Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |
A raíz de la serie de roturas de matrices de agua potable ocurridas en en Santiago, Chile, a comienzos de 2013, decidimos averiguar cómo funciona uno de los sistemas más innovadores del mundo: la red de agua potable de Singapur. Ésta se caracteriza por su alta tecnología y calidad, junto a un método ejemplar para reciclar aguas residuales cuyos detalles presentamos en la siguiente nota.

Singapur conforma un territorio insular pequeño y con recursos limitados; rasgo que ha motivado a sus autoridades a establecer un esquema que evite el despilfarro del agua mediante la inversión en infraestructura tecnológica, planificación y gestión eficaz de este elemento. Como esta ciudad-Estado no tiene  aguas subterráneas naturales o acuíferos que almacenen la lluvia, ha debido establecer diversos mecanismos para asegurar la sostenibilidad a largo plazo de este recurso estratégico.

Método innovador: "los Cuatro Grifos Nacionales"

Su oferta sostenible de agua surge de cuatro fuentes:
  • Las cuencas hidrográficas locales.
  • La importación: se realiza a través de tuberías procedentes desde Malasia, en virtud de dos acuerdos bilaterales: el primero expiró en 2011 y el segundo expirará en 2061.
  • El agua reciclada NEWater: este sistema utilizado desde el 2003, proporciona agua limpia a partir de la purificación de aguas residuales. Las cuatro plantas que tiene Singapur cubren el 30% de la demanda nacional de este recurso. No obstante, para el 2060 se espera triplicar la capacidad actual para que NEWater cubra el 50% de la futura demanda.
  • La desalinización: este método permite convertir el agua de mar en agua potable, aunque es más costoso que el NEWater. Su segunda planta se terminará este año y podrá generar 70 millones de galones diarios (mgd). Para el 2060, se espera aumentar la capacidad de desalinización en casi 10 veces para que esta fuente supla el 30% de la demanda futura.

La autoridad encargada del suministro de agua potable, es la agencia nacional llamada Public Utilities Board (PUB). Ésta maneja un sistema de distribución que comprende 14 depósitos de agua cruda, seis plantas de tratamiento, 14 depósitos de almacenamiento, y alrededor de 4,800 kilómetros de tubería. Con este servicio se abastece a más de cuatro millones de personas, evitando en todo momento la pérdida del recurso hídrico.

La base de la sostenibilidad de este método singapurense es el sistema de captación de agua (tanto pluviales como residuales). Desde 2011, el área de captación se ha incrementado desde la mitad a dos tercios de la superficie terrestre del país, luego de la construcción de los embalses de la Marina, Punggol y Serangoon.

Las fuentes en detalle

La creciente demanda de agua hizo que en 1986 se instaurara un programa de recolección de agua de lluvia a través de ríos, arroyos, canales y desagües, que luego es almacenada en los 17 depósitos conectados por una serie de tuberías. De esta forma, el exceso de agua puede traspasarse desde un depósito a otro, optimizando la capacidad de almacenamiento. Esto ha convertido a Singapur en uno de los pocos países del mundo que recoge las aguas pluviales urbanas a gran escala para el suministro de agua.

En cuanto al agua utilizada por los clientes, también tiene su propio sistema de aprovechamiento, ya que se recoge mediante una red de alcantarillado para luego ser tratada en plantas de recuperación. El resultado es agua reciclada de alta calidad –conocida como NEWater-, en cuya limpieza participan mecanismos de membranas tecnológicas y desinfección ultravioleta, por lo que se puede beber sin problemas.

La desalinización es el último método. Hace diez años, costaba hasta tres dólares de Singapur (U$ 2,40) producir 1 metro cúbico de agua con este sistema. Sin embargo, la introducción de la tecnología NEWater redujo el costo a menos de un dólar, lo que la hace mucho más rentable. Este país tiene una de las mayores plantas de agua de mar con membrana de osmosis inversa del Asia, la que produce 30 mgd que logran suplir el 10% de las necesidades de agua del país.

Según el PUB, hoy la demanda de agua es unos 380 mgd en una población de 5.18 millones de personas, razón por la que está tratando de aprovechar el agua de los arroyos y riachuelos cercanos a la costa mediante una tecnología que procesa el agua con variación de salinidad. Esto aumentará el área de captación de agua a un 90% en 2060.

Eficiencia y conservación

El plan del PUB contempla dos áreas de acción: la administración eficiente de sus sistemas de suministro (desde la fuente hasta su red de distribución) y la implementación de medidas deconservación de agua.

La primera comprende factores como el uso de infraestructura de gran calidad, la renovación de tuberías, la detección intensiva de fugas y la reducción deltiempo de respuesta para su reparación. Todos estos elementos están incluidos en el programa de control de fugas de la red de distribución, evitando así que ocurran situaciones como las vividas en Santiago de Chile.

El proyecto que controla las condiciones del suministro es el Wireless Water Sentinel, que tiene una completa plataforma para el monitoreo en tiempo real (online) del sistema. Su implementación permitió: formar una red inalámbrica de sensores de bajo costo para vigilar los parámetros hidráulicos; agilizar la detección de fugas gracias a una sofisticada técnica de algoritmos; y medir la presión y flujo de la red. La base de este avanzado método es la visualización interactiva de datos y la recuperación de información.

En cuanto al segundo aspecto, se crearon programas educativos y publicidad para la conservación del agua, al tiempo que también se promovió el uso de agua reciclada y de agua no potable (de mar o industrial) como posibles sustitutos.

El gobierno de Singapur busca activamente involucrar a la comunidad en temas de gestión del agua, impulsando una serie de programas de educación pública desde 2004, para fomentar la conservación del agua a través de hábitos cotidianos. Esto trajo buenos resultados: el consumo per cápita en los hogares disminuyó desde 165 litros diarios en 2003 a 157 litros al día en 2009.

El NEWater Visitor Centre (abierto desde 2003) es la mayor instancia de educación pública del Public Utilities Board, ya que enseña la importancia del agua y cómo Singapur aprovecha de los avances tecnológicos para su recuperación. Además, para dar a conocer los problemas que afectan a este recurso, la agencia nacional lanzó una revista llamada PURE.

Inversiones para el “Oro Azul”

El Gobierno de Singapur descubrió que la implementación de estas nuevas tecnologías de agua (NEWater y captación de lluvias) es una potencial mina de oro, lo que motivó su impulso como un nuevo sector de crecimiento, en el que se invertirá alrededor de U$376 millones en Investigación y Desarrollo entre los años 2011 y 2016.

El PUB trabaja en conjunto con el Environment & Water Industry Programme Office (EWI), así como también recibe la colaboración de instituciones de educación superior e investigación, además del sector privado. Cabe destacar que, en cuanto a las ofertas de empleo generadas por este sector, se espera que se duplique a unos 11.000 en 2015, con un gran crecimiento en la categoría profesional y especializada.

El EWI fue establecido en 2006 por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Hídricos para aplicar la tecnología como pilar fundamental en este ámbito. La idea es aumentar la contribución del valor agregado (VA) del sector del agua de U$400 millones (0,3% del PIB) en 2003 a U$1,3 mil millones (0,6% del PIB) en 2015.

Qué pasa en Chile

Aquí, quienes se encargan del servicio de agua potable y de la recolección y disposición de aguas residuales en la zona urbana son las empresas sanitarias (Aguas Andinas, ESVAL, Aguas Cordillera, etc.). Su actuar es fiscalizado por la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), entidad que establece las normas, otorga las concesiones, aprueba los planes de desarrollo y fija las tarifas. En consecuencia, la participación del Estado en el sector de agua potable y alcantarillado, está reducida al rol subsidiario, normativo y fiscalizador.

Las numerosas roturas de matrices ocurridas en los primeros meses de este año, demostraron la fragilidad del actual sistema, pues las emergencias, afectaron a miles de personas en diversas comunas del país. Al respecto, el diputado Jorge Sabag declaró que “éste es un sistema deficiente y la mayor debilidad se presenta a nivel de infraestructura”, sentenció.

El parlamentario elogió el sistema de agua potable de Singapur e indicó la importancia de invertir en recursos para el reciclaje de aguas servidas en Chile para hacer que nuestro suministro sea realmente sostenible, sobre todo en ciudades como Concepción y Santiago. Además, Sabag señaló que “es necesario desalinizar el agua de mar, aunque sea un método más caro es urgente su aplicación en Chile, sobre todo en el norte del país”.

En este sentido, surgen nuevas iniciativas para combatir la escasez hídrica en el norte con la creación de proyectos como la planta “La Chimba” (activa desde 2003) y la “Desaladora del Sur” (aprobada a fines de 2012) que planean cubrir la demanda total de Antofagasta mediante la desalinización del agua de mar. Juntas, debieran convertir a esta ciudad en la primera de Latinoamérica en abastecer a toda su población a través de este sistema.

Proyectos como estos dan inicio a una etapa de innovación que podría mejorar el futuro hídrico de Chile, que desafía al mejoramiento en la calidad del servicio y una mayor diversificación de sus fuentes.











    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet