Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Rodrigo Quevedo es además director general de Robotics Lab, un centro ubicado en la comuna de Recoleta donde se enseña y desarrolla robótica en nuestro país. Durante 2018 participó de un encuentro mundial de robótica en Japón y en 2017 participó en representación de Chile en el Robo One, un torneo de lucha entre robots donde obtuvo un inédito lugar 16. Su experiencia en el acercamiento de Chile y Japón en la robótica y la perspectiva de esta tecnología a futuro, en la siguiente entrevista.

Posibilidad de sumergirse en la robótica japonesa

“Esta es la segunda vez que viajamos a Japón, la primera fue en 2017 luego de años de conversaciones. Primero fuimos a competir en la Robo One, en la Conferencia Robótica Biped, que es la más antigua en el planeta. Este 2018 fuimos al World Robotic Summit y a la semana de la robótica japonesa, donde se reunieron todos los exponentes del Asia en torno a la robótica de servicio, que tiene como fin asistir y ayudar a las personas y a la industria a través de la aplicación de robótica. Ya sean robots androides, educativos, de inspección, entre otros.

Fuimos invitados por la Asociación de Robótica y pudimos ver en primera persona las principales innovaciones en relación a la robótica. Llegamos a Chile con una buena noticia, porque nos otorgaron la licencia para hacer la Robo One en Chile, dirigida a América Latina. Lo haremos el 2019 y sería el primer país, después de Japón, en tener esa competencia a nivel internacional. Lo que busca esta competencia es desarrollar el conocimiento sobre la robótica bípeda, es decir, robots que puedan equilibrarse y caminar con sus propias piernas. En Chile estamos interesados en la rehabilitación, sobre todo la fabricación de exoesqueleto a partir de ese conocimiento.

Cuando fuimos por primera vez, éramos el primer equipo no asiático en participar de la competencia, entonces generó bastante admiración que de un país tan exótico como Chile fuesen a competir con robots, les pareció muy raro. Nos fue bien porque ganamos dos combates, quedamos en el ranking 16 lo que nos dio cierto reconocimiento, porque incluso no es fácil clasificar, solo 88 lo hicimos. Nosotros además le ganamos a un favorito, entonces eso fue para nosotros muy importante”.

Últimos adelantos en Japón

“Japón trabaja muy fuerte en la construcción de androides, sobre todo que tengan expresiones y fisionomía humanas. Han avanzado mucho en las emociones, en el trabajo de las emociones, por lo tanto nos encontramos con robots muy parecidos a los humanos, incluso con cualidades que a veces son difíciles de distinguir. Por un lado han trabajado mucho la estética, por otro, han avanzado bastante en la masificación de los androides con aplicaciones domésticas de uso cotidiano. Desde el robot de Toyota, a otros que son humanoides y que están integrados a las funciones productivas, pero con integración a lo humano, es decir, la integración del robot con el humano en una tarea determinada.

Esto significa que los robots tienen cierto tipo de sensores que transmiten el trabajo en conjunto para no tener accidentes en la interacción. Nosotros nos reunimos con varias personas con interés de apoyar a través de desarrollo técnico, vía RoboticsLab, otras iniciativas en Chile. Trajimos algunas tecnologías japonesas, como una línea de robots educativos. Son los que organizan la competencia en Japón y en 2019 los instalaremos”.

Utilidad de la tecnología japonesa en Chile

”Estamos trabajando en la robótica educativa a través de un plan nacional de talentos, que tiene que ver con la formación integral y la certificación de los conocimientos de los jóvenes entrenados, para que su esfuerzo tenga resultados. En estos 11 años de trabajo nos hemos dado cuenta que el trabajo en robótica ha sido fructífero, pero no siempre los jóvenes adquieren el conocimiento que les permite entrar a la universidad o a la carrera que ellos quieren.

Hay talentos que se han destacado internacionalmente y no han tenido la posibilidad de entrar a la universidad a estudiar las carreras que ellos quieren. Por lo tanto estamos desarrollando un plan nacional de talentos que tiene reconocimientos del Ministerio de Educación y, a través de las universidades que están en el convenio, les va a permitir que estos jóvenes tengan acceso a la universidad, a través de becas y convalidación de ramos.

Nos ha servido mucho porque siempre buscamos operadores de punta a nivel mundial en distintos ámbitos. Así como las universidades chilenas no son especialistas en todos los temas, en los países pasa lo mismo. Un país desarrolla un área de manera específica y nosotros tomamos lo mejor de cada país. Esto con el objetivo de traer este conocimiento a Chile y de esta forma acortar la brecha tecnológica, involucrando a las universidades, alumnos y estudiantes de enseñanza básica.

Proyección a futuro de la relación con Japón en robótica

Estamos trabajando con la Universidad de Tokio y con la Asociación de Robótica Bípeda de Japón, que es de una red bien completa de instituciones. Son los primeros pasos, como la cercanía y trabajo en conjunto que se va a materializar en 2019 en la competencia. La competencia lleva a un mayor conocimiento y tecnología, y esa tecnología es básicamente algoritmos. Lo que buscamos es masificar este conocimiento, no solo en el ámbito de la programación porque la robótica es integral, tiene diseño, arte, mecánica, electrónica y programación. Nosotros creemos que más que la programación, la robótica debe tener un enfoque integral, acorde a los intereses de todos, transversales en una sala de clases, no solo a los que le gusta programar sino que a los que tienen vocación por el arte a través del diseño, a través de la mecánica, etc.”

Posible aporte del Congreso en el desarrollo de la robótica

”En primera instancia, alinear las estrategias para tener un enfoque en conjunto para que también los sponsors estén alineados. Las actividades que se realizan con las personas involucradas, sobre todo que llevan un trabajo de muchos años, puedan facilitarlo porque hemos trabajado en estos últimos años en formar una masa crítica de jóvenes formados para el servicio de Chile, entendiendo que el país no está preparado para entender esta revolución. Pero partimos formando gente porque en algún día se van a necesitar.

Hoy queremos mejorar el conocimiento avanzado hacia las personas. Hoy el plan nacional integra también no solo a los alumnos, sino a los mentores que apoyen este programa informativo, para que se puedan hacer pasantías en ciertas universidades, como ya existen en Estados Unidos, queremos hacer lo mismo en Japón. A través de nuestro plan formativo tener una vinculación directa con las universidades japonesas para realizar intercambios, pasantías, becas de estudio y así traer a científicos japoneses destacados, pero también enviar a nuestro talentos para allá.

Si bien es cierto que Japón tiene avanzados ciertos temas, Chile también tiene lo suyo en términos de conocimiento de ciertas condiciones que son interesantes para el desarrollo de la robótica. Los robots en Chile, cuando se aplican a la minería, condiciones de funcionamiento como el manejo de la oscilación térmica, la altura, y todo ese conocimiento de las condiciones especiales de nuestro territorio. Eso es un aprendizaje que beneficia a las partes, no solamente a Chile sino a Japón y otros países como trabajo en conjunto.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet