Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |
La ley que penaliza el acoso laboral en el estado australiano de Victoria ha sentado un precedente en esta materia. Mientras este tipo de violencia acaba de ser tipificada en el Código del Trabajo (C.T.) en Chile, la llamada “Ley Brodie” penaliza y castiga con 10 años de cárcel a los infractores australianos. Revisemos algunos detalles de la legislación australiana y la nueva  ley chilena que llevo adelante la diputada Ximena Vidal.

 

La tragedia de Brodie Panlock es uno de los casos extremos que a menudo fuerzan a los cuerpos legislativos a aprobar leyes ejemplares en las distintas sociedades. Como trabajador de una cafetería en Victoria, Brodie debió soportar el acoso constante y las burlas diarias de sus compañeros de trabajo, incluido uno de los administradores del establecimiento.

 

A diferencia de otros casos que terminan en un distanciamiento de víctimas y victimarios, Brodie dio fin a esta situación por medio del suicidio. Su caso estremeció a la localidad de Melbourne, Australia, en el 2006, y cinco años después una ley que lleva su nombre fijó el castigo estándar para el acoso laboral como un crimen con hasta 10 años de cárcel.

 

Hasta antes de la Ley Brodie, el castigo en Australia era similar a lo que propone en la actualidad la moción chilena, en que las víctimas reciben indemnización por los daños recibidos de sus victimarios. Los acosadores del joven Panlock pagaron sumas que fluctúan entre 100 mil y 200 mil dólares.

 

En la actual legislación australiana, aprobada en abril del 2011, se consideran como acoso hasta las amenazas o los insultos o cualquier conducta calculada para causar daño en las víctimas, y en esto se incluye a las perpetradas por internet.

 

La diputada Ximena Vidal, lleva nueve años trabajando en establecer el acoso laboral en el Código del Trabajo (C.T.) y el estatuto administrativo en Chile. Su esfuerzo se cristaliza en un momento en que prevalecen “varias visiones al respecto. En Francia, por ejemplo, están tratando de derogar esta ley. La idea en Chile es definir el acoso laboral en el C.T., y establecerlo como toda acción grave y reiterada que implique violencia o coacción sicológica contra un trabajador con el objeto de menoscabarlo personalmente en el lugar de trabajo”.

 

Bajo el Proyecto de Ley impulsado por Vidal, “se cumple con la causal de despido sin indemnización para el victimario en el art. 160 del C.T. En el caso de la víctima, esta puede hacer uso del auto despido según el artículo 161”. Los infractores en Chile, deberán pagar multas que fluctúan entre los 390 mil pesos y los 2 millones de pesos, además de los costos de indemnización que establezca el juicio en favor de las víctimas.

 

Respecto del ejemplo establecido por la ley australiana, Vidal señala que no necesariamente es una moción que conduzca a “desincentivar el sistema de la violencia en los lugares de trabajo. Creo que hay que trabajar para prevenir caer en un juicio, que es un proceso largo y engorroso para las víctimas y todos. Entonces, creo que, así como logramos sacar esta ley después de nueve años de trabajo, ahora hay que poner los esfuerzos en la prevención de este tipo de conductas. Fue tan difícil solamente tipificar el acoso y ponerlo en el tapete en Chile, que creo que es muy cuesta arriba la pelea de criminalizarlo” como ocurre en Australia. “Eso va a depender de la realidad. Si tuviéramos un caso como el de Australia (Brodie), recién podríamos discutirlo”.











    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet