Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |
Alimentar a 1.300 millones de chinos es un gran desafío, en especial cuando ya no les basta con sus platos tradicionales y buscan nuevos sabores por el mundo. La importación de alimentos en esa nación va en alza y Chile no quiere quedarse atrás buscando nuevos productos que ofrecer, como es el caso de las frutas.

Un ejemplo de ello fueron las 12 mil cajas de cerezas que se enviaron en diciembre para ofrecerla a los compradores mayoristas, gracias al protocolo fitosanitario, además del Tratado de Libre Comercio, que permitió bajar los aranceles desde un 10% actual a un 4% para nuestro país, y que para el año 2010 llegará a cero.

Una ventaja de esa fruta en particular es que las diferencias de estaciones entre ambas naciones, hará que los chinos puedan disfrutar del fruto nacional en su invierno, mientras que es verano en Chile y la cereza está en plena temporada, lo que abre un atractivo mercado. Este antecedente obliga a preguntarse cuáles son las oportunidades de otras variedades frutícolas en el gigante asiático.

Por esa razón le preguntamos a Ernesto Lagos, director de la oficina Comercial de ProChile en Shanghai, sobre este nuevo nicho de negocios. A su juicio, poseemos varias ventajas para poder exportar a China, “actualmente existe un protocolo para la importación de uva de mesa, kiwis, manzanas, ciruelas y guindas, lo que significa que podemos exportar frescos esos productos, que llegan en muy buenas condiciones al mercado. En todos somos muy competitivos y tenemos una gran brecha de crecimiento”, indica.

Esto se produce por el mayor interés de los consumidores chinos por los productos importados influidos por los cambios en sus gustos, la globalización y el aumento de los ingresos reales en un segmento importante de su población. Aunque agrega que para seguir creciendo en ese mercado no sólo basta tener calidad y precio, también es necesario ser muy agresivos en la estrategia promoción. "Debemos y podemos posicionarnos en el mercado como líderes”, enfatiza.

Bajo estas circunstancias, es un momento propicio para la entrada de nuevos exportadores frutícolas, pero Lagos recomienda que actúen asociados, en grupos o como consorcios, utilizando a expertos que ya conocen el mercado para así disminuir los riesgos y costos operacionales que se vinculan una maniobra comercial de este tipo. “También es recomendable desarrollar una estrategia directa con su recibidor o importador de manera de generar un desarrollo de marca en caso se considere atractivo hacerlo”, concluye.











    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet