Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Janice Lin fue expositora en la versión 2021 del Congreso Futuro. Aprovechamos esta participación concretada en formato telemático para conversar sobre el desarrollo de este tipo de energía limpia y su proyección en el largo plazo. En esta segunda entrega, analiza la idoneidad de una estrategia nacional y la necesidad de avanzar en el corto plazo dado el contexto del cambio climático. Más de sus opiniones, en la siguiente entrevista.

Idoneidad de una estrategia nacional

”Pienso que, en primer lugar, es genial tener una estrategia nacional. En Norteamérica aún no la tenemos. Los avances de Chile los he estado compartiendo con todo el mundo. Cuando abordamos lo principal de una estrategia nacional es que hay un conjunto de lo que yo llamo decisiones de diseño de mercado fundamentales, que son necesarias para apoyar la innovación, la competencia y realmente asegurar que en el mercado los mejores de su clase puedan prosperar y aportar al desarrollo económico.

Lograr esto es algo crítico para la transición energética, porque si dejamos atrás a gran parte de la población, estaríamos condenados al fracaso. Se trata de una pequeña molécula tremendamente flexible que tiene oportunidades, no solo para grandes grupos que manejan la explotación de manera centralizada. Aquí las oportunidades están ampliamente distribuidas. Aunque eso no nos impide que se pueda utilizar y reutilizar la infraestructura existente.

Y lo que es más importante, con un diseño de mercado adecuado se puede incentivar a los titulares que actualmente tienen un empleo remunerado y ganan dinero con combustibles fósiles para que transformen su modelo de negocio y puedan ganar dinero con un combustible ecológico. Esto es algo en lo que pasamos mucho tiempo pensando. Incluso, algunas de estas decisiones para diseñar nuevas reglas de mercado las estamos discutiendo ahora mismo aquí en los Estados Unidos.

Todo esto parte en asegurarnos que el hidrógeno verde se defina adecuadamente, porque para fomentar la innovación y la competencia no se trata solo de electrólisis, sino que debe ser independiente de la tecnología y abarcar una amplia gama de materias primas diferentes, no solo agua barata, sino también materias primas orgánicas, desechos orgánicos municipales y biogás. Son tecnologías que existen hoy para convertir estas corrientes de desechos en hidrógeno verde y esas corrientes de desechos en si mismas son un problema para la sociedad. Entonces, con este proceso matamos dos pájaros de un tiro”.

Objetivos de una estrategia nacional

”Es importante reconocer las señales adecuadas del mercado para unir todo el ecosistema en un objetivo común. Antes hablábamos de objetivos, pero la señal del mercado no tiene por qué ser enorme. Podría ser, pero hay tantas partes interesadas e involucradas que a la hora de transformar la economía del hidrógeno verde necesitamos movilizar ecosistemas completos, todos juntos, no solo la producción de aguas arriba, aguas intermedias y aguas abajo. Por otra parte, hay que incentivar a los compradores.

La única forma de movilizar a un grupo tan diverso de actores interesados es establecer un objetivo común y esa es una de las cosas que me encantó de la estrategia nacional que se proyecta en Chile. Han hecho una apuesta por el territorio y su objetivo es lograr el costo más bajo. Amo esa ambición. Es algo motivador y tiene sus raíces en los negocios, porque es necesario idear una propuesta de valor que funcione. Sin embargo, hay otros tipos de objetivos que son realmente efectivos que pueden unirse en torno a ese objetivo en particular y son objetivos específicos de cada sector.

Por ejemplo, los que estamos trabajando aquí en California, en particular, que es lograr un carbón de inyección en tuberías de gas natural. Para ello, tenemos un procedimiento realizado en conjunto con la Comisión de servicios públicos y estamos abogando por una meta modesta, cinco por ciento por volumen para 2025. Es bastante modesto, y si miramos los estudios en todo el mundo, lo que dicen en Europa es que la mayoría de los gasoductos deberían ser capaces de soportar 20 por ciento. Por supuesto, esto no se ha hecho antes y puede afectar a ciertos compradores de gasoductos.

Hay varias empresas de servicios públicos que operan en nuestro sistema de gasoductos sin un objetivo común. Es difícil asegurarse de que sus respectivos programas de I+D y la ayuda de un ecosistema más amplio que produciría el hidrógeno y lo inyecte en esa tubería se unan en la misma línea de tiempo. Por eso es que los objetivos son tan importantes y la transformación de la infraestructura de gas existente es un gran camino a seguir porque es una infraestructura valiosa”.

Crear conocimiento y marcos regulatorios en la práctica

”La experiencia que estamos desarrollando se fundamenta en nuestras acciones, porque queremos descarbonizar lo que está en proceso y queremos ir lo más rápido posible. También estamos presionando a nuestra Comisión de servicios públicos para que considere reutilizar el derecho de vía de las tuberías, que es un aspecto muy valioso para el desarrollo, pero a la vez es muy difícil. Para ello se necesita mucho tiempo, porque debemos establecer un derecho de paso y que luego se utilice con gas natural y considere cuándo se puede agregar una extracción más grande, instalando una tubería de hidrógeno justo al lado, que podría no ser una tubería de gas.

Esta tubería podría ser de agua, pero también de alcantarillado. Entonces, aprovechemos estos derechos de paso, encontremos formas de dar un salto y pongamos un transporte de bajo costo para el hidrógeno verde, a modo que podamos avanzar en incrementos escalonados. Pienso que hay grandes compradores que se pueden incorporar en una posición particular. Pueden participar con fuentes de suministro de muy bajo costo. Y ahí es cuando necesitamos una tubería.

Ahora bien, hemos estado hablando de vías, pero también existe la oportunidad de transformar el sector de la energía y utilizar la valiosa infraestructura que tenemos para respaldar la producción de hidrógeno verde electrolítico. En cualquier lugar donde se tenga una interconexión eléctrica se puede producir hidrógeno verde hasta el punto de consumo en forma modular.

Esto significa que se puede soportar una microrred de forma resiliente. Hay ciertos tipos de equipo de electrólisis que son muy flexibles y se pueden subir y bajar muy rápidamente. Esa flexibilidad es un gran recurso, los mismo que la capacidad de tener una carga modificable y directamente controlable, algo que es de gran valor para el sistema. Entonces, la reforma que se necesita en el sector de la energía se orienta a asegurar que tengamos las tarifas adecuadas para usar la energía y usar la red eléctrica, la electricidad y la electricidad de la red verde para producir hidrógeno verde localmente”.

Importancia de establecer alianzas público-privadas

”Para garantizar los recursos es necesario que participen muchos actores. Uno de ellos son los mercados mayoristas que proporcionan servicios auxiliares como la reserva giratoria, el soporte de voltaje, la regulación de frecuencia, y esto es cierto si se trata de una solución de un megavatio distribuido detrás del medidor en una subestación más grande de 10 megavatios a 50 megavatios, ubicada frente a la solución del medidor. Estos activos pueden producir hidrógeno que pueden regresar al sector energético o ir a alguna otra toma de alto valor, como una estación de servicio que brinde beneficios a la comunidad, por ejemplo.

Si, necesitamos señales del mercado, pero tenemos que transformar el sector del gas. Tenemos que transformar el sector energético y tenemos que permitir la infraestructura compartida con múltiples compradores. Y luego, diría, que el área final es un esfuerzo concertado para acelerar la puesta a prueba y la escala comercial de estas soluciones, para avanzar en las reducciones de costos en el equilibrio de la interconexión de plantas y sus respectivos permisos.

Si bien el hidrógeno no es una molécula nueva -pues hemos estado usando hidrógeno durante décadas para ciertas aplicaciones industriales como el refinado de petróleo y la producción de amoníaco- algunas de estas aplicaciones son nuevas. Entonces, para el equipo de producción, la tecnología y los regímenes de seguridad en tuberías similares, existen tuberías de hidrógeno al 100 por ciento”.

Tiempos y urgencias para el desarrollo de hidrógeno en medio de una crisis climática mundial

”El mundo del hidrógeno verde es relativamente nuevo y hay todo un trabajo que aún debe desarrollarse. Pienso que cuanto antes comencemos con eso, mejor. El sectores clave es el de infraestructura, a modo que nos permita respaldar la condición ecológica. El hidrógeno verde entregado y rentable es el sector del gas, el gasoducto, el sector del gas natural y de la energía de la infraestructura eléctrica. Esos sectores están en el núcleo y facilitarán el bajo costo de entrega de hidrógeno y sus múltiples vías porque pueden abastecer a muchos otras áreas adyacentes: puertos, aeroespacial, transporte, industrial y es por eso que también recomendamos que no solo que se dé una señal de mercado para avanzar en el progreso en estos sectores.

Tal como mencioné la inyección en tuberías es importante, pero también podría haber otros objetivos energéticos que podrían ser buenos. Cuando usamos gas natural en combustión para brindar confiabilidad eléctrica ¿Por qué no tener un objetivo de hidrógeno verde que con el tiempo reduzcan su uso de gas natural? Esto es lo que está sucediendo en América del Norte con la conversión del Intermountain Power Project, donde estamos desarrollando una planta de carbón en una turbina de hidrógeno que inicialmente operará con una mezcla del 30 por ciento de hidrógeno verde, llevando ese porcentaje al cien por ciento antes del 25 por ciento para que pueda establecer objetivos en el corto plazo para la generación de energía.

Además, podríamos establecer objetivos para otros usos, por ejemplo en el hidrógeno gris. La refinación de petróleo es el uso número uno del hidrógeno gris en la actualidad. Mientras esté en una refinería de petróleo ¿Por qué no establecer objetivos determinados por fecha?. Eso tiene que ser la transición al hidrógeno verde. Si vamos a tener aún combustibles fósiles, al menos logremos que sean lo más verde posible. Si vamos a producir amoníaco, establezcamos un objetivo para hacerlo más verde, que tenga fertilizantes verdes y alimentos orgánicos. En el núcleo de esto está la reutilización inteligente de la infraestructura del sector de energía existente y, específicamente la infraestructura del sector del gas”.

Vea la presentación de Janice Lin en la décima versión del Congreso del Futuro, en el siguiente video.

 

Por equipo Asia Pacífico: asiapacifico@bcn.cl












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet