Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

El Instituto Antártico Chileno ha perseverado en su proceso de formalizar la relación de cooperación científica con el Instituto de Investigación Polar de Corea (Kopri). A un año de la firma de una carta de intención para realizar programas conjuntos, se concretó la inauguración del Centro de Cooperación Antártica Chile-Corea. Este espacio permitirá que científicos chilenos tengan acceso a las investigaciones realizadas por el país asiático y que científicos coreanos utilicen los laboratorios de investigación en la ciudad de Punta Arenas, además de la realización de talleres conjuntos en Seúl y Santiago. En la siguiente nota expondremos más información sobre este acuerdo.

Programas complementarios en lo logístico y científico

En abril de 2015 el Inach y su par coreano firmaron una carta de intención con el fin de participar en programas conjuntos de exploración e investigación científica. Casi un año después, al finalizar el mes de febrero de 2016, ambas instituciones concretaron lo que se había acordado: la inauguración de un centro de trabajo científico que permita a investigadores de ambos países desarrollar proyectos en conjunto.

Fueron varias reuniones entre autoridades e investigadores del Inach y Kopri -tanto en Chile como en Corea- para llegar a un acuerdo final. Según José Retamales, director nacional del Instituto Antártico Chileno, este acuerdo formaliza una relación de trabajo en conjunto que se viene realizando desde hace décadas. Sin embargo, para la máxima autoridad sobre ciencia antártica en nuestro país, la cooperación con Kopri estaría en una fase inicial, pese a que las bases de ambos programas son vecinas desde hace 28 años en el continente blanco.

"La cooperación nunca ha pasado más allá de ser logística, por si necesitan transportar algo en un avión nuestro, o nosotros algo en un buque que ellos arriendan. Entonces nos parece que si queremos establecer una relación de mayor colaboración tenemos que pasar a una relación de amistad y entendimiento entre científicos que están buscando las mismas respuestas", sostuvo.

Entre las ventajas que nuestro país ofrece al programa coreano está la disposición de una gran cantidad de bases científicas a lo largo del territorio antártico, principalmente en la Península, donde además la movilidad es amplia y efectiva por la gran cantidad de medios de transporte disponibles. “Corea solo tiene una base en este sector y no tienen movilidad aún, pero están construyendo un segundo rompehielo, ya que uno no es suficiente. Entonces queremos comenzar la relación ahora que no tienen esta infraestuctura", afirmó.

En cuanto a los beneficios que este convenio traería al Inach y al desarrollo científico en nuestro país, Retamales añadió que además de los equipos de científicos que vendrían a nuestro país, se produciría un intercambio de información más amplio producto de la importancia que este asunto significa para el gobierno del país asiático. “Corea tiene un presupuesto científico para el Kopri de U$106 millones, mientras que nuestro presupuesto es de U$7 millones, por lo tanto, cualquier acuerdo que tengamos con ellos debería ser de mutuo beneficio”.

Cooperación científica con mirada de largo plazo

Uno de los principales intereses del Inach es el aumento de proyectos para abordar los desafíos científicos que demanda el continente blanco. En este sentido, José Retamales aseguró que ha ido creciendo el interés de investigadores chilenos por trabajar el tema antártico, pero que no siempre todos los interesados logran acceder al apoyo que requieren. “El año 2015 tuvimos nueve llamados a concurso, en uno de ellos se presentaron 36 proyectos de los cuales solo se pudieron aprobar nueve, por lo tanto el presupuesto no nos da. Entonces lo que aspiro de este acuerdo que estamos firmando con Corea es que luego de conocernos mejor, podamos iniciar proyectos de investigación conjunta, adaptándonos a sus plazos y exigencias”, afirmó.

Sin embargo, lo que más interesa a Retamales es que Chile pueda figurar en la proyección de Corea que realiza a largo plazo. “Ellos van a decidir sus próximos tres años entre marzo y septiembre de 2016. Si no logramos establecer una comunicación fluida ahora, no podremos entrar en la definición de su plan hasta el 2019 y se nos hará más difícil desarrollar más proyectos de cooperación. En dos meses más tendremos un seminario con el Kopri en Santiago, donde no solo participará el Inach sino también todos los investigadores chilenos interesados. Entonces lo que perseguimos va más allá de los recursos y de lo que podamos invertir, sino en el conocimiento que podamos generar en conjunto a través de los años y entre distintos actores vinculados a la Antártica”.

A este respecto, uno de los avances en materia científica que está desarrollando Corea -y que fue anunciado en la última reunión Antos 2015 en Nueva Zelandia- es la instalación de una base de datos global sobre información ambiental. Sobre la posibilidad de acceder a este avance, Retamales señaló que el Inach ha estado muy próximo a este proyecto desde sus inicios, pero que hay otros adelantos desarrollados por Corea que podrían ser imitados en nuestro país. “Ellos tienen un cultivo donde preservan las especies que recogen año a año para estudiarlas una y otra vez. Es una suerte de invernadero de muestras antárticas. Esto es muy caro, pero al no tenerlo nos obliga a salir todos los años a tomar muestras. Espero que con algunas inversiones que ha anunciado el gobierno podamos tener nuestra propia colección y compartir con Corea los protocolos, es decir la forma como ellos las conservan e intercambiar muestras”, señaló.

Apoyo a la ciencia antártica desde el Parlamento

Consultado sobre la forma como el Congreso podría aportar al desarrollo de la investigación antártica y la cooperación científica con países del Asia, Retamales afirmó que hasta el momento ha sido difícil avanzar en una estrategia de cooperación internacional. “Nosotros somos 40 personas en el Inach, en el Instituto Polar Coreano son 330, esto es una realidad que tenemos que afrontar. Solamente confío que la Antártica tenga algún día la misma importancia que los observatorios astronómicos en el norte. Creo que Chile tiene una tremenda oportunidad de ser líder en un continente que hoy es muy importante y con el cambio climático lo va a ser más. Si podemos conseguir, vía estos acuerdos, despertar el interés de los líderes de opinión, habremos cumplido nuestra tarea como institución”

Por su parte, palabras de satisfacción y reconocimiento tuvo el diputado Juan Morano, quien participó de la firma de esta iniciativa. Para el parlamentario por Magallanes este acuerdo es de gran relevancia para el país. “Corea está presente con tres bases distintas en el territorio antártico y con una dotación importante de científicos que va a incorporar otro rompehielos para hacer investigación, por lo tanto la asociación con Chile va a permitir mejorar nuestra capacidad en investigación y desplazamiento. Chile ha puesto a disposición de Corea laboratorios y oficinas en la ciudad de Punta Arenas que va a permitirles mejorar su eficiencia. Estoy muy contento de haber formado parte de esta firma, que fue ratificado por las presidencias y embajadas respectivamente. Es un momento de inflexión –así lo espero yo- en la relación de Chile y Corea, y en la investigación científica antártica”, afirmó.

En relación a los desafíos que el desarrollo de la ciencia antártica trae a la actividad legislativa a futuro, el diputado Morano se refirió al trabajo que se está realizando en la Comisión de Zonas Extremas y Antártica. “Hemos podido revisar varios asuntos, de hecho gestionamos temas que a nuestro juicio han estado pendientes en el territorio antártico, por ejemplo, se están terminando estudios de inversión para hacer un muelle en la Bahía Fildes que es donde se realiza la descarga habitual de productos y no existe una infraestructura adecuada. También queremos mejorar la operación del Aeropuerto Eduardo Frei y la Base Teniente March, para que nos permita trabajar en el territorio antártico con una pista aérea habilitada los 12 meses del año”, expresó.

Asimismo, el parlamentario se manifestó de acuerdo con la idea planteada por el director del Inach de lograr que la Antártica sea un polo de atracción científica en nuestro país, tal como lo son hoy los observatorios. “Se están haciendo los esfuerzos en la región para aquello. Está proyectada la construcción de nuevas instalaciones de investigación con fondos regionales y nacionales, donde haya espacio para que toda la comunidad científica pueda trabajar. Actualmente hay sucesos como los siguientes: una temporada de trabajo en la Antártica, donde una misión saca testimonios de perforación de 200, 300 ó 500 metros de profundidad, para saber qué ocurrió hace miles de millones de años, se malogra porque no se pueden mantener las condiciones de frío hasta llegar al laboratorio en el país de origen. Entonces queremos lograr que en Magallanes tengamos las instalaciones adecuadas, esto me parece que es esencial, y afortunadamente nos hemos encontrado con la disposición del gobierno regional para que así sea”, afirmó.

Algunas imágenes de la ceremonia de inauguración en el video realizado por el Inach:












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet