Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Transformarse en una potencia líder en fabricación manufacturera al año 2049, cuando se cumplirán 100 años desde la fundación de la República Popular China, es el objetivo que se propuso Beijing a través de la implementación del plan “Made in China 2025”. Más detalles sobre los alcances de esta política y la posibilidad de impulsar una iniciativa similar en nuestro país, en la siguiente nota.

Medida orientada a mejorar la calidad

Debido a la actual disminución en la demanda de productos de fábricas chinas y la mayor competencia internacional en mercados manufactureros menos costosos, es que el primer ministro chino, Li Keqiang, aprobó el plan de acción titulado “Made in China 2025”, como la primera etapa de una política que se centra en promover la industria manufacturera del país.

Esto porque, el esfuerzo que debe realizar China es mucho mayor al de otros países, debido a la gran desigualdad de calidad que existe entre sus productos y eficiencia entre sus productores, junto con los múltiples desafíos asociados para desarrollar en un corto período de tiempo, productos competitivos a los elaborados por las economías de los países industrializados.

De esta manera, el plan de acción chino identifica distintas tareas como prioridades para el 2025 como mejorar la innovación en la fabricación de productos, integrar la tecnología y la industria, fortalecer la base industrial, fomentar las marcas chinas, aplicar la fabricación ecológica, avanzar en la reestructuración del sector manufacturero, promover la manufactura orientada a servicios e industrias de servicios relacionados con la fabricación y la internacionalización de la manufactura, además de promover los avances en sectores clave.

El gobierno chino ha identificado distintos sectores como las nuevas tecnologías de información, el automatizado de máquinas-herramienta y robótica, la industria aeroespacial y equipos aeronáuticos, equipos marítimos y el envío de alta tecnología. A estos se suman sectores más domésticos como los equipos de transporte ferroviario moderno, vehículos de nueva energía renovable que también pueda aplicarse a la maquinaria agrícola. Por último, el plan reconoce como sector clave a la bio farmacéutica y los productos médicos avanzados.

Convergencia de diversos actores para un mismo fin

Para el cumplimiento de todas estas tareas en diversas áreas de la productividad, el programa Made in China 2025 se centrará en grandes proyectos, siendo la creación de un Centro de Innovación y Fabricación, uno de los más emblemáticos, ya que aumentaría la manufactura llamada “inteligente” de origen chino.

De este modo, se busca que la fabricación sea impulsada por los programas de innovación, haciendo hincapié en un principio básico “calidad sobre la cantidad”, que significa optimizar la estructura de la industria china y fomentar el talento humano para que puedan ocupar lugares en las partes más altas de las cadenas globales de producción.

Para lograr todos estos objetivos, es necesario que el gobierno trabaje en conjunto con actores probados y la academia. Esta necesidad fue ratificada por Guillermo Holzmann, cientista político experto en prospectiva y académico de la Universidad de Chile, para quien las alianzas son parte fundamental para las políticas a largo plazo. “Desde la década de los 60, Asia viene marcando pauta al respecto, con políticas de largo aliento y visiones a largo plazo. Los casos más emblemáticos provienen de Japón, Corea del Sur y Taiwán, debido a que han logrado consolidar una élite en términos de conducción estratégica del Estado, logrando que confluyan empresarios, partidos políticos, universidades, medios de comunicación y los mismos trabajadores, para orientarse en la generación de una estrategia política concreta, que les permita generar valor a sus productos”.

De acuerdo a lo anterior, para apuntalar el plan, el gobierno chino introducirá una serie de políticas para profundizar las reformas institucionales y fortalecer el apoyo financiero. No obstante, hay un papel importante para el Estado en la prestación de un marco general, utilizando instrumentos financieros y fiscales. El plan también llama a confiar en las instituciones del mercado; fortalecer la protección de los derechos de autor para las pequeñas y medianas empresas; y usar eficazmente la propiedad intelectual (PI) en la estrategia de negocios. Todo esto con el fin de permitir a las empresas mejorar su participación en el establecimiento de las normas internacionales.

Así su implementación estará orientada hacia el mercado, aunque guiada por el gobierno, de acuerdo a declaraciones del ministro de Industria y Tecnología de la Información (MITT), Miao Wei.

De este modo, se busca movilizar a todos los elementos imaginables para estimular la innovación, en lugar de simplemente apoyar una sola industria. Esto porque la fabricación china representa actualmente alrededor del 20% del total mundial, pero "está muy lejos de ser fuerte", según el MITT. El plan busca elevar la producción de contenido nacional de componentes y materiales al 40% en 2020, y de 70% al 2025.

La realidad latinoamericana

De acuerdo a Holzmann, en América Latina, “el país que tiene más capacidad para imitar este tipo de iniciativas es Brasil, debido a que cuentan con una plataforma de desarrollo industrial y organización mucho más avanzada, en términos de generar valor en la producción de distintos bienes”.

Asimismo, también destacó el rol de México y su importante industria manufacturera, aunque el experto señalaó que “este país se encuentra con una perspectiva de alianza mucho más cerrada con Europa y Estados Unidos como socios”.

Sin embargo, con respecto a Chile, fue enfático al señalar que aún es muy lejana esa realidad en el mediano plazo. “Chile es más bien un espectador de estas estrategias amplias, aunque han habido tentativas por lograr estos objetivos. Desde el gobierno de Frei, inicialmente, y posteriormente con Lagos, ha habido intentos con todas las políticas de innovación asociadas a los clusters, pero finalmente quedaron detenidas; y hasta hoy, no han podido potenciarlas”, sentenció.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet