Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Fernando Pérez Villalón es el autor del libro “Escrito en el aire. Tres poetas clásicos chinos” publicado en septiembre de 2013 por las ediciones de la Universidad Alberto Hurtado. Conversamos con él sobre su interés por la literatura oriental y la influencia de China en la literatura occidental del siglo XX, incluyendo a autores chilenos actuales.

 

¿Cómo nació la idea de trabajar con estos tres autores chinos?

 

“Todo nació en la Universidad de Nueva York, donde hice un doctorado. Ahí me interesé en las temas de traducción, estudié autores norteamericanos como Ezra Pound y brasileños como Haroldo de Campos que traducían del chino. Luego de eso comencé a estudiar el idioma durante un buen tiempo para entender lo que ellos hacían y terminé por hacer mis propias versiones, entusiasmándome bastante con la poesía china, al punto que de ahí he estado trabajándola por varios años. La presenté en un seminario de la Universidad de Chile, hasta que llegué a estas “Colecciones Tácitas” que publican otras traducciones desde el griego y el latín.

 

¿Qué lo diferencia de las traducciones realizadas por Ezra Pound y Haroldo de Campos?

 

“Las traducciones de los otros autores son un poco más irresponsables de algún modo, con bastantes errores, principalmente porque lo hicieron en una época donde era más difícil tener acceso al conocimiento sobre el chino y ellos particularmente no lo habían estudiado. Mis trabajos son menos ambiciosos, pues me apego a los originales, mientras que los de ellos son más creativos. Afortunadamente tuve mucha ayuda de diccionarios, profesores, incluso sitios web que tienen traductor en línea y análisis de poesía china. Todo eso me ayudó a respetar la obra original”.

 

¿Cuáles son los rasgos distintivos de la poesía china que la hace diferenciarse de otras en el mundo?

 

“Una cosa entretenida es el hecho que la poesía china en muchos aspectos se parece a la poesía europea y norteamericana del siglo XX, porque hubo mucha influencia de estos autores. Es una poesía muy breve, que trabaja mucho con las cosas no dichas e implícitas, observación de acontecimientos naturales mínimos y, justamente porque es breve, condensa esas percepciones en textos con una gran densidad que permiten leerlos muchas veces con mucho cuidado. La poesía china es difícil de traducir, por más que parezca breve”.

 

¿Cuál fue el criterio para escoger estos autores?

 

“Son tres autores de la dinastía Tang que corresponde a la época medieval china. Es una época clásica en el arte y la cultura en China, también con avances científicos importantes. Estos tres poetas son considerados los más importantes según la tradición china, cada uno a su manera. Si bien la elección no es muy original, comparten una misma época y los tres tienen mucho que decir. Un ejemplo es el tercer escritor, Wang Wei que está muy marcado por una espiritualidad budista que se traduce en una mirada muy intensa de la naturaleza, algo que lo hace parecer moderna. Ha habido gente que me ha dicho que este autor parece ser de este siglo, ya que el ve los fenómenos naturales y percibe una desaparición en el acto, demostrando una habilidad espiritual, es decir que hay una fascinación con el mundo y en la forma como desaparece, se escapa y es engañosa, algo muy común en el pensamiento budista que me parece interesante”.

 

¿De qué manera va a seguir conectado con la literatura china?

 

“Aún estoy estudiando y seguiré, puesto que todavía soy un principiante. Sin embargo estoy empezando un proyecto que si resulta tendría que ver con encontrar contactos entre la poesía china clásica, así como su literatura y gramática, con la poesía contemporánea latinoamericana. Hay algunos estudios sobre eso, si bien no son todos los escritores de poesía que están influenciados, si hay muchos que se fascinaron con la poesía china, entonces pretendo estudiar qué fue lo que vieron ellos, principalmente autores chilenos como Juan Luis Martínez que tiene mucho diálogo con la poesía china, o Claudio Bertoni que tiene un diálogo permanente con la poesía oriental a nivel general. También apareció un libro muy grande sobre traducción escrito por un autor chileno llamado Andrés Claro, quien trabajó sobre los problemas que existen para traducir desde el chino. Si nos comparamos con otros países latinoamericanos como Perú o México, podemos ver que aquí se trabaja poco, no tenemos expertos y creo que hay mucho por hacer”.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet