Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Noticias

La estrategia australiana para conservar la biodiversidad en un programa proyectado al 2030

La creación de reservas naturales para la conservación de especies en lugares que son propiedad privada y crear prácticas sustentables en la actividad agrícola y ganadera, además de la implementación de estudios para la preservación de flora y fauna, son parte de las actividades de este programa.

17 de Diciembre de 2014

A propósito del proyecto de ley que crea el Servicio de la Biodiversidad y Áreas Protegidas (SBAP) que busca la conservación del ecosistema en todo nuestro territorio, buscamos en el Asia algunos ejemplos de cómo algunos países se enfocan en la preservación del medioambiente. De este propósito destaca la Estrategia Australiana de Conservación de la Biodiversidad, programa dependiente del Departamento de Medioambiente de ese país. Más información de este programa a continuación.

 

Una estrategia nacional con vocación de futuro

 

La estrategia australiana de conservación de la biodiversidad es un programa nacional con fuerza de ley que se originó gracias a dos hechos importantes. En primer lugar la firma en 1993 de la Convención Nacional de Diversidad Biológica de las Naciones Unidas, que busca sostener la diversidad de los seres vivos en la tierra. En segundo, y debido a que convención dio lugar a la primera Estrategia Nacional de Conservación, en 1996 es reemplazada por el programa actual.

 

De esta manera, el programa es oficialmente conocido como “Estrategia Nacional de Conservación de la Biodiversidad 2010- 2030” es considerada como una hoja de ruta que guía a todos los organismos públicos y privados para que puedan lograr en menos de veinte años los objetivos y principios del programa. Los objetivos más importantes de esta estrategia están contenidos en una serie de valores orientados a respetar la biodiversidad y el ecosistema, pero que además puedan ser difundidos ampliamente por los medios de comunicación.

 

Entre estos valores encontramos:

 

  • Compartir la importancia de todas las formas de vida, su respeto y beneficio
  • La mejor manera de conservar la biodiversidad es en sus propios hábitat
  • Construir una relación de reconocimiento mutuo entre las instituciones sociales y las ecológicas
  • Que todos los australianos se benefician de la biodiversidad y pueden contribuir en ella

 

Estos valores de la estrategia nacional de conservación de la biodiversidad cumplen con un propósito que debe ser respetado por toda institucionalidad que se oriente al fin de la conservación medioambiental. Según Juan Carlos Damián, biólogo marino, todas las leyes sobre conservación de la biodiversidad deben ser explícitas en que son de interés público que trabajan por resguardo del patrimonio natural.

 

Sin embargo, para Damián, las leyes deben partir por una premisa básica que sustente a cualquier institución que se pueda crear. “El respeto a los tratados internacionales en materia de biodiversidad y compromisos multilaterales es esencial, deben ser respetados igual que cualquier ley. Además, ahí están contenidos todos los principios que sirven para crear los servicios, no tenemos que inventar la rueda, por eso lo que ha estado haciendo Australia es lo más práctico”, señaló.

 

Creación de un concepto oficial de biodiversidad

 

En Australia la legislación fue precedida de la creación de un concepto nacional de biodiversidad, actividad que reunió a actores públicos con empresas y grupos sociales. De esta manera, el concepto de biodiversidad, parte de la premisa que ocurre en todos los ambientes de la tierra, es decir que se consideran los espacios terrestres, ríos, lagos, mares y océanos.

 

En consecuencia, se reconocen tres niveles de biodiversidad. En primer lugar la diversidad genética, donde se encuentran la información individual de plantas, animales y micro organismos. En segundo, considera la diversidad de especies en toda su variedad, y en tercero, el ecosistema de la diversidad, donde se especifican las comunidades ecológicas y sus procesos.

 

Para el miembro de Red Océanos es muy importante que cada país haga una declaración de principios que orienten la construcción de un concepto nacional de biodiversidad. “Esto es algo que debe aclararse bien, porque todos los países son distintos en su conformación geográfica, por lo tanto una misma especie tiene distintos hábitat según la zona y si no se hacen estas especificaciones se puede atentar contra los equilibrios, por eso es importante que el concepto nacional de biodiversidad vaya en consonancia con su propia realidad”, sostuvo el biólogo.

 

Reconocimiento de la biodiversidad australiana bajo amenaza

 

Para lograr la protección de la biodiversidad y orientar los esfuerzos de conservación en un significado conjunto, el gobierno australiano creó la noción de que el medioambiente está en peligro por las diferentes actividades productivas. Esta situación ha llevado a que se lleven a cabo iniciativas concretas, tales como la creación de reservas naturales para la conservación de especies en propiedad privada, crear prácticas sustentables en la actividad agrícola y ganadera, además de la implementación de estudios para la preservación de flora y fauna.

 

Para Juan Carlos Damián, el reconocimiento de la biodiversidad bajo amenaza es una estrategia que puede tener buenos efectos, sin embargo es una situación real que está afectando a todos los países. “La inclusión de áreas protegidas es algo que debemos hacer a tiempo, ya que son muchas las especies que están en peligro y que van a afectar directamente al ser humano. Yo agregaría además que para el caso de Chile se integren aspectos humanos, como son los conocimientos tradicionales, algo explicitado en el Convenio 169 de la OIT”, expresó.

 

Una estrategia como la de Australia en nuestro país

 

Para Damián, la posibilidad de llevar a cabo una estrategia como la australiana para la conservación de la Biodiversidad, es un desafío interesante, pero difícil, ya que el país tiene otras prioridades políticas. “La conservación de la naturaleza no ha estado entre las metas institucionales del Estado chileno, por lo tanto los fondos para la protección de la diversidad biológica no son suficientes para lograr lo que Australia ha hecho”.

 

En relación a los beneficios que traería la creación de un servicio de biodiversidad a nuestro país, el biólogo marino aseguró que por lo general las políticas de conservación llevan a un aumento de la actividad turística. “Un mejor manejo de la naturaleza lleva a que más personas quieran venir al país a conocer las especies, hay actividades turísticas relacionadas con el submarinismo que aquí podrían explotarse y que no estamos pudiendo hacer porque tenemos amplias zonas contaminadas”, señaló.

 












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet