Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Noticias

Karma Tshiteem: “En Bután tenemos un concepto distinto de felicidad”

Presidente de la Comisión Real de Servicio Civil y ex-secretario de la Comisión Nacional de Felicidad de Bután, fue expositor en la versión 2021 del Congreso Futuro. En su opinión, para la elaboración del Índice de Felicidad Nacional Bruta tomaron como base una forma diferente de concebir la felicidad, sustentada básicamente en la satisfacción con la vida.

09 de Febrero de 2021

Fue uno de los principales impulsores del índice que sitúa a Bután como el país más feliz del mundo, y que es el principio que guía a su nación. Basado en cuatro pilares: desarrollo socioeconómico sostenible, preservación cultural, buena gobernanza y conservación del medioambiente, coincide en algunos aspectos con la Agenda 2030, pero según Dasho Karma Tshiteem, la medición de la felicidad va más allá. Sus ideas, en la siguiente entrevista.

Idea de crear el Índice de Felicidad Nacional Bruta

”La idea de crear este índice y los indicadores relacionados nació de su Majestad, el Presente Rey. Básicamente, la motivación era que nos faltaban indicadores de medición y esto es muy importante para orientar la intención y la acción del gobierno. Hemos tenido que desarrollar esto porque nos dimos cuenta que no había nada parecido o, al menos, que fuese suficientemente útil para nuestro propósito. Tenemos, por supuesto, métricas económicas como el PIB, o los de la ONU que centrados en el Índice de Desarrollo Humano, pero necesitábamos otra dimensión.

Sin embargo, nos encontramos con que nos quedábamos cortos para desarrollar esta visión y filosofía de la felicidad bruta. Por lo que esta tarea se le encomendó al Centro de Estudios de Bután, que es un think tank del gobierno real. Allí se hizo el innovador trabajo de desarrollar el índice con nueve dominios relacionados con indicadores, los cuales sentimos que capturan de manera integral la idea de felicidad bruta y las condiciones que el gobierno debe tratar de manera de crear un modo que las personas puedan -esperemos- encontrar la felicidad, pero también sentido de sus vidas”.

Lugar que ocupa la educación en la estructura del índice

”Después de la creación del índice en 2008 lo hemos llevado a cabo en todo el país, con encuestas para determinar sus características holísticas. En esa encuesta, lo que encontramos es que hay una correlación entre altos niveles de educación y satisfacción con la vida en general, la cual puede ser equiparada a mayores niveles de bienestar. Esto podría pensarse intuitivamente, porque para las personas que tienen un poco más de educación, ayuda a que su vida pueda ser mejor aprovechada y obtener el mayor potencial posible como seres humanos. Así que nuestras dos encuestas simplemente lo confirmaron”.

Logros sociales conseguidos a través del índice

”A nivel social, pienso que la principal contribución de este índice es que el Gobierno mantiene su enfoque en lo que realmente importa, es decir, las personas. Como se puede imaginar, a pesar de tener un índice holístico como este, al igual que la mayoría de los países , nuestro gobierno también se preocupa del PIB, pero no se centra solo en él. Con la creación del índice hay más oportunidades económicas tratando de aumentar el nivel de ingreso.

Pero como hemos visto a través de la experiencia de muchos países, no son soluciones que se logren solo con un compromiso. La persecución de crecimiento económico, puede tener ventajas y desventajas en los social, pero también a nivel psicológico y medioambiental. Por eso tenemos un índice integral que ve todos estos parámetros. Al mismo tiempo, hemos evitado algunas trampas, mientras perseguimos el desarrollo, como la mayoría de los países que tienen altos niveles de crecimiento del PIB por año, nosotros hemos protegido lo social y la tela de nuestro país que es la protección del medioambiente.

Todo esto ocurrió debido a que tenemos una mirada integral de desarrollo. El marco de política que hicimos fue en atención a muchos asuntos, así que creo que ese enfoque holístico nos ayuda a encontrarnos hoy en una situación de mayor equilibrio que es una clave necesaria para el desarrollo sostenible. Pero en cuanto a los retos y desafíos del índice, por supuesto que son muchos los desafíos porque el desarrollo supone justamente una dinámica constante de superarlos, lo importante es que siempre hay un compromiso de lograr soluciones.

Ahora bien, siempre esto trae dilemas, por ejemplo, si queremos energía hidroeléctrica. Sabemos de sus costos, pero la hidroenergía es la mayor fuente de ingresos para nuestro país. No en todos los ríos vamos a hacer proyectos de hidroeléctricas, ni un comercio de presas, porque no vamos a comerciar con el medio ambiente. Por lo tanto, este tipo de complejidad comercial está allí. Así lo hace Bhután y nosotros tenemos que ser pragmáticos, tenemos que explotar las pequeñas oportunidades comerciales que tenemos, como en este caso la energía hidroeléctrica, porque se trata de una fuente de limpia de energía.

Por el otro lado, nos hacemos cargo de la seguridad y protección de la vida silvestre entre otras especies importantes que se encuentran allí. Son importantes para tener un equilibrio adecuado, por lo que podemos aprovechar algunas oportunidades económicas que tenemos, pero también debemos proteger todo lo que podamos de nuestro ambiente. Son los trade off del desarrollo. Pero sin duda desde este punto de vista, nos ha ayudado a encontrar un mejor equilibrio en la forma como tratamos nuestros objetivos comerciales.

Vinculación entre el índice de la felicidad bruta y la Agenda 2030

”Absolutamente, hay una relación clara. Además, puedo decir que tuve el privilegio de representar a mi país y de participar en el grupo de trabajo abierto que se llevó a cabo en Nueva York cuando se lanzó la Agenda 2030, así que veo en los ODS una gran mejora respecto de lo que fueron los Objetivos del Milenio, que fue un mínimo.

Pienso que es una gran mejora, pero personalmente siento que aún está lejos de lo que estamos tratando de lograr con la idea de la felicidad bruta. Aquí me gustaría aclarar lo que para nosotros significa la palabra felicidad, porque es bastante diferente a la forma en que podría ser entendido en otras culturas. En algunos lugares, la felicidad es algunas veces frívola, o simplemente un estado emocional.

Aquí en Bhután cuando hablamos de felicidad, en realidad, nos estamos refiriendo a satisfacción, pero satisfacción con la vida. Todos nos decimos constantemente que es lo que queremos lograr en la vida, sin embargo, esa elección es definir qué y cómo. Aquí los gobiernos tienen un papel, porque determinan acciones o inacciones, incluso influencias que determinan cómo el final de tu jornada laboral diaria. Si somos conscientes de la gente, su bienestar y su consideración sobre la felicidad, estamos en un enfoque correcto de desarrollo, es decir, haciendo lo que los gobiernos tienen que hacer. Nuestra esperanza es que el final, el resultado sea que tenemos un mayor desarrollo, sustentado en ventajas a mayores niveles de bienestar y felicidad.

No es extraño ver que países donde hay mayor desarrollo sustentado en grandes aumentos en el ingreso per cápita, no ha sido acompañada por aumentos acordes en felicidad, bienestar. Esto es aún una paradoja. Pero, lo que queremos a hacer es evitar esto, tener un índice que de seguro no se lleve en buena medida al progreso, pero que al momento de incrementarse la gente sienta realmente el bienestar y no sea algo extraño. Esto es lo que estamos tratando de lograr.

Por lo tanto, tenemos un concepto diferente de felicidad, es la felicidad de Bhután. Hay un concepto especial de felicidad que se basa en una creencia religiosa, nosotros no hemos construido un concepto diferente felicidad, pero si un término que utilizamos para definir algo que pone punto final a los extremos y que crea un término medio.

Así que, si quiere llamar a la felicidad como la ausencia de la pobreza o más paz, o la satisfacción de que el gobierno cuando hace sus políticas y planes no puede simplemente centrarse en los ingresos, y esperar que la gente encuentre una vida gratificante, cuando el desarrollo se mide solamente por lo que dice una métrica. Entonces esto es lo que estamos haciendo de manera diferente. Pero creo que, en muchos sentidos, la forma en que definimos estrictamente la felicidad puede ser diferente.

Vea la presentación de Karma Thiteem en el Congreso Futuro 2021, en el siguiente video.

 

Por equipo Asia Pacífico: asiapacifico@bcn.cl












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet