Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |
A propósito de la discusión del proyecto de ley que despenaliza la interrupción del embarazo por razones médicas en Chile -uno de los 8 países del mundo que prohíbe dicho procedimiento terapéutico- presentamos el caso de Australia, país que en su momento acogió un intenso debate sobre el tema que culminó con la aprobación de dicha práctica en cada uno de sus estados.

Muchas variantes, una misma conclusión

Durante la década pasada todos los estados de Australia terminaron de legislar sobre la interrupción del embarazo, existiendo diversas normas anexas que deben estar en regla a la hora de realizar dicha intervención.

New South Wales: La interrupción del embarazo en Nueva Gales del Sur está incluida en la Ley de Aborto, y señala que "el aborto es legal si el doctor encuentra algún motivo económico, social o médico para realizarlo" o existiendo "un grave peligro para la vida de la mujer embarazada o para su salud física o mental, en cualquier momento durante el embarazo".

En dicho territorio la necesidad de interrumpir el embarazo debe ser justificada; prueba de esto es que en 2006 el Dr. Suman Sood fue declarado culpable de dos cargos por la realización de un "aborto ilegal", tras no poder justificar alguna razón legal  para llevar a cabo la interrupción del embarazo.

Australian Capital Territory: Aunque ya contaba con una legislación que permitía interrumpir el embarazo por razones médicas, este estado fue más allá y en el año 2002 se convirtió en la primera jurisdicción australiana en legalizar el aborto -es importante recalcar que la interrupción terapéutica del embarazo no se considera aborto en Australia - sustrayendo cualquier tipo de aborto de los estatutos penales.

Northern Territory: En este estado se puede poner fin al embarazo "si existe riesgo para la vida de la mujer o si su salud pudiera mejorar al finalizarlo". Además, se puede realizar el mismo procedimiento si "el niño está física o mentalmente discapacitado". El procedimiento debe ser aprobado por dos médicos, y realizado en un hospital durante las primeras catorce semanas del embarazo, salvo cuando se trate de un caso de riesgo grave para la salud de la mujer.

Queensland: El fallo McGuire de 1986 declaró que la interrupción del  embarazo es legal si se requiere "salvar a la mujer de un grave peligro para su vida o la salud -más allá de los peligros normales de embarazo y el parto. Este procedimiento sólo es aplicable en los embarazos de hasta 22 semanas y puede realizarse además si el doctor considera que es feto es "incompatible con la vida" (dicho concepto se ha interpretado restrictivamente, en el sentido de que el recién nacido moriría inmediatamente o poco tiempo después del nacimiento).

South Australia: Desde 1969 este estado legalizó la interrupción del embarazo "cuando sea necesario para proteger la vida o la salud física o mental de la mujer" o en el caso de que "el niño probablemente nazca con graves deficiencias". El procedimiento debe realizarse antes de las 23 semanas de embarazo, en un hospital y tras ser aprobado por dos médicos, bajo el requisito de residencia (la mujer debe demostrar que reside en dicho Estado). Sin embargo, a pesar de estos requisitos, en el hospital estos se deben ignorar "en casos de emergencia".

Tasmania: En el año 2011 se legisló sobre el tema, adoptando un sistema prácticamente idéntico al de South Australia.

Victoria: En el año 2008 se aprobó en Victoria la interrupción del embarazo "si es necesario para proteger a la mujer de un grave peligro para su vida o su salud" hasta las 24 semanas del embarazo.

Western Australia: Desde 1998 que Western Australia, permite interrumpir el embarazo "hasta las 20 semanas de gestación, tras la autorización de un médico distinto al que realizará el procedimiento". Dentro de las razones que se pueden esgrimir se encuentra que "la salud física o mental de la mujer está en peligro" o la ocurrencia de problemas de tipo "económico-sociales" derivados del embarazo.

Luego de cumplidas las 20 semanas de embarazo sólo se puede proceder "ante la posibilidad de que el feto nazca con graves problemas de salud, lo que debe ser confirmado por dos médicos". En caso de que la mujer sea menor de 16 años de edad, esta ley señala que "uno de sus padres deben ser notificado, a menos que la mujer no viva con ellos".

La discusión que viene en Chile

Lo más probable es que la discusión que tuvo lugar en Australia durante años se replique durante los próximos meses en el Congreso chileno. De momento, todo indica que el proyecto será puesto en tabla esta semana, en palabras del nuevo Presidente de la Cámara Alta, senador Camilo Escalona, quien llamó a "no dilatar la discusión" y a "no confundir aborto con aborto terapéutico, ya que son cosas muy distintas", aseguró.

 

Por su parte, la diputada María Antonieta Saa sostuvo que "al igual como ocurrió en Australia, país en que todos sus estados han aprobado la interrupción terapéutica del embarazo, espero que en Chile legisle sobre este tema, que es muy relevante, ya que existe un verdadero drama humano para miles de mujeres, que finalmente son quienes deben decidir si seguir o no con su embarazo cuando su vida corre peligro o cuando el feto tenga alguna incompatibilidad con la vida", planteó.

 

Finalmente, la diputada María Angélica Cristi aseguró que "la interrupción del embarazo por causas médicas es para mí un aborto con todas sus letras, y mientras el corazón del feto continúe latiendo dentro de su madre, hay vida, y no aceptaré que se utilice esta práctica cuando el feto presente alguna malformación", indicó la parlamentaria, añadiendo que "cuando la vida de la mujer corre peligro existen protocolos médicos para intervenir, que hoy se utilizan en Chile y que no son considerados como aborto inducido", concluyó.

 



 













    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet