Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |
Mientras en Australia el abandono de animales domésticos es sancionado con penas de hasta cinco años de cárcel y multas de U$100.000 dólares, en Chile se planea seguir los pasos del país oceánico por medio de un proyecto de ley -ya aprobado por la Cámara de Diputados y que se encuentra pronto a pasar al Senado- que considerará estas acciones como delito y las castigará con hasta tres años tras las rejas y el pago de más de un millón de pesos.

La realidad australiana

En Australia el problema del abandono animal es grave, y se estima que los 22 millones de habitantes han generado más de 500.000 mascotas abandonadas, por lo que se tomaron medidas por medio de la legislación que llevó a que en todos los estados y territorios del país se considere delito abandonar a un animal doméstico.

Las penas para quienes abandonen a su mascota son altas y contemplan cárcel y fuertes multas en dinero. En el caso de Australian Capital Territory son dos años de presidio y U$22.000 de multa, en New South Wales cinco años y U$22.000, en Queensland dos años y U$ 100.000, en South Australia cuatro años y U$ 50.000, en Tasmania uno año y medio y U$26.000, en Victoria dos años y U$29.000 y en Western Australia cinco años y U$50.

¿Cuáles son las razones que los australianos suelen esgrimir para abandonar a sus mascotas? el cambio de casa, viajes, separaciones matrimoniales y falta de tiempo, alcanzan el 72%. Más atrás se encuentra el mal comportamiento del animal (15%) y motivos económicos (12%). Los perros encabezan la lista de animales reportados como abandonados -con un 46%, seguido de un 42% de los gatos y 12,6% de otros animales- y cada vez que esto ocurre la autoridad competente los entrega a la Sociedad Protectora de Animales y comienza una investigación para dar con el dueño y averiguar los motivos del abandono.

El desarrollo de la ley en Australia

El antecedente de las leyes de bienestar animal modernas, que rigen los estados y territorios de Australia -y que hoy planea imitar Chile- se tomó prestado de la normativa del Reino Unido, que en la segunda mitad del siglo XIX convirtió el abandono animal en un delito penal. Y desde a promulgación de la primera ley australiana -el año 2000-, sus autoridades no han parado de idear formas de disminuir las cifras de abandono e incluso han preparado estrategias de futuro al respecto:

  • Se espera homogeneizar en el corto plazo la legislación en todos los estados.
  • El gobierno solicitará colaboración a las diversas ONGs interesadas para realizar campañas.
  • Se buscará implementar un sistema de confiscación de animales abandonados más simple.
  • El registro del animal -hoy obligatorio- deberá renovarse anualmente.

Por último, Australia comenzará a implementar fuertes campañas de adopción para que los animales abandonados puedan encontrar una nueva -y responsable- familia. Para ello, se está trabajando en:

  • La implementación de centros de adopción de calidad, con personal bien entrenado.
  • Centros de adopción móvil para aumentar la exposición de la comunidad .
  • Una mayor inversión en campañas de adopción y su difusión.
  • Asesoramiento para todos los potenciales propietarios para una adopción responsable.
  • Programas eficaces de evaluación y modificación de conducta para todos los animales disponibles para adopción.

Chile se suma a los fuertes castigos

En el caso chileno, la normativa que actualmente se discute en el Congreso prohíbe el abandono de animales y estipula que "será considerado maltrato y crueldad animal, y sancionado" complementando la ley 20.380, escasamente aplicada por los Tribunales de Justicia, ya que jamás se dictó el reglamento que establecía la sanciones ni menos como debe ser aplicado su articulado, por lo que se constituyó en una ley inaplicable.

De esta forma, ahora la ley castigará el abandono con "pena de presidio menor en sus grados mínimo a medio y multa de dos a treinta unidades tributarias mensuales, o sólo con esta última", es decir, 61 días a tres años y un día de cárcel y/o entre $82.000 y $1.200.000 de multa.

"En Chile se sanciona legalmente el maltrato animal, pero no el abandono de mascotas, lo que permite que los dueños de animales los arrojen en vertederos, quebradas y lugares alejados e incluso en zonas rurales, sin tener ningún tipo de castigo. Efectivamente lo que hay que hacer es lo que ha hecho Australia, perseguir estos actos y ser severos frente a estos casos absolutamente lamentables", sostuvo el diputado Enrique van Rysselberghe.

"Imagínese lo que les ocurrió a los australianos, que tenían una mascota abandonada por cada 40 habitantes. Es una cifra escandalosa y seguramente nosotros no estamos alejados de esta realidad, por lo que considero que esta ley no puede esperar más. El abandono es maltrato y trae consigo sufrimiento para el animal y problemas sanitarios para la población, por lo que debe tener penas ejemplarizadoras. En este sentido, he planteado que la pena aumente en un grado si el abandono se realizara en una zona rural", complementó el congresista.

El proyecto de ley ya fue aprobado en general por la Cámara de Diputados y pasó a la Comisión de Salud para un nuevo informe que permita su aprobación en el Senado.











    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet