Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Noticias

En busca de la paz coreana

06 de Octubre de 2007

Presidentes Roh Moo Hyun y Kim Jong-Il (Fuente fotográfica: news.xinhuanet.com)
El martes pasado se celebró en Pyongyang el histórico encuentro entre los presidentes de Corea del Sur y Corea del Norte, en el que se acordaron varias medidas para lograr una mayor integración. Sin embargo, existe desconfianza de que esta reunión verdaderamente tenga resultados y signifique algo más concreto que un mero gesto de voluntad política.

Luego de dos días de conversaciones el resultado del encuentro se tradujo en una declaración conjunta de ocho puntos, cuyo objetivo general es establecer un marco para un trabajo futuro basado en la confianza y en el respeto mutuo.

Así el primer paso, y el más importante dentro del acuerdo, es la decisión de finalizar con la Guerra de Corea, para lo cual ambos líderes se comprometieron a reunirse con los mandatarios de China y Estados Unidos, presencias necesarias para acabar formalmente con este conflicto en el que los cuatro países estuvieron involucrados.

Dentro de la declaración también se incluyó el compromiso con la no agresión, por lo que se agendó una reunión para noviembre de los ministros de Defensa de ambas partes. Además se hizo hincapié en la necesidad de establecer vínculos de cooperación en lo económico, deportivo, cultural, educativo, tecnológico, y social. Se estableció una zona pesquera común en un sector marítimo conflictivo; se abrieron rutas de transporte entre los países por vía marítima para civiles, ferroviaria para mercancías y aérea para permitir el turismo de surcoreanos hacia el monte sagrado de Paektu, importante escenario del mito de creación coreano.

También se apoyará el encuentro de los familiares separados a través del intercambio de mensajes por video. Y por último, se acordó enviar por tren a un grupo conjunto de animadores para los equipos de Corea del Sur y del Norte que participarán en las Olimpiadas Beijing 2008.

A pesar de todos estos puntos de acuerdo, muchos surcoreanos criticaron el encuentro, argumentando que no existió la intención de lograr cambios  reales, principalmente por que el tema de los Derechos Humanos de los ciudadanos norcoreanos no estuvo presente en la agenda. Además el presidente de Corea del Sur fue acusado de usar el encuentro meramente como un acto desesperado para elevar su popularidad, a sólo tres meses de finalizar su mandato.

Es importante recalcar que paralelamente a la declaración conjunta entre las coreas, Pyongyang, mediante su representante en la conversación a seis bandas que se llevaba a cabo en Beijing, accedió a entregar un calendario detallado de su programa de desnuclearización, a completarse a más tardar el 31 de diciembre del presente año. Este paso puede ser una demostración de que la voluntad de Kim Jong-Il está realmente encaminada hacia la integración al sistema internacional y hacia la conciliación con sus vecinos, lo que le daría aún más validez al histórico encuentro.











    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet