Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Noticias

Seguridad y Defensa en Asia: Japón hoy

(Por Rodrigo Álvarez Valdés)* Japón, desde 2013, se encuentra en un proceso que intenta resolver, de forma semiautónoma, su dilema de seguridad. De este modo, mientras, por un lado, tiene una alta interacción económica, por el otro, mantiene una tensa relación histórica con sus vecinos.

22 de Agosto de 2021

En efecto hasta hoy, especialmente resultado de los años del expansionismo imperial, Japón mantiene controversias con China, Corea del Sur, Corea del Norte y Rusia. Estas tensiones, de alguna u otra forma, han estado supeditadas, con mayor o menor intensidad, desde su firma en 1951, al Tratado de Seguridad entre Japón y Estados Unidos.

Sin embargo, el debilitamiento como única potencia global de los estadounidenses y la resignificación de China han generado la preocupación de Japón por ajustar su política de respuesta con una mayor capacidad militar disuasiva de carácter convencional. Esto es crucial de entender, desde que entrada en vigor su Constitución de 1947, y más allá de los intentos fallidos por modificar su art. 9 (Renunciación a la Guerra), ha determinado su interacción regional y global en seguridad y defensa.

Hasta este momento, si bien sin haber modificado el art. 9, pero tampoco abandonando la discusión a este respecto, en 2013, durante el período del primer ministro, Abe Shinzo, Japón estableció su primer Consejo de Seguridad Nacional y su primera National Security Strategy (NSS), la que además da cuenta del “National Defense Program Guidelines” (NDPG) que tiene una versión de 1976, 1995, 2004, 2010, 2013 y 2018. Lo interesante de estos NDPGs -que fue propuesto en el documento NSS-2010 y profundizado en la versión de 2013, bajo la lógica de las Fuerzas de Auto Defensa-, es el cambio desde la visión de una Capacidad de Defensa Básica a la de Fuerzas de Defensa Dinámicas. Este cambio, según Sugio Takashima, implica el “reconocimiento de la transformación de las fuerzas militares [japonesas] desde roles y misiones basadas en la dicotomía de paz y guerra, a roles y misiones dentro del área gris entre guerra y tiempos de paz".

Los ajustes aplicados a la interacción de Japón con el sistema internacional, según el NSS-2013, se basan en el proceso que se experimenta en el “cambio del equilibrio del poder global; la emergencia de nuevas amenazas y el incremento severo del entorno de seguridad en el Asia Pacífico; amenazas que en cualquier lugar del mundo podrían tener efectos en la paz y seguridad de Japón”.

Al alero de estos cambios, hoy Japón enfrenta los siguientes escenarios. En el caso de China, acompañada de una menor capacidad norteamericana de contenerla, la disputa por el dominio y posesión de las Islas Sensaku-Diaoyu; así como los acontecimientos en torno a Taiwán, que luego de las declaraciones del viceprimer ministro japonés, Taro Aso, sobre que “tendrían que defender a Taiwán” si se producía una invasión por China continental, han vuelto a complejizar las relaciones bilaterales.

Con Corea del Sur, las diferencias se orientan a las Islas Takeshima-Dokdo y las relacionadas con la denominación del Mar de Japón o Mar del Este para los coreanos. Además, de las cuestiones derivadas de los reclamos históricos de la ocupación japonesa de la Península de Corea. Del mismo modo, la que no ha podido ser eliminada, la preocupación que genera la amenazas a la seguridad nacional japonesa del programa de misiles y nuclear de Corea del Norte.

En el caso de Rusia, la situación también es delicada; desde que la cuestión de la reclamación de los territorios del norte para Japón y Kuriles del Sur para Rusia, han adquirido un significado que se proyecta más allá de la cuestión bilateral, elevándose a una de carácter trilateral, que incluye a Estados Unidos. Además, no es menor en este contexto, la preocupación que se produce en relación con el Indo-Pacífico; en el que derivado del avance que China está haciendo en su política de Mares Lejanos, complicaría los intereses económicos de Japón en el ASEAN. Esto le ha llevado a sumarse y ser parte central de QUAD (Quadrilateral Security Dialogue); el que, integrado por Estados Unidos, India, Australia y Japón, busca establecer el principio de “Free and Open Indo-Pacific Strategy”.

Ante este escenario, ahora bajo la administración del primer ministro Yoshihide Suga, no ha sido extraño entonces que Japón no tan solo hubiera relanzado la histórica alianza de seguridad con Estados Unidos luego de la última reunión 2+2 de 2021, sino que se anunciara (en línea con las críticas a la decisión tomada en 1976) que su país puede reflexionar sobre mantener o no el principio de solo el 1% del PIB en gasto para Defensa.

*Rodrigo Álvarez Valdés es doctor en Estudios Latinoamericanos (USACH), profesor de la Escuela de Periodismo Universidad Mayor, Master of Arts International Political Economy (Tsukuba University, Japan). Ha cursado el U.S. Institutes (SUSI) on National Security Policymaking (Delaware University) / IVLP - U.S. Department of State Bureau of Educational and Cultural Affairs). Además es investigador asociado del Programa Centro de Estudios Coreanos de la USACH.

“Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento del Observatorio Asia Pacífico BCN”.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet