otro tipo de ayudas para los mayores de 65 años como son el apoyo en los gastos de vivienda y vida, tarjeta de descuentos (se otorga una vez que la persona comienza a recibir su pensión) y colaboración para el financiamiento de la estadía en una casa de retiro o para una vivienda asistida.

"Las medidas que se han vertido en el diseño del sistema de pensiones de Nueva Zelandia integran muchas de las que, creo, Chile debiera implementar, como el estímulo a un sistema de cotización de tipo colectivo, que promueva una cotización conjunta de profesionales, ejecutivos y trabajadores con aporte de los empleadores. También destaco que en Nueva Zelandia se entreguen estos beneficios extras a los jubilados, que son una muy buena alternativa para complementar las pensiones", declaró el senador Eugenio Tuma.

Además, el parlamentario realizó una crítica al sistema chileno. "Hace algunas semanas realizamos un seminario internacional de reforma a las AFP en el Senado, y se llegó a la absoluta convicción de que debe ser reformulado. No puede ser que tengamos un sistema de administración de Fondos de Pensiones que vaya solo en beneficio de las empresas y del Mercado de Capitales, necesitamos un Sistema de Previsión Social que garantice, lo que es de sentido común, que son las pensiones dignas a los trabajadores. Debemos tomar el ejemplo de Nueva Zelandia y de otros países que han seguido esta línea”, concluyó.

 











    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet