Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |


Rodrigo Arenas es uno de los poquísimos chilenos que ha ganado la Beca Monbukagakusho para estudios de pregrado que entrega anualmente el gobierno de Japón. Tras seis años estudiando en ese país, Arenas decidió volver a Chile con la esperanza de contribuir al fortalecimiento de las Relaciones Internacionales entre Chile y los países asiáticos. Conozcamos algunos detalles e impresiones de su vida en Japón.

Rodrigo Arenas cuenta que su interés por estudiar en Japón surge en su época de adolescente con la lectura de Herman Hesse, particularmente de las novelas “Siddhartha" y "El juego de los abalorios", en que la sabiduría de Oriente se presenta como una aspiración espiritual. La beca Monbukagakusho llegó a sus oídos gracias a la orientadora de su colegio cuando cursaba tercero medio, "desde entonces me obsecioné con la idea de ganármela", recuerda.  

Al salir de la enseñanza media, estudió derecho en la Universidad Católica del Norte. En una decisión arriesgada y con el apoyo de su familia, decidió congelar sus estudios para prepararse para los duros exámenes necesarios para postular a la selectiva beca japonesa. El riesgo valió la pena, pues fue el único ganador entre 40 postulantes. Un año antes, el beneficio del gobierno japonés que cubre los costos de cinco años con escolaridad, manutención y pasajes, había quedado desierto al no cumplirse los niveles esperados en los exámenes de admisión.

Meses después le dieron los resultados y pasó a una entrevista y luego a otro periodo de ansiosa espera. “Transcurrió un largo tiempo antes de saber si me había ganado la beca y entre medio estaba con el alma en un hilo, sin saber qué iba a ser de mi vida en los próximos cinco años".

La alegría de ser el único ganador de la beca se prolongó a su llegada a Japón. La fuerte impresión que le dejó la su arribo a la tercera economía del mundo y uno de los líderes en innovación y tecnología, se hizo más intensa en medio de un lenguaje y cultura desconocidos. “Me fui en taxi desde el aeropuerto y crucé una de las partes más modernas de Tokio. Luego llegué a mi residencia, donde compartía un edificio con 71 estudiantes de todo el mundo. Fue una experiencia increíble. A lo largo de ese año, establecí fuertes lazos de amistad que aún perduran".

¿Cómo es el régimen de estudios para los becados?

El primer año comprende un curso intensivo deidioma japonés, entre otras materias y según el promedio delas calificaciones obtenidas se postula a distintas universidades. Logré ingresar en mi primera opción a la Universidad de Hokkaido, quinta en el ranking japonés, y ubicada en Sapporo,maravillosa ciudad en que tuve el privilegio de vivir cinco años. Aunque como es de suponer, no es tan internacional como Tokio y a mi llegada en el año 2005, sólo conocía a dos personas, también becarios Monbukagakusho. Fue un cambio drástico. Decidí entrar a un equipo de natación de la UNiversidad y al gimnasio donde poco a poco fue creciendo mi círculo de amistades, hasta llegar a conocer a la mayoría de los extranjeros de la Universidad y a buena parte de los japoneses de la facultad de derecho. Las amistades que surgieron de estas interacciones me permitieron conformar un sólido grupo de amigos que yo sentía como una segunda familia.  

¿Cuántos estudiantes chilenos se han beneficiado con en esta beca?

Considerando que no todos los años se alcanzaba elpuntaje requerido para cubrir el único cupo anual para esta beca, no sabría decir cuántos chilenos se la han ganado desde que se inició este programa en los años 50, pero tengo entendido que hasta ahora sólo quedamos cuatro. Yo soy el único de ellos que hasta ahora ha vuelto a vivir en Chile.  En general son pocos los becarios que regresan a sus respectivos países una vez finalizada la beca. Este hecho es conocido por las autoridades japonesas y es una de las razones por las que su gobierno invierte tanto dinero en educar extranjeros; ellos saben que los estudiantes van aconvertirse en embajadores de su cultura en otros países. Yo regresé conla esperanza de contribuir al desarrollo de las relaciones entre Chile y los países asiáticos. Pienso que el Estado de Chile no ha aprovechado la enorme inversión que realiza el gobierno japonés a través de esta beca, para formar aun chileno en el idioma, cultura y leyes japonesas.


¿Qué crees que debería suceder para que se aprovecharan mejor estas ventajas?

Creo que debería establecerse una institucionalidad que fomentarala reinserción de los exbecarios en Chile, para así utilizar ese potencial en beneficio del país, especialmente considerando el contexto actual en que las relaciones con Asia se vuelven cada vez más importantes. Estando en Chile yo podría servir como nexo para las interacciones entre Chile y Japón en los ámbitos comerciales, culturales, de cooperación tecnológica y en distintas áreas entre ambos países. Hasta ahora he recibido la gentil ayuda de Masako Noriwa, de Pro Chile, pero no porque sea parte de sus funciones específicas, sino como gestiones independientes basadas en la amistad que establecí con ella.  Sería interesante que hubiera un organismo dedicado a estimular a los estudiantes que, como yo, no están obligados a volver a Chile después de sus estudios en el extranjero.

¿Cuán grande crees que es el abismo cultural entre Chile y Asia?

El conocimiento que el común de los chilenos tiene de Asia es muy bajo. Si bien es cierto, se trata de los paísesmás remotos del planeta, en el contexto actual no es posible justificar esta indiferencia en base a la lejanía física. Tengo un amigo, por ejemplo, que estaba preocupado porque su novia se iba a estudiar a China. Él decía que el choque cultural sería mucho más fuerte que si se fuera a un país de Europa. Eso es algo que nosotros desde aquí como chilenos no podemos ni siquiera dimensionar. Tendemos a homogeneizar a los países de Asia, pero la ignorancia no es una justificación aceptable en estos tiempos.

A casi dos años de su retorno a Chile, Arenas ha trabajado para dos empresas japonesas y ahora se prepara para postular a la Academia Diplomática, donde aspira a hacer una carrera en el Ministerio de Relaciones Exteriores.












    Comentarios publicados



  • Escrito por petronila | 23/01/2014 16:47
    Muchas gracias por haber compartido tu experiencia , es realmente admirable

  • Escrito por Nicolás | 23/09/2013 08:29
    Sé muy poco sobre Japón y oriente, y por eso mismo encuentro muy interesante el testimonio de Rodrigo, da gusto conocer historias de chilenos que con valentía construyen caminos distintos. Mucho ánimo a quienes escribieron que quieren postular, y no se frustren si algo no funciona, creo que les puede servir como alternativa informarse sobre Becas-Chile, y nunca den por perdida la lucha que no se ha dado.

  • Escrito por Jaime | 01/07/2013 09:22
    Interesante, teniendo en cuenta la dificultad de las pruebas (que tienen mucho contenido que no esta en el plan comun de los colegios chilenos) me resulta muy curioso que alguien se ganara la dichosa beca, que ademas creo que era 1 cupo para toda sudamerica a exepcion de brazil. Me gustaria postular a esa beca pero veo mucha materia y bastante complicada, aun con buenas notas del liceo esto el Monbukagakusho es todo un desafio. Bravo por Rodrigo que pudo con las pruebas, pero aun asi me cuesta creer que lo lograra.

  • Escrito por kassandra | 01/07/2013 09:21
    me sirve mucho leer esto, la verdad todavía me falta para salir del liceo, pero pienso prepararme muy bien para poder ganar esta beca en la cual estoy muy interesada, me gustaría saber como poder prepararme para los exámenes desde ahora ya que he investigado y mucho son los comentarios en base a que son bastante difíciles. Gracias por el testimonio, es algo que se agradece, pues como ven tambien soy chilena.

  • Escrito por Marco Bustos | 01/07/2013 09:21
    Gran Persona, muy linda experiencia de vida, y sobre todo gran amigo...



 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet