Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Mediante un sistema que considera las necesidades básicas de la vejez, el Fondo Central de Previsión de Singapur (CPF) entrega la posibilidad de que los ahorros logrados puedan dividirse en aportes para gastos médicos, de vivienda y bienestar. Pese a que la edad de jubilación en la ciudad Estado es a los 64 años, se permite que después de los 55 se pueda comenzar a hacer uso de los fondos habitacionales. Más datos de este sistema, en la siguiente nota.

Un sistema basado en tres tipos de fondos para complementar la jubilación

Las pensiones en Singapur son administradas por el sistema previsional de Singapur o Fondo Central de Previsión (CPF por sus siglas en ingés). Creada en 1955, ha funcionado desde entonces como un esquema de ahorro obligatorio que no solo involucra a los trabajadores, sino también a sus empleadores. Esta doble dirección en la obligatoriedad tiene como propósito asegurar la jubilación de los singapurenses sin necesidad de introducir una pensión de vejez.

Desde la década del cincuenta hasta ahora, la ciudad-Estado ha tenido una gran transformación en su economía y sociedad. Por este motivo, el sistema de previsión ha tenido que ir en consonancia con el desarrollo del país, por lo que ha ampliado sus recursos y el tipo de prestaciones, a través de tres tipos de cuentas: vivienda, salud y gastos propios del ahorro, lo que se conoce como el ABC de la jubilación.

Si bien en su comienzos, tanto los empleados como los empleadores aportaban un 5% del salario, el monto de contribución se ha incrementado progresivamente. Primero en un 25% en 1985, pero luego bajó a la mitad debido a las crisis económicas en la década de los noventa. Desde el 1 de enero de 2016, el aporte de los trabajadores es de un 20%, mientras que el empleador aporta un 17%.

Los aportes por parte de los empleados cuentan también con alternativas para ahorrar voluntariamente y contribuir en el aumento de los fondos. Una de ellas puede realizarse a través transferencias bancarias, o depósitos directos en montos libres, que se conocen como CPF Life, los que fueron implementados el año 2009. Su propósito es complementar la pensión final.

Según el propio CPF en un documento de antecedentes presentado ante la OCDE, el marco de la seguridad social en Singapur se basa en los principios de la libre prestación y la autosuficiencia, es decir que la responsabilidad de tener una buena jubilación recae en el propio individuo a través de cuentas individualizadas y un plan de aporte claramente definido tanto para los trabajadores como para sus empleadores, pero que se enfoca en constituir el ABC antes de los 55 años.

Pese a que en la actualidad la edad de jubilación es a los 64 años –aumentará a 65- después de los 55 años, explica el documento, las personas pueden hacer uso de algunos de los beneficios del ABC, como por ejemplo el relacionado con la vivienda. Sin embargo, los montos dependerán del “legado” de aportes que haya realizado el beneficiario y su sostenibilidad a largo plazo, por lo que el CPF no patrocina la compra de viviendas, sino que entrega los fondos previamente asignados.

Manejo financiero y político del sistema de pensiones

El manejo financiero este sistema muestra un esquema sencillo de inversión, donde el Estado cumple un rol de garante en la seguridad en el manejo de las pensiones. El interés principal del Fondo Central de Previsión es que pueda asegurar su sostenibilidad a largo plazo, y esto a su vez se logra evitando grandes fluctuaciones. Por esta razón, los fondos están invertidos en títulos especiales del gobierno, con tasas de descuento fijo y una tasa de interés ponderada. Este tipo de inversión asegura estabilidad en los pagos mensuales.

Desde el plano político, según un artículo de Jon Blöndal de la División de Governanza Pública de la OCDE, sobre el funcionamiento administrativo del CPF, el Parlamento tendría un papel limitado en el proceso presupuestario del CPF, ya que no puede intervenir en temas de esta índole por su propia naturaleza constitucional, sin embargo el Presidente de la República cumple un papel inusual, ya que actúa como guardián fiscal

No obstante el papel limitado del Parlamento, la Oficina del Auditor General es el órgano que se encarga de supervisar el manejo correcto de los recursos del CPF. Como órgano independiente del gobierno, informa sobre las irregularidades, incumplimientos y cuida de que no se produzcan ineficiencias o despilfarros. Para revisar las observaciones de auditoría, el auditor realiza dos cuentas públicas orientadas a altos mandos del gobierno.

Valoración del sistema de pensiones de Singapur desde la realidad chilena

Si bien la realidad política y económica de la ciudad Estado es muy diferente a la de nuestro país, consultamos a dos parlamentarios pertenecientes a la Comisión de Desarrollo Social, Superación de la Pobreza y Planificación, respecto a qué características de este sistema valoran, además de qué aspectos podrían mejorarse en nuestra realidad previsional.

El diputado Miguel Ángel Alvarado, presidente de dicha comisión, evaluó positivamente el caso singapurense por la existencia de un fondo destinado exclusivamente a la salud. “Estamos viviendo 84 años en promedio y nuestra expectativa de vida va a seguir creciendo. Si no somos capaces de aumentar los aportes económicos inmediatos por distintas vías, mejoremos donde se gasta más que es en salud. Por consiguiente, hay que apuntar a lo que hace bien Singapur, que no solamente se enfoca en los recursos financieros de los individuos, sino a todo el sistema soporte que lo envuelve”, destacó.

Asimismo, el parlamentario valoró la posibilidad de que exista un aporte para conseguir una vivienda propia. “Esto es básico, porque es parte fundamental y los gastos propios de la jubilación aquí se podrían optimizar. Es importante tener una mirada macro, no solamente cuánto se le puede subir a individuo sino que este individuo se mueve en un contexto social que hay que optimizar”, agregó”.

Por su parte, la diputada Alejandra Sepúlveda valoró las características descritas, pero además propuso que es necesario que los aportes comiencen antes de la edad adulta. “Es bien importante tener en cuenta legislación comparada de cómo lo están haciendo distintos países. Hay varias cosas que se pueden hacer en este sentido, sin duda volver al sistema de reparto no es lo más lógico, sino algo mixto que permita tener lo que se logre a través de la capitulación individual, pero al mismo tiempo lo que tiene que ver con el aporte del Estado y del empleador que es lo que hace el sistema de Singapur. Pero yo también agregaría que cuando un niño o niña nace, pueda tener estímulos para protegerlo desde ese momento, a través de un bono, que se vaya capitalizando con los años”, expuso.

De igual manera, en cuanto a la posibilidad de que el aporte al fondo de jubilación lo haga tanto el empleado como el empleador, el diputado Alvarado se mostró de acuerdo con esta característica. “El sistema chileno podría mejorar en todos estos ámbitos, pero además del aporte que pudiera hacer un empleador, es necesario que tengamos sueldos adecuados, por lo menos que el sueldo mínimo actual se duplique. Si el trabajo fuera fijo y no tuviéramos el miedo de si nos van a renovar o no el contrato. Lo mismo si tuviéramos empleadores que paguen de verdad las cotizaciones y no finjan que lo hagan, como ha sucedido. En el papel todo puede resultar maravilloso, pero si se parte de trabajos precarios con lagunas previsionales importantes, no vamos a llegar a la etapa final de nuestra vida en las condiciones adecuadas”, señaló.

En relación al manejo y control que se realiza en la gestión de las pensiones, la diputada Sepúlveda se refirió a la importancia de administrar adecuadamente los recursos. “Lo que me preocupa es que cuando se logre jubilar no se tenga el monto suficiente, por eso es que el manejo que se haga de estos fondos es algo que debe preocuparnos a todos. Supervisar cómo se utilizan los recursos y no que por un mal manejo, las personas sean una carga para el Estado habiendo tenido la posibilidad de tener una buena jubilación”, afirmó.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet