Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

La División de Comercio e Integración de la Cepal ha publicado recientemente un documento en el que repasa los hitos de los lazos comerciales entre el gigante asiático y Latinoamérica. El informe, titulado “La República Popular China y América Latina y el Caribe. Hacia una nueva fase en el vínculo económico y comercial”, otorga un amplio espacio a las posibles vías de desarrollo común.

Proyecciones para China

> China continuará siendo el principal impulsor del crecimiento mundial, con una tasa cercana al 10% para los próximos cinco años.

> Según el FMI, el PIB de China -según paridad de compra- superaría a los Estados Unidos en el año 2016.

> El continuo aumento del consumo y los nuevos flujos de inversión en China, en el interior y en el exterior, podrían convertirse en un nuevo motor de la economía mundial.

> La clase media china asciende actualmente a 157 millones de habitantes y para el 2020 se proyecta en 500 millones, constituyéndose en una enorme posibilidad de consumo para los productos latinoamericanos.

Prioridades de la política china

> El XII Plan Quinquenal (2011-2015) busca reorientar el modelo de desarrollo económico chino desde el actual énfasis en la inversión y las exportaciones baratas hacia un mayor privilegio del consumo interno y de la innovación y el desarrollo científico para elevar la calidad de sus productos.

> Entre los sectores estratégicos de la innovación china destacan: los vehículos automotores con energías alternativas, las plantas de regeneración del agua, los tratamientos de residuos en el agua, de residuos sólidos y de contaminación en el aire; la eficiencia energética y los avances en materia de energías eólica y solar.

El balance entre China y América Latina

> Las exportaciones latinoamericanas a China crecieron un 51% en 2010, casi duplicando el crecimiento de éstas con el mundo y con la propia región.

> Las importaciones chinas crecieron un 48%, superando por más de 15 puntos a las totales y por más de 20 a las de los EE.UU. o la UE.

> Durante la presente década, Latinoamérica ha registrado un déficit comercial con China debido, principalmente, al creciente saldo negativo de México y Centroamérica. En contraste, las economías sudamericanas muestran un balance comercial bastante equilibrado en los últimos diez años.

> El número de productos latinoamericanos exportados hacia China es bastante reducido en comparación con otros destinos.

 

> La Cepal estima que las transnacionales chinas invirtieron –principalmente en extracción de recursos naturales- más de 15.000 millones de dólares en la región en 2010, convirtiéndose en el tercer país inversor en América Latina y el Caribe, con 9% de participación, después de los EE.UU. (17%) y los Países Bajos (13%). Las inversiones chinas anunciadas a partir de 2011 alcanzan los 22.700 millones de dólares.

 

Las principales recomendaciones de la Cepal para A.Latina

 

> Los grandes excedentes de ahorro en China y en el Asia Pacífico los convierten en inversionistas prioritarios en América Latina: "Las potencias asiáticas -y China en particular- cuentan con fondos que permitirían un financiamiento complementario a relevantes iniciativas de infraestructura, energía, transporte y logística en nuestra región. (...) El desafío aquí consiste en identificar dichos proyectos, evaluarlos y gestar una cartera de proyectos donde la inversión asiática sea más útil para acelerar las obras".

> La relación entre China y América Latina está lo suficientemente madura para dar un salto de calidad: "Lo más urgente parece ser que los gobiernos de la región puedan avanzar en una agenda regional de comercio, inversión, infraestructura, logística, turismo e intercambios tecnológicos que pueda motivar un acercamiento estratégico con China (...) Por su parte, China podría hacer buen uso de sus elevadas reservas internacionales apoyando las inversiones sugeridas y su presencia en la banca multilateral regional para apoyar proyectos que impulsen la modernización productiva, tecnológica y exportadora de las pymes latinoamericanas y caribeñas. También podría estimular un intercambio más activo entre universidades y centros tecnológicos, así como un diálogo más intenso a nivel de organizaciones empresariales".

> América Latina podría responder pronto con un documento que defina los lineamientos de un acercamiento estratégico a China: "La coordinación regional para definir una primera reacción frente al Libro Blanco, mediante el establecimiento de mesas de diálogo técnico, generaría mejores condiciones para aspirar, en los próximos años, a concretar una cumbre de jefes de Estado China-América Latina, en la que podría establecerse una agenda compartida de proyectos de comercio e inversión". 

 

> Descargue el informe completo de la Cepal, pinchando aquí.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet