Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Noticias

La experiencia del gobierno digital en Corea: una trayectoria de largo aliento

Desde la década del sesenta que el país asiático ha incorporado herramientas tecnológicas, no solamente a la gestión, sino también a la infraestructura. Con ello se ha logrado la entrega de servicios ágiles y adecuados a los ciudadanos, pero también en el logro de altos estándares de transparencia y uno de los mejores desempeños en gobierno digital a nivel global.

13 de Julio de 2021

Corea del Sur cuenta con una política de digitalización en sus instituciones públicas que, con el correr de los años, se ha ido fortaleciendo con la creación de leyes y, más recientemente desde 2016 con dos planes maestros. De hecho, si bien la pandemia ha acelerado el proceso de digitalización en todo el mundo, Corea desde antes de ello contaba con ciudadanos que reconocían ser usuarios de servicios públicos ágiles y eficaces. Más detalles de esta experiencia, en la siguiente nota.

Más de medio siglo modernizando la gestión e infraestructura

Si bien el gobierno electrónico era entendido solamente como el uso de tecnologías para optimizar el desempeño de las instituciones públicas y entregar amplios servicios en línea, con el paso del tiempo, este concepto ha evolucionado hacia lo que hoy conocemos como gobierno digital. Según información entregada por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas, parte de este cambio se explica porque las tecnologías son consideradas como parte de la infraestructura institucional y cognitiva del Estado, es decir, son parte de la gobernanza.

De tal manera, el gobierno digital es más que el uso de tecnologías para reforzar o hacer más eficiente lo que ya existe en políticas públicas, se trata de una forma de pensar las políticas públicas a partir de las ventajas tecnológicas, pero también la innovación y de qué manera se pueden ser más eficientes para brindar mejores servicios para responder a las crecientes demandas de la ciudadanía en transparencia y rendición de cuentas.

Estos mismos principios han estado presentes en el camino de Corea del Sur hacia la consolidación de un gobierno digital, donde se ha hecho una apuesta importante, no sólo en la creación de infraestructura, sino también en la formulación de políticas públicas para la modernización. Ella comenzó en la década del 60 con la incorporación de sistemas informáticos en la planificación de la economía. Una década más tarde, las TICs comenzaron a ocupar más espacios en la infraestructura estatal.

Algo similar sucedió en los ochenta, cuando se comenzaron a distribuir computadores para la gestión de la administración pública y el desarrollo de redes informáticas. Más aún, a comienzos de los noventa Corea contaba con un Sistema nacional de Información Básica (NBIS por sus siglas en inglés) que cinco años después produjo la implementación de infraestructura de alta velocidad.

La ley que impulsó la realización de un plan maestro

A pesar de todos los avances en la incorporación de medios para el desarrollo de un gobierno digital, Corea necesitaba un marco que además de dar coherencia, entregara legitimidad a un proceso que con el avance del tiempo se volvió necesario para brindar mejores servicios y conducir al país al desarrollo económico. Es por ello que en 2001 se promulgaron las primeras leyes sobre gobierno electrónico, donde están contenidos los principales códigos y planes para crecer y ramificarse en todas las instituciones y departamentos gubernamentales.

No fue sino hasta 2010 cuando entró en vigor la Ley de Gobierno Electrónico, en cuyo contenido queda de manifiesto la necesidad de hacer más eficientes los servicios y mejorar la transparencia en todos sus servicios. Esta ley permitió, que tres años más tarde, se impulsara el plan Gobierno 3.0, acompañado de una nueva Ley de Promoción del Suministro y Uso de Datos Públicos, cuyo foco se centró en promover que el gobierno digital incorpore un enfoque centrado en la perspectiva de los usuarios.

De esta manera, y teniendo un conjunto de leyes y políticas en funcionamiento, en 2016 se anunció el primer plan maestro de gobierno digital. El e-Government Master Plan (2016-2020) que contribuyó con la creación de 16 mil sistemas de información, con un presupuesto anual de más de 4 mil millones de dólares. Pero lo más llamativo de esta iniciativa es que el 89 por ciento de la población coreana, es decir, más de 37 millones de personas, son usuarios regulares del gobierno digital.

(Quizás te interese leer: “ Corea y Chile en el camino de modernización y digitalización del Estado”).

Todos estos avances han permitido que hoy el gobierno coreano figure con amplios reconocimientos internacionales, por ejemplo el Digital Government Index 2019 de la OCDE, que reconoce al país asiático en el primer lugar de su ranking como el país con mejor desempeño en gobierno digital. Algo similar sucede con el E-Government Development Index de 2020 de Naciones Unidas, que le da el segundo lugar a nivel mundial, solamente superado por Dinamarca.

Nuevo plan maestro 2021-2025

Con la finalización del primer plan maestro en 2020, y la realización de distintas prácticas implementadas a nivel nacional, pero también en proyectos de cooperación internacional, el gobierno dio inicio a su nueva versión del plan, proyectada a 2025. Esta actualización no sólo tomó en consideración los logros y desafíos logrados, sino también la nueva realidad creada por la pandemia.

Y es que la enfermedad aceleró el proceso de conversión hacia lo digital, por lo que ha sido necesario innovar en cuanto a distintas prácticas, como por ejemplo la disposición de 300 tipos de documentos y certificados digitales sobre la vacuna del Covid-19. Asimismo, se incorporaron otro tipo de documentos:

  • Soberanía en 35 tipos de datos personales (2021)
  • Servicio de Asistencia Virtual, con información administrativa personalizada
  • Plan “Subvención 24”. Creación de sitio único para acceso para recibir más de seis mil beneficios públicos
  • Licencia de conducir móvil digital
  • Notificación georreferenciada de disponibilidad de mascarillas
  • Servicio de protección y seguridad de auto cuarentena y seguimiento remoto
  • Implementación de Escuela en Línea con clases regulares y a distancia

De esta manera, el segundo plan maestro a implementarse entre 2021 y 2025 no sólo se estructuró con base en los desafíos concretos identificados durante los últimos años, sino también en función de las dificultades que surgieron en el contexto de la pandemia. Sin embargo, el plan se estructura con el objetivo claro de lograr que de aquí a 2025 la conversión digital alcance el 80 por ciento de todos los servicios públicos clave y que la incorporación de información en la nube alcance el 100 por ciento de todas las instituciones públicas y administrativas.

Visión del e-government desde una mirada coreana y chilena

Una mirada de los avances de Corea desde la perspectiva de nuestro país, pero también de haberla vivido en primera persona, nos entregó Soonbae Kim, director del Centro de Estudios Comparados de Corea y del Magíster en Estudios Coreanos de la Facultad de Economía, Gobierno y Comunicaciones de la Universidad Central de Chile. En su opinión, el buen desempeño de las instituciones públicas es evidente. “En general, los servicios públicos se hacen de manera bastante eficiente y sin tantos procesos burocráticos, es decir, con menos papeleo y más rapidez”, comentó.

Asimismo, señaló que desde antes de la crisis sanitaria internacional se podía ver un alto nivel de digitalización de los procesos. “Mucho antes de la pandemia, los servicios públicos ya contaban con plena operación en línea para ofrecer atención conveniente a los usuarios. La sociedad coreana se dirige cada vez más a procesos untact que buscan minimizar el contacto humano en tareas o trámites cotidianos. Por lo mismo, los ciudadanos coreanos, en general, se muestran satisfechos con los servicios públicos basados en el gobierno electrónico”, agregó.

Desde una perspectiva histórica, se refirió al hecho de que el desarrollo económico ha estado estrechamente ligado a la modernización de las instituciones. “En términos generales, el país buscó el desarrollo económico a través de una inversión en recursos humanos y tecnología, y esta ha sido su estrategia clave para el crecimiento. Mientras que el sector privado compite a nivel global, el gobierno facilita la infraestructura requerida para favorecer la competitividad”, sostuvo.

Sobre este punto, afirmó que los dos ejes claves de la agenda Korean New Deal del gobierno de Moon Jae-in, anunciada en julio de 2020, son Digital New Deal y Green New Deal. “Con esto, se persigue el desarrollo económico y la creación de trabajos basados principalmente en tecnologías innovadoras. En la misma línea, el gobierno también apoya y fomenta aquellas industrias estratégicas basadas en tecnologías como semiconductores, baterías, automóviles y construcción de barcos, con el objetivo de que las empresas coreanas puedan tomar liderazgo en el mercado mundial y así afianzar al crecimiento económico”, explicó.

Eficacia y transparencia en la gestión pública

En relación a si la ciudadanía en Corea se reconoce como parte de un país con una política y una economía saludable, desde el punto de vista de la transparencia y la corrupción, Soonbae Kim aseguró que en el gobierno de Roh Moo-hyun tuvo la visión de avanzar en ser el mejor a nivel mundial en gobierno electrónico abierto. “Esto se logró a través del fortalecimiento de la eficiencia y la transparencia administrativa, para así finalmente crear un gobierno participativo. La política de gobierno electrónico contribuyó significativamente a la mejora de la participación ciudadana y la percepción social sobre la administración pública y el establecimiento de políticas del gobierno. Sin embargo, todavía existe desconfianza de los ciudadanos debido a ciertas irregularidades recurrentes”, expresó.

Por último, y en función de su mirada de Chile, reflexionó acerca de qué elementos podríamos priorizar en la relación de cooperación con Corea en términos de buenas prácticas. “Entre las distintas dimensiones del gobierno electrónico, en mi opinión, las líneas que apuntan al acercamiento entre el gobierno y sus ciudadanos y al mejoramiento de la calidad de vida ciudadana constituyen aspectos que la sociedad percibe con mayor rapidez. En ese ámbito, entre otras prioridades, se podría trabajar en mejorar ChileAtiende y sus redes de servicios en línea para conseguir un impacto positivo y directo en la vida cotidiana de los ciudadanos. Los buenos resultados logrados por Corea del Sur en esta materia podrían tenerse como referencia en el contexto de cooperación con Chile. De todos modos, las áreas prioritarias tendrán que ser definidas tomando en consideración las diferencias existentes entre los dos países”, sentenció.

 

Por equipo Asia Pacífico: asiapacifico@bcn.cl












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet