Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Defender el libre pensamiento y dejar el razonamiento común que limita la creatividad, fue el centro de la conferencia que el profesor japonés Masashi Shimizu presentó como “Robótica: la importancia de la libertad creativa” el día viernes 25 de octubre en el Palacio Edwards de la Academia Diplomática Andrés Bello, donde asistieron funcionarios de cancillería y representantes de la Embajada de Japón en nuestro país.

 

Una mirada hacia el futuro

 

Luego de dedicar una vida a la academia en el Instituto Tecnológico de Tokio, el doctor Masashi Shimizu decidió llevar a cabo una jubilación activa como investigador en temas de creatividad robótica en el Instituto Tecnológico de Maebashi en Japón, donde además ha estado directamente vinculado con grandes empresas como Honda y Mitsubishi.

 

En la actualidad, las actividades de investigación del doctor Shimizu buscan responder a inquietudes formuladas por diversas empresas, sin embargo su objetivo principal es encontrar soluciones creativas a problemas futuros, que van desde asuntos cotidianos como la organización de la vida diaria, hasta los sistemas de producción a gran escala en fábricas e industrias.

 

El desarrollo de la creatividad reflejado en la robótica

 

En su exposición destacó los avances de la robótica en su país, mostrando imágenes del robot Asmo desarrollado por Honda y que posee habilidades para caminar, responder a órdenes precisas y comportarse casi como un humano cuando interactúa con personas.

 

Sin embargo la creación de un robot no solo es fruto de un proceso largo de investigación y ensayos, sino también consecuencia de una profunda actividad creativa. Según Shimizu “para generar ideas es necesario desarrollar habilidades, y para ello es importante comprender el mundo en el que vivimos, ya que es donde encontramos las respuestas”.

 

Su presentación contó con datos interesantes sobre la evolución de la humanidad, demostrando algunas de las consecuencias que veremos en el futuro, señalando que “desde 1800 hasta ahora se ha incrementado el consumo de energía, metales, la producción de alimentos y la población mundial, sin embargo se espera que a partir del 2050 se requiera de nuevas energías a base de otros recursos, por lo que será necesaria la producción de nuevas ideas y para hacerlo necesitamos pensar muy libremente y desarrollar más habilidades”.

 

El sentido común como factor que perturba el conocimiento

 

Utilizando varios juguetes y objetos de distintas formas y texturas, el profesor Shimizu demostró como se puede innovar refutando algunas leyes como la gravedad, la ley de atracción o las de causa y consecuencia, principalmente a través de simples cambios de perspectiva o en una posición distinta respecto a los objetos, que muchas veces ha sido impuesta por el sentido común.

 

De esta manera, para el investigador nipón el sentido común sería un factor que perturba el conocimiento, por cuanto este se fundamente en la creencia de leyes naturales, las que pueden variar según distintos factores. “Lo contraproducente del sentido común es que nos dice quienes somos, además de que creemos y que no, por eso es importante deshacernos de él para estimular una creatividad libre”.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet