Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Noticias

Las economías emergentes del Asia Pacífico mantendrán su ritmo de crecimiento en 2019

Esta es una de las conclusiones de la versión 2018 de los Perfiles Económicos Asia Pacífico, a cargo del economista Christian Cancino, quien afirmó que hay considerar en estas proyecciones, la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

20 de Diciembre de 2018

Desde 2017 que la dinámica de las economías asiáticas ha ido en expansión, rompiendo con el ciclo de bajo crecimiento que comenzó luego de la crisis financiera en 2008 y que se conoce como la nueva normalidad. Perfiles Asia Pacífico 2018 muestra que el promedio de crecimiento del Asia Pacífico es de un 10,8 por ciento, pese a que grandes economías como China, India o Corea, buscan una potenciación de sus mercados internos. Algunas de las ideas expuestas durante la presentación del economista Christian Cancino, realizada el 11 de diciembre de 2018, en la siguiente nota.

El Asia Pacífico sigue siendo una región de oportunidades

”Las economías emergentes están en una excelente posición para competir en los mercados internacionales”. Esta es una de las principales conclusiones a las que llegó la versión 2018 de Perfiles Asia Pacífico, publicación anual llevada a cabo por la Fundación Chilena del Pacífico con el fin de contribuir a la integración e inserción económica de nuestro país con dicha región. En esta ocasión, la elaboración de dicho documento se encomendó a Christian Cancino, economista y docente de la Universidad de Chile y de la San José State University, California.

Entre las ideas que se destacan del documento está la perspectiva de que nuestro país puede aprovechar el mayor dinamismo comercial en el Asia, ya que cuenta con importantes acuerdos comerciales con la región. Asimismo, reafirma la importancia de generar oportunidades para que nuestro país potencie emprendimientos de proyección internacional, conocidos como Born Global, por su alta competitividad y proyección.

El economista planteó una primera mirada del contexto actual del comercio internacional, que consideró positivo, ya que el 2017 comienzan a mejorar los resultados a diferencia de lo que en 2009 se denominó como la nueva normalidad, dominada por el crecimiento económico más lento. “Esta mirada positiva nos lleva a pensar en cómo las empresas de menor tamaño o Born Globals que se internacionalizan rápidamente, podrían aprovechar esa condición positiva del contexto”, señaló.

En una segunda mirada no positiva, se construye a través de las preocupaciones comerciales por el futuro de la Unión Europea ante el Brexit y la guerra comercial entre China y Estados Unidos, donde hay aires de proteccionismo e individualismo, aunque también habría respuestas por parte de China. “Las proyecciones que en abril entregó el Fondo Monetario Internacional y sus indicadores que fueron ajustados en octubre por la tensión comercial. Hay una mirada menos positiva- no quise llamarla negativa- que tiene a las medidas no arancelarias junto a las arancelarias dándonos avisos sobre cómo se proyecta el comercio internacional el 2019, quizás de una forma parecida al 2018, pero volviendo el 2021 a 2023 a esta lógica de la nueva normalidad”, comentó.

El Asia Pacífico sigue en gloria y majestad

Según Cancino, el informe abordó 14 economías, 13 de ellas pertenecientes a la Apec. “Pensamos que India debería estar por su interés de pertenecer a la Apec y su influencia en Chile en términos de exportaciones. Estas 14 economías en el informe están ordenadas según su participación en relación al comercio exterior con Chile y luego India por esta relación. Hay economías emergentes que están liderando el crecimiento en el Asia Pacífico y que se espera que no respondan a la nueva normalidad. Caso distinto a las economías avanzadas del Asia en donde estamos pasando por un 2018 bueno en términos de crecimiento y comercio exterior dinámico, quizás lo mismo ocurra el 2019 pero a largo plazo – 2023 y 2030- regresaría la nueva nortmalidad, en donde el crecimiento será menor y un comercio exterior menos dinámico”, agregó.

Desde un plano general, el académico se refirió a las características comunes que marcan el devenir de las economías asiáticas. “En términos de inflación hay economías bastante reguladas, cumpliendo las metas. En cuanto al gasto público hay ciertas economías que están destacando, sobre todo el caso de Japón que es uno de los que más gasta para sacar a su economía adelante. En el balance fiscal se están mostrando números negativos. Particularmente llama la atención los esfuerzos que se hacen en largo plazo para reducir las brechas y que no puede ser permanente y donde hay estrategias de cambio”, sostuvo.

En el caso de China observa que se produjo una disminución de un crecimiento proyectado del 6,6 por ciento al 6,2 por ciento. “Aunque en el largo plazo no hubo variación porque tiende al 5,5 por ciento en 2023. Hoy creciendo al 6,6, la tasa del empleo se proyecta al 4 por ciento lo que es bastante controlado y de tendencia constante, alta tasa de creación de trabajo. De hecho, es interesante analizarlo porque hay una clase media creciente que para 2018 podría superar los 600 millones de personas. Esto lleva a un aumento del comercio exterior a tasas decrecientes, pero por un cambio en el modelo, enfocado al consumo interno. La clase media crece y necesita nuevos servicios y hace que el foco del gobierno sea más interno que externo. Hoy la importación de servicios participa de mayor manera en el comercio. Esto va a tener influencia sobre otras economías del Asia”, afirmó.

Sobre Japón, el informe destaca que el crecimiento durante la última década fue volátil y negativo. Aunque las cifras de 2018 son menores a las de 2017, sostiene que las proyecciones del FMI de los siguientes cinco años serán positivas. “Japón tuvo un muy buen 2017 en comparación con años anteriores, pero 2018 volvió a mostrar un descenso y en su proyección de crecimiento como economía avanzada muestra tasas de crecimiento muy bajos. Llama la atención que Japón mantendría el primer puesto en términos de deuda pública bruta, 238 por ciento del PIB. El balance fiscal nos muestra que en el largo plazo es imposible que mantenga este nivel de apoyo de lo público a la economía”, comentó.

Por su parte, Corea del Sur tiene una proyección de crecimiento de un 3 por ciento, aunque se espera que para 2023 comience a desacelerarse a un 2,6 por ciento. “Este es un caso interesante porque a diferencia de las otras economías tiene una política más responsable en cuanto a que los ingresos fiscales son mayores a los egresos. Esto también sigue una lógica de crecimiento de su mercado interno, y las buenas expectativas en torno a la relación con Corea del Norte. Estos son elementos positivo”, afirmó.

En cuanto al otro gigante asiático, India, se ve una perspectiva de crecimiento distinta. “Caso distinto es el de India porque en términos de proyección de economía emergente, tiene una perspectiva de crecimiento y el modelo tiene que ver con consumo interno, con una tasa de crecimiento bastante alta. Es el único donde se proyecta crecimiento con un nivel de gasto público importante, esto se debe a que está financiando construcción de infraestructura como hospitales, aeropuertos, etc. Lo que hace que esté moviendo tejidos productivos”.

Por último, el economista concluyó que entre 2017 y 2019 no se estaría cumpliendo la nueva normalidad. “Existe un crecimiento en términos de la economía mundial y particularmente en el Asia, y de forma particular las emergentes. Hay un comercio exterior más dinámico, sin embargo entre 2021 y 2023 volvería la nueva normalidad, pero por supuesto va a seguir dependiendo de variables como la guerra económica entre Estados Unidos y China, de qué tan real es esta apuesta por el proteccionismo”, sentenció.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet