Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |
Tras egresar de la PUC, María José emprendió una aventura que la tiene viviendo en Tokio junto a su marido, estudiando japonés y chino mandarín, y aprendiendo sobre lo que más le apasiona: el arte asiático y la pintura monocroma japonesa.

Preparándome para el gran viaje


Mi aventura comienza en 2001. Ese año vine a Japón por primera vez, a un programa de estudios asiáticos en la Kansai Gaidai University en Osaka, tras comenzar mis estudios en Licenciatura en Arte y Licenciatura en Estética en la Pontificia Universidad Católica. Estudiaba a media hora de Kioto y al salir de clases de idioma e historia de Japón iba a recorrer la ciudad. Aprendí cada día un poco más de historia de Japón y de Budismo a través del arte, que contemplaba a cada momento, en museos y templos. Pero sabía que era sólo el primer paso. Entonces decidí que quería dedicarme al estudio del arte japonés. Cuando volví a Chile a completar mi carrera, tomé todas las clases en arte asiático disponibles y asistí a todos los seminarios y charlas que pude.

Al graduarme trabajé en el Instituto Cultural Chileno Japonés, donde enseñaba Historia del arte japonés y pintura Sumie, que es una técnica tradicional de pintura monocroma china adoptada por Japón, la que consiste en pintar sobre papel de arroz (se le llama así pero no es de arroz) con pinceles tradicionales y sólo con tinta china y agua.  Tenía claro que mi próxima parada sería Japón.
 
El impacto de llegar a Japón

Como les contaba, la primera vez que vine a Japón fue en 2001, y llegué a la región de Kansai, y que me pareció un Japón mucho más tradicional de lo que esperaba, lo que me fascinó. Esta vez, al llegar a Tokio en octubre de 2008, sabía que me esperaba una experiencia muy diferente, y la emoción más patente fue de incredulidad de verme otra vez en este país, donde podría una vez más estar en contacto con el arte japonés que me apasiona.

Eligiendo ciudad y universidad

Una de las cosas que me llevaron a decidirme por Tokio para vivir junto a los míos fue que en esta ciudad hay muchas áreas verdes, muchos parques. Hay senderos llenos de árboles y pozos con peces koi y tortugas, adonde llegan las garzas en las tardes. Y contrastando con ello, también tiene mucha tecnología, con la que nos entretenemos.

Y sobre mi lugar de estudios, elegí la Universidad de Sophia por su tradición, ya que fue en 1913 por jesuitas, y por su enfoque internacional. Lo que más me atrajo fue la calidad de los profesores, japoneses y extranjeros, provenientes de las más prestigiosas universidades a nivel internacional. Además está en el corazón de Tokio, cerca del palacio imperial, que siempre ha sido un excelente punto de partida para recorrer la ciudad.


Estudiando Arte Asiático in situ

El nombre de mi programa es Master en Estudios Japoneses y mi interés está en el área de la historia del arte japonés, y dentro de ella en la teoría y práctica de la pintura monocroma en Japón. Es un tema muy interesante y complejo por su amplitud, y creo que con esta investigación podré comprender mejor la pintura tradicional japonesa así como el intercambio cultural entre los países de Asia de Extremo Oriente. Ha sido también muy bueno que en este programa contemos con especialistas en diferentes áreas de la cultura japonesa que pueden ayudar al estudiante a ver su proyecto desde diversas perspectivas y enriquecer la investigación. Además, siento que estar en Japón es la mejor manera de aprender Arte Asiático en general, porque los numerosos museos y colecciones que tiene son de los mejores del continente. Solamente en Tokio hay decenas de ellos. Y para mí es muy importante estar en contacto directo con las piezas artísticas.

La familia y el idioma

En Tokio estoy con mi marido, que se llama Jorge Zehnder, que es chef y trabaja en una compañía de Catering. Los dos estamos disfrutando mucho esta experiencia y creciendo profesionalmente en distintas áreas. Ahora, respecto al idioma, mi programa es en inglés. Sin embargo, hay que estar consciente que el idioma local es importantísimo para entender la cultura, por lo que seguiré aprendiendo japonés. Por ahora, mi nivel me ayuda en la vida cotidiana y para conversar pausadamente. Pero leer es más difícil y es mi mayor desafío. Aparte de eso, por mi investigación estoy aprendiendo chino mandarín, lo que me ha ayudado a entender mejor las similitudes y diferencias con el sistema de escritura japonés.

Seguridad: lo que más me ha impactado de Japón


Sin duda, me ha impresionado la sensación de seguridad en Japón. Muestra de ello es que donde vivo veo a muchos niños pequeños de cinco años, caminando solos al colegio en la mañana, otros van en grupos de tres o más pero sin adultos. Eso me impresiona. Otro detalle que es muy revelador tiene relación con que si se te queda algo en el metro, probablemente lo vas a encontrar cuando vayas a la oficina de objetos perdidos. También, llama la atención la cantidad de adultos mayores haciendo muchas actividades al aire libre, deporte, aprovechando las áreas verdes, y organizándose en pequeños grupos para visitar lugares entretenidos de la ciudad o de la periferia. Por último, es llamativo el uso masivo de la bicicleta, que se usa básicamente para movilizarse desde la casa hasta la estación de metro más cercana y viceversa.

Sobre las diferencias culturales debo decir que es verdad que Japón es sumamente ordenado y hay muchas reglas que seguir, lo que puede dar una impresión de que falta un poco más de "sabor", "caos" o “relajo”, pero en verdad hay muchas cosas que se agradecen en este país, como la paciencia de la gente, que se nota en miles de detalles como, por ejemplo, que es muy raro escuchar una bocina de auto.

Una invitación a Japón


Si bien es difícil estar conciente que uno va a estar tan lejos de la familia y amigos por un tiempo largo, en mi caso tres años, la tecnología ayuda mucho a estar en contacto. Les recomendaría a todos venir a Japón, sin ningún tipo de advertencia, y con la sugerencia de venir a aprender japonés y disfrutar de la naturaleza, de los parques y de todos los tipos de áreas verdes disponibles en este país.











    Comentarios publicados



  • Escrito por Nicole Navea | 17/12/2012 08:39
    Muchas gracias por la información que brindas a los interesados en el arte asiático y las maravillas del oriente, me sentí acogida en el artículo y he leído bastante sobre lo que haces, eres un modelo de admiración y respeto enorme.
    muy agradecida y que sigas disfrutando tanto como hoy

    Nicole Navea

  • Escrito por carmen | 27/10/2009 16:03
    buscando dibujos te encontre y que alegria senti al leer tu articulo da la impresión que uno estuvo alli y lo cuenta para recordarlo
    un abrazo enorme y que sigan tan bien como ahora
    sinceramente
    carmen inda r



 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet