Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

El economista en jefe para América Latina y el Caribe del Banco Mundial explicó detalladamente los desafíos de la región para fortalecer su intercambio con el gigante asiático. En una conferencia de prensa transmitida vía internet, Augusto de la Torre confirmó una desaceleración del crecimiento latinoamericano que para el 2011 rondaría por un 4,5%.

 

A juicio del economista, la región latinoamericana ha tenido -en promedio- un crecimiento por encima de países de mediano crecimiento, con una importante reducción de la pobreza y un comienzo por la reducción de la desigualdad de ingreso. Sin embargo, agregó De la Torre, “el sol ha brillado distinto para los países latinoamericanos”.

 

En relación al crecimiento subcontinental, el vocero del Banco Mundial indicó que se pronostica inferior a lo que fue el 2010 y se estima que el 2011 ascenderá a un 4,5%, “dependiendo del crecimiento de Brasil, la nación predominante”.

Augusto de la Torre reiteró que es difícil hacer estimaciones precisas debido a la incertidumbre mundial. Pese a ello, sostuvo que el peor escenario para América Latina estaría dado por un evento como la caída de Lehman Brothers (2008), para lo que se requeriría de una gran capacidad para amortiguar ese schock.

 

El otro escenario más benigno, y en el que más se cree, es la continuación de un desacoplamiento donde los países emergentes seguirán creciendo, siempre que China siga manteniendo las actuales tasas de crecimiento y los precios de los commodities no bajen. “Necesitamos seguir construyendo amortiguadores fiscales para soportar un choque externo y así enfrentar un ciclo económico adverso”, agregó.

El especialista comparó los beneficios que obtuvieron los tigres asiáticos en su relación con Japón tanto en réditos económicos como aprendizajes tecnológicos: “La conexión de América Latina con China está acompañada de exportaciones pero no de inversiones en la región”.

 

De la Torre insistió que las naciones latinoamericanas deben contar con una mayor capacidad para aprender de los intercambios con el gigante asiático, aunque ya “hay lugares luminosos como el modo de producción de commodities: se está tomando distancia del modelo de enclave, en especial en Argentina y Brasil que siguen grandes revoluciones tecnológicas en el rubro agrícola y con importantes perspectivas de futuro; asimismo la industria del cobre en Chile que no es enclave sino producción de encadenamiento”.

Consultado sobre las señales que –en Brasil- han dado por fortalecer un proteccionismo, el experto aclaró que obedecen a tensiones puntuales y agregó que “cuando China irrumpió en el comercio internacional, la principal preocupación fueron sus productos fabricados con mano de obra barata. Pero en lugar de desplazarnos, nos jaló”.

Asimismo, se refirió a la necesidad de una mirada de largo plazo: “los latinoamericanos seguimos enfocados en la coyuntura, en un debate sobre lo que ocurrirá los próximos meses, y eso está dentro de nuestra cultura. Pero para crecer a un ritmo alto con equidad social se deben implementar reformas pendientes por años. Hace 100 años éramos el 30% del PIB norteamericano y hoy seguimos siendo el 30% del PIB norteamericano”.

 

> Descargue el informe completo Crecimiento a largo plazo de América Latina y el Caribe. ¿Hecho en China? (Banco Mundial, septiembre 2011).

 












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet