Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Continuamos revisando la sexta versión de los "Perfiles Económicos Asia Pacífico", lanzado recientemente por la Fundación Chilena del Pacífico, que analiza los principales antecedentes macroeconómicos, de comercio exterior y relaciones económicas de los países de la región con Chile.


Singapur, una economía abierta al mundo

Singapur es actualmente una de las economías más abiertas del mundo y cuenta con una localización estratégica envidiable y extraordinarias instalaciones portuarias. Se estima que anualmente recibe cerca de 10 millones de visitantes, lo que supera en más de dos veces el número de sus residentes, lo que explica  que la crisis haya afectado el comercio de servicios singapurense. ¿Cómo han intentado amortiguar los efectos? dotando a la isla de de medios de ocio, orientado al place y disfrute de los turistas, que hagan más atractivas y prolongadas las estadías. Además, se ha promovido al país como centro cultural de la región y como punto de reunión y convenciones a nivel mundial.


La relación económica Chile - Singapur

El informe es explícito al señalar que el comercio bilateral entre nuestro país y Singapur es aún poco significativo desde el punto de vista económico, con US$300 millones de intercambio anual, siendo las exportaciones de minerales el ítem más significativo. Sin embargo, en los últimos cinco años ha crecido fuertemente; las exportaciones han crecido alrededor de 25% por año, en tanto que las importaciones desde Singapur lo han hecho a 45% anual. En informes anteriores, la Fundación Chilena del Pacífico ha destacado que las proyecciones son muy interesantes, especialmente bajo la normativa del tratado P4 firmado entre Chile y tres economías del Asia Pacífico (Singapur, Nueva Zelandia y Brunei). De acuerdo a este tratado, todos los productos chilenos tendrán acceso libre de aranceles dentro de un plazo máximo de 10 años. El tratado pone además énfasis en las alianzas estratégicas entre empresas e instituciones de los países participantes, lo que considerando la condición de Singapur como centro de negocios y económico del Sudeste Asiático, ofrece interesantes oportunidades para Chile.

 

Perspectivas económicas

Durante las últimas cuatro décadas, Singapur se ha beneficiado de tener una gran apertura al comercio exterior, lo que le ha llevado a convertirse, entre otros factores, en una de las economías más ricas del mundo. Sin embargo, como contrapartida, esta apertura le ha traído, en tiempos de ciclos recesivos internacionales, un gran impacto negativo. De hecho, Singapur tiene la mayor dependencia del comercio exterior de todos los países asiáticos, lo que se incrementa año a año. Prueba de ello es que muchos servicios que ofrece dependen también del comercio internacional de bienes; en particular el sector financiero, que es donde se generó la crisis económica.


No debe sorprender, entonces, que las perspectivas para 2009 sean derechamente malas, esperándose que la economía de Singapur se contraiga en un 5%, siendo el peor resultado desde 1965, el año de su independencia. Ocurre además que la demanda interna no será capaz de compensar la caída del comercio exterior, porque la crisis ha golpeado tanto los bolsillos como la confianza de los consumidores. Sólo el mayor gasto fiscal podría proveer un alivio temporal.


Con respecto a la recuperación, se espera que, cuando llegue, sea lenta, gradual y llena de incertidumbres. El crecimiento podría retornar el 2010, aunque el pronóstico es moderado (3,5%) cuando se le compara con años anteriores a la crisis. A largo plazo, se estima que el crecimiento sostenible está entre el 3% y el 5%, y para conseguirlo las autoridades han puesto en práctica medidas para mejorar la competitividad, fomentar a la empresa privada, reforzar la economía de servicios y aumentar la flexibilidad del mercado laboral. Respecto del paquete de medidas de estímulo fiscal, debe tenerse en cuenta que siendo Singapur una economía muy abierta, parte de ese estímulo partirá al exterior. La inflación, por otro lado, seguirá la trayectoria de los precios internacionales y será, como en la mayoría de las economías de la región, muy baja en 2010 y los años siguientes.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet