Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |
Mientras en Chile es noticia la clonación de tarjetas de crédito, en Japón diversos bancos acaban de instalar de forma masiva cajeros automáticos biométricos que permiten a los usuarios retirar dinero mediante el escaneo de las venas de la mano, sistema que nace tras 20 años de investigación y que promete terminar definitivamente con este tipo de estafas.

El nuevo sistema biométrico permite leer el patrón de las venas de la palma de la mano de cada usuario y se considera infalible, ya que la sangre ha de estar fluyendo para registrar la imagen o patrón, que es único para cada individuo, incluso en el caso de gemelos idénticos. Tras el escaneo, el usuario debe introducir su password. Es decir, se prescinde de todo tipo de tarjetas y el cajero avisa cuando se le instala o adosa cualquier tipo de dispositivo ajeno.

Los nuevos cajeros se han popularizado con gran rapidez en tierra niponas y el Bank of Japan -el equivalente al Banco Estado en Chile- ya concluyó la instalación de estos aparatos en todas sus sucursales, tras considerar su utilidad no solo al combatir falsificaciones, sino también en casos de emergencia ya el sistema permite también que los usuarios al perder sus documentos puedan acceder a su cuenta utilizando su mano.

Actualmente el sistema -que ofrece una velocidad de identificación extremadamente rápida- está disponible en más de 20 entidades financieras -aparte del Bank of Japan y del pionero Ogaki Kyoritsu- y en cerca de 20.000 cajeros. Además, la Cámara de Representantes de Japón pretender dejar establecido por ley la implementación de esta tecnología en todos los cajeros del país.

Para el diputado Felipe Harboe, "que los bancos japoneses implementen de forma masiva este sistema, que se dice es prácticamente infalible, habla de una preocupación por la seguridad bancaria de los usuarios y por entregar un mejor servicio, lo que se contrapone con lo que podemos ver en Chile, donde los bancos tienen astucia e iniciativa para inventar fórmulas para cobrarle a los clientes, pero no para evitar que los defrauden", sostuvo.

Según Fujitsu, fabricante de estos dispositivos, las posibilidades de que alguien distinto a la persona autorizada pueda ser falsamente reconocido se sitúa en menos del 0,00008%, mientras que el ratio de falso rechazo (la persona autorizada no es reconocida) sólo alcanza el 0,01%. La firma destaca además que el escaneo biométrico resulta menos invasivo que la observación del iris del ojo y es mucho más higiénico que el de huella dactilar ya que la mano no se posa en ninguna superficie, sino que debe ubicarse a una pequeña distancia del escáner.

Finalmente, respecto a la privacidad de los datos, las entidades financieras japonesas no guardan ningún tipo de información sobre las características de las palmas de los usuarios y el costo de transformación de un cajero convencional es muy bajo, superando ligeramente los $60.000 pesos chilenos.











    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet