Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Dos gigantes económicos están cambiando la geopolítica del mundo. Para entender a China e India en sus nuevos roles en la arena internacional, es necesario contar con la mirada de un experto. Eso es lo que logra entregar The Elephant and the Dragon, (Robyn Meredith, Editorial Norton, 2008), una comparación asertiva y amena de los procesos que han perfilado a esas economías emergentes como las más influyentes del planeta.

Escrito con la simpleza y exactitud que logra la corresponsal norteamericana, Robyn Meredith, este libro analiza paso a paso las reformas y transformaciones que se llevaron a cabo en esas naciones a lo largo del siglo XX y comienzos del XXI, y permite al lector construir una opinión informada sobre los nuevos protagonistas de la economía y la política mundial.

En nueve capítulos recorremos en detalle y claridad las similitudes y diferencias de los procesos que han llevado a India y China a convertirse en potencias emergentes y motores de la economía global.

En la introducción “Tectonic Economics” (Meredith, pp 09-14), la habilidad periodística del autor permite la reconstrucción de lo que debe haberle parecido Beijing al entonces Primer Ministro de India, Atal Bihari Vajpayee, mientras aterrizaba por primera vez en 10 años en la metrópolis industrializada de China. Desde el aire, el mandatario indio corroboraba con asombro el salto atlético de China hacia el futuro. Vajpajee buscaba sin éxito los rastros del país de bicicletas y edificios quejumbrosos al que había visitado a principios de los 90. Ya en tierra, el Premier indio se asoma a China suspendido en la seda de una carretera impecable, rodeada de miles de grúas, rascacielos e industrias boyantes con salarios sólidos como garantes del “sueño de una vida mejor”. La conclusión fue determinante. India había quedado rezagada en la carrera por el desarrollo. Este viaje trajo importantes consecuencias en la visión del presidente Atal Bihari Vajpayee: India tenía que realizar una reforma importante.

Meredith nos da noticias gruesas de la magnitud del cambio que experimentaba el premier indio. En los 25 años desde la reforma/apertura económica de Deng Xiaoping en 1978, las compañías extranjeras habían vertido 700 mil millones de dólares en China, una cifra que opaca ampliamente a la del Plan Marshall en la reconstrucción de Europa post Segunda Guerra Mundial.

India, en cambio, se tardó 13 años más, hasta 1991, para abrirse a la inversión extranjera. Sus aeropuertos decadentes permanecieron como un monumento al poder de la convicción sobre la gravedad. Las carreteras eran inexistentes y las calles un pasillo para avanzar entre chozas, en medio de la arquitectura paupérrima del tercer mundo. Mientras los trabajadores chinos quintuplicaban sus salarios a principios del siglo XXI, los indios lavaban sus platos en los mismos canales que usaban para verter desperdicios humanos.

Aunque las dos permanecían aún entre las naciones pobres del planeta, para el 2004, el 89 por ciento de los chinos había superado la barrera del dólar diario, mientras en India lo hizo el 65 por ciento de sus habitantes. Aunque ambos porcentajes requieren de una ingeniería impresionante, e India ya llevaba 12 años de apertura económica, la comparación seguía siendo abismal. Durante el año fiscal que terminó en marzo del 2007, la inversión extranjera vació 16 mil millones de dólares en India, exactamente los que China recibía cada tres meses en capital foráneo.

Mientras India se perfila como la próxima nación más poblada del mundo para el 2030 y su clase media crece a pasos agigantados, la dinámica de esta comparación irá cambiando ante nuestros ojos. El libro de Meredith es fundamental para entender y proyectar la magnitud de estos cambios desde su fundación.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet