Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

El evento fue organizado por el Centro de Estudios de Relaciones Internacionales (CERI) perteneciente a la Facultad de Gobierno de la Universidad del Desarrollo (UDD). Algunas de las ideas planteadas por Daniel Markey, profesor adjunto de la School of Advanced International Studies (SAIS), en la siguiente nota.

Cambio en la imagen de China

Una de las primeras ideas expuestas tuvo que ver con las transformaciones que se llevan a cabo en el gigante asiático y la orientación internacional que se les da desde el gobierno con el fin de convertirse en el motor del crecimiento económico mundial. “Ciertas partes de China están más conectadas con la economía global, como Shanghai o ciudades a lo largo de su costa este, que han crecido rápidamente, mientras que otras partes lo han hecho más lentamente hacia sus provincias occidentales. Por lo tanto ha sido un desarrollo desigual que ha llevado a un esfuerzo por reequilibrar. Y como señalo en el libro, ese proceso de tratar que China occidental crezca más rápidamente ha llevado a centrarse más en los Estados occidentales de Eurasia continental para intentar conectarse allí”, comentó.

Asimismo, se refirió a un cambio en la imagen de China en el concierto internacional post pandemia y en medio de una guerra comercial latente. “Es un cambio en cuanto a lo planteado por Deng Xiaoping sobre ocultar capacidades y esperar. En otras palabras ser muy paciente y ver el crecimiento, el poder y la riqueza de China, pero mantenerlo bajo perfil, no lucirse ante otros Estados y no usarlo como una herramienta de poder. Eso ahora ha cambiado a un nuevo eslogan bajo el presidente Xi Jinping de luchar por el logro. Finalmente se quita la máscara y deja que el mundo vea el gran poder y la capacidad de China. Esto realmente es mucho más ambicioso y mucho más abierto”, agregó.

China, India y Pakistán

Otro de los temas abordados por Daniel Markey es la posición de China en su contexto geográfico, principalmente en el sur de Asia. Allí, la situación de complejidad se expresa en el vínculo con Pakistán y las repercusiones en la relación con India. “India y Pakistán están frecuentemente enfrentados. Hemos visto guerras y crisis repetidas durante décadas. Esas historias son muy similares a lo largo del tiempo. Luego de investigar por largo tiempo, comenzamos a ver la creciente importancia y participación de China en la región, y mi conclusión es que China está cada vez más involucrada en Pakistán. Esa participación pone a la India muy nerviosa y preocupada por la extensión del poder y las capacidades militares de China a su vecindario. A esto se agrega el hecho de que India y China también son vecinos y tienen un límite territorial en disputa. Entonces cuando se suman estas cosas, se obtiene una creciente desconfianza y preocupación”, sostuvo.

En la misma línea, agregó que el enfoque de India respecto de su relación con China tampoco abona a una interacción menos conflictiva. “El primer ministro Modi es un líder mucho más nacionalista y orientado al poder que sus predecesores. Pero mucho de eso, creo, también se relaciona con otras dinámicas que dicen más sobre la evolución del papel de China. En el último año hemos visto un aumento en los enfrentamientos entre India y China a lo largo de su disputada frontera. Esta línea de control real y otras partes de esa frontera que se extienden hacia el este, ha incluido decenas de muertes resultantes de enfrentamientos armados que se dicen desarmados, pero que son enfrentamientos al fin”, dijo.

En relación al tipo de conflicto que existe en la zona, narró cómo se han producido los enfrentamientos. “En realidad tienen armas muy primitivas, murciélagos cubiertos de alambre y otras cosas que se arrojan unos a otros. Esta es un área difícil de combatir. Afortunadamente, todavía no se ha escalado al uso de aviones o artillería ni nada de eso, pero es bastante posible. Y eso refleja que tanto India como China han acercado sus ejércitos a esta disputada frontera y han tomado posiciones para tratar de defender estas fronteras. Tácticamente, perciben ciertas ventajas en el territorio montañoso. Se pueden obtener ciertas ventajas tomando las alturas y básicamente mirando hacia abajo al adversario. Por tanto, ambas partes han estado buscando aprovechar sus oportunidades tácticas siempre que pueden. Y es probable que esto continúe. Así que existe este tipo de competencia directa entre India y China”, comentó.

Al conflicto anterior, se refirió a la arista económica que involucra a China y Pakistán donde señaló que la inversión en este país ha adquirido un carácter nunca antes visto.

La energía como estrategia

Otro de los temas abordados por Markey fue el desarrollo energético por parte de China y la situación actual de su interdependencia, principalmente con países proveedores. “China necesita hidrocarburos y los encuentra en Medio Oriente y Rusia, los compra en cantidades enormes. Esto se puede comprobar en la historia. Eso es lo primero que llevó a importantes inversiones chinas en el sector energético. Esto es lo que une a China con Irán, Arabia Saudita y los otros estados del Golfo Pérsico, pero también está en el centro de la relación China-Rusia, porque China compra una enorme cantidad de energía a Rusia. Por lo tanto, este es realmente el motor de todas estas relaciones”, señaló.

Sobre los esfuerzos realizados para contar con cierta independencia energética, remarcó que existe una estrategia clara. “China quiere energía, especialmente a medida que los precios mundiales de la energía han bajado y la demanda ha bajado. Por otra parte, los países proveedores ven a China como un comprador esencial de su principal recurso natural. Así que, de una manera extraña, dependen más de China, que China de ellos. Eso se debe en parte a una inteligente estrategia para diversificar globalmente sus fuentes. Entonces China compra en África, en Asia y en todas partes, de verdad. Y al hacerlo, se vuelve menos dependiente de una sola fuente. Y, por lo tanto, ninguno de estos vendedores, incluso los grandes vendedores como Arabia Saudita, han ganado influencia sobre China”, comentó.

Además, parte de esta estrategia incluiría el desarrollo de energías no fósiles. “Históricamente Beijing estaba bastante preocupada por la posibilidad de que pudiera perder el acceso a la energía, sin embargo, ahora en realidad el problema es inverso. Tiene todos los lugares diferentes en los que puede comprar, además que Xi Jinping ha elaborado una agenda muy ambiciosa para la ecologización de los recursos energéticos a lo largo del tiempo”, afirmó.

Futuro de la guerra comercial

La relación sino-estadounidense fue otro de los temas que tocó Daniel Markey. En su opinión las desavenencias entre ambas potencias seguiría su curso independientemente de quien esté en la presidencia de Estados Unidos. “La diferencia más importante entre la administración de Biden y el gobierno de Trump es la naturaleza de la relación con sus aliados. Esto es central. Continuará la frustración y preocupación, incluso algo de hostilidad entre Estados Unidos y China, o Estados Unidos y Rusia, esto sin importar quién esté en la presidencia”, señaló.

Asimismo afirmó que la potencia norteamericana seguirá fortaleciendo la relación con sus aliados. “La relación con Europa, con la OTAN, con nuestros aliados y amigos tradicionales como Japón, Corea, va a mejorar significativamente en una administración de Biden. El enfoque de la administración Trump sobre estas relaciones fue extraño y anormal para un presidente estadounidense. Por supuesto, a los presidentes anteriores les preocupaba que nuestros socios de la OTAN no estuvieran pagando lo suficiente por su defensa y demás. Siempre hubo disputas con Francia sobre diferentes formas de aplicar las políticas. No estábamos de acuerdo con gran parte de Europa, digamos, sobre la guerra de Irak. Entonces siempre ha habido diferencias. Pero la reducción de los esfuerzos de cooperación con estos socios tradicionales durante la administración Trump es algo que nunca antes habíamos visto”, añadió.

Por último, se refirió a la guerra comercial y a las relaciones internacionales post pandemia. “Todo está patas arriba y anhelamos volver a algo que parece al menos más normal en nuestra comprensión de cómo la política estadounidense debe manejar ciertos conceptos fundamentales. Hay ciertas relaciones que deberían volver a ser como antes, tanto por los hecho por Trump como por el Covid-19. Creo que ciertas cosas pueden recuperarse y reconstruirse”, sentenció.

Vea toda la conferencia del profesor Daniel Markey, en el siguiente video.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet