Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |
La India más allá del exotismo y la religión es el retrato que describe el libro “In Spite of the gods. The rise of modern India” (2007 - disponible en la BCN) del periodista inglés Edward Luce. A través de un relato lleno de anécdotas y experiencias en terreno, nos muestra una India, por momentos, cruda y sin eufemismos, que pelea por convertirse en una de las grandes potencias del siglo XXI. Este camino lleno de bemoles y contradicciones es la ruta que propone Luce para conocer India.
 

Una mirada sin tapujos de la India

 

Cuando uno se adentra en la India de Edward Luce inevitablemente salen a la palestra miles de preguntas. La mirada romántica con la que los indios ven a su país –y con la que Occidente los observa- va diluyéndose en una realidad un poco menos de ensueño en la que, la pobreza de las aldeas, la corrupción política, el sistema de castas abolido, pero vigente, se trasforman en protagonistas.

 
Según el autor, el gran hito económico de India y el inicio de su despegue se encuentra en 1991, cuando comienza su liberación económica. De la mano del slogan “la mejor cura para la pobreza es el crecimiento”, acuñada por el en ese momento ministro de Hacienda de la India Manmohan Singh –actual primer ministro-, se da inicio a su reconocimiento internacional en el que las tecnologías de la información y comunicación (TICs), los call centers, Bollywood, el poder militar y nuclear cumplen un rol clave.
 
Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas. Esta “salida al mundo” arrastra una realidad donde la vida en las aldeas es mirada por las elites como la cuna de la vida india, por ende el lugar donde se visualiza mejor la filosofía de Gandhi y las raíces del pueblo. Esta concepción lleva a que se les confiera una calidad de “sagradas”, un museo donde la pobreza ronda sin miramientos. Este escenario lleva a los habitantes del sector rural a migrar de manera no voluntaria a la ciudad, en busca de mejores condiciones de vida, que les permitan, al menos, cubrir los servicios básicos de agua y luz, que en las aldeas son privilegio de pocos.
 
No obstante, esta llegada masiva a la ciudad no asegura mejores condiciones. Pero sí entrega señales de cómo se va configurando el mercado laboral indio. Luce señala que existen 470 millones de trabajadores, de los cuales sólo 35 pagan impuestos y el resto desarrolla labores informales. De los 35 millones, 21 son empleados del sector público y 14 pertenecen al sector privado, en los que sólo un millón forman parte del mundo de las TICs, back office y call centers. En este panorama, la burocracia y las leyes laborales no respetadas pueden generar desequilibrios tales, que el autor se atreve a afirmar que los únicos sectores visibles en cuanto a crecimiento en el área de manufacturas son el farmacéutico y biotecnológico. Este dato los ha obligado a mover su producción al ámbito de la mano de obra calificada, única manera en la que pueden competir con China.
 

La corrupción: el cáncer de la sociedad india

 

Un dicho popular se acuña en la India para quienes trabajan en el Estado: “si no estás ganando dinero, debes ser realmente estúpido”. Con esta afirmación Luce nos introduce al mundo de las instituciones del Estado en India. Un espacio donde la corrupción es parte del ecosistema, y está legitimado como una función más de quien se desempeña en este sector.

 
“La corrupción es una forma de decir que eres alguien”, le explicaba a Luce, el cientista político Pratap Bhanu Mehta. Este rasgo ha convertido a India en una nación “rica – pobre con un Estado débil – fuerte”. Este panorama se mezcla con un entramado de castas, que aunque abolidas en el papel, se manifiestan con intensidad en las villas, en las que el dharma se hace sentir. A pesar de todo, Luce muestra estados de la India en los cuales se han realizado transformaciones que ejemplifican que la corrupción no es un destino fatal para la nación india.
 
Pero ¿qué oportunidades tienes las castas menos favorecidas de ejercer el poder en India? Según Luce muchas más de las que uno podría pensar. Ello porque la mitad de la India pertenece a “las castas bajas” (entre las que se encuentran también los dalit), lo que obliga a los políticos, en tiempo de elecciones a negociar con los partidos a los que pertenecen estos “grupos”. De hecho, asevera que las castas bajas usan la política para vengarse de las castas altas y compensar su estatus. ¿Cómo? Gracias a que el 50% de los puestos públicos están reservados a este segmento, logrando cupos en el gobierno nacional y local. “El poder político es la llave maestra con la que puedes abrir cualquier candado” decía Kanshi Ram, fundador del Partido Bahujan Samaj, BSP en sus siglas en inglés o Mayoría del Pueblo en su traducción.
 
Sin duda, más allá de los dioses, India crece y se transforma al son de un sistema complejo y por momentos caóticos, que para Edward Luce constituye una paradoja perfecta.


FICHA DE LA PUBLICACIÓN
Título: In spite of the gods : the rise of modern India
Autor: Luce, Edward, 1968-
New York : Anchor Books, 2008
Número de páginas: 383
ISBN:    
9781400079773











    Comentarios publicados



  • Escrito por rgr | 25/04/2011 09:17
    Un magnífico libro sobre India. Me encantó!!!



 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet