Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Es el proyecto de cooperación abierta más trascendente en el siglo XXI. Impulsado por el gobierno de China, tiene como objetivo de conectarse por vía marítima y terrestre con Europa. La materialización de esta iniciativa supone una gran cantidad de proyectos de infraestructura, que a futuro traerían mayor dinamismo económico a dichas regiones. Su potencialidad para nuestro país se discutirá en el seminario “Una franja, una ruta: nuevas oportunidades para el comercio entre Latinoamérica y China”, más detalles de este evento a continuación.

Proyecto de cooperación abierta que uniría a China con el mundo

La iniciativa de Una Franja, Una Ruta (OBOR por sus siglas en inglés) es considerado como uno de los proyectos de integración económica y política más ambicioso del comienzo del siglo XXI. Tal como lo reconoce el gobierno chino a través de su documento oficial, se trata de la Nueva Ruta de la Seda, un proyecto de cooperación y beneficio mutuo en el contexto de un mercado global dominado por la paz, pero también por la complejidad de las relaciones internacionales.

Para ello, el proyecto tiene como propósito recrear las rutas de prosperidad de la vieja ruta de la seda, donde no solo se intercambiaron bienes, sino también ideas, visiones culturales, materias primas, buenas prácticas, mercancías con valor agregado y personas, principalmente con la región Euroasiática. Según un artículo publicado por el economista australiano Usman Chohan, el proyecto Una Franja, Una Ruta tiene dos vías principales, una marítima y una terrestre.

El Corredor Económico China-Paquistán es un ejemplo de integración por ambas vías, incorpora más de 60 mil millones de dólares en inversiones durante un período entre 5 y 10 años, donde se levantarían caminos, proyectos energéticos, servicios de logística, almacenamiento, puertos y vías de transporte terrestre. “OBOR es, por lo tanto, un Plan Marshall del siglo XXI, ya que contribuye a equiparar el capital sobrante de China con la naturaleza de alto riesgo de las inversiones en Paquistán”, señala Chohan.

Ahora bien, si esta Nueva Ruta de la Seda se plantea inicialmente con énfasis en la integración con Eurasia a través de capitales chinos ¿dónde quedan países como Chile que están fuera de dicho eje geográfico? Si bien el documento oficial plantea que se trata de una iniciativa de respeto y coexistencia pacífica que respeta la soberanía territorial de los Estados, se trata de un proyecto de cooperación abierta para todos los países y organizaciones nacionales o regionales que quieran beneficiar y beneficiarse de sus amplias áreas. Esto se evidencia en que en la visita oficial realizada por la Presidenta a China en mayo de 2017, invitada al Foro Una Franja, Una Ruta y en la incorporación del país en el Banco Asiático de Inversión e Infraestructura (BAII).

La interrogante anterior será parte central de la discusión que mantendrá el ex presidente y embajador en Misión Especial para el Asia Pacífico, Eduardo Frei, el ministro de Energía, Andrés Rebolledo, el embajador de China en Chile, Li Baorong, el presidente de la Cámara China de Comercio, Wang Guiqing y la directora ejecutiva de Asia Reps, Yunghan Shen durante el seminario “Una franja, una ruta. Nuevas oportunidades para el comercio entre Latinoamérica y China”, a realizarse el lunes 24 de julio a las 8:30 en el salón Pedro de Valdivia del Hotel Sheraton.

Quienes quieran asistir a este encuentro podrán hacerlo mediante la reserva a seminariocccme2017@asiareps.cl












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet