Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Proporcionar asistencia médica, alimentación y abrigo son las necesidades urgentes que cualquier país necesita al enfrentar una catástrofe natural, por lo que la ayuda internacional se convierte de suma importancia para satisfacer las carencias de la población. Existen dos tipos de ayuda; la que proviene de la acción humanitaria de grupos y ONGs no gubernamentales  y la ayuda directa de gobiernos, ambos están delimitados por diferentes lineamientos y principios que marcan el protocolo a la hora de cooperar.


Los desastres naturales, como el terremoto que azotó a la zona centro sur de nuestro país, trae como consecuencia enormes pérdidas y afecta no sólo a los damnificados, sino que también al desarrollo general de una nación.  Es por eso, que la ayuda de la comunidad internacional al gobierno afligido, es primordial para sobrellevar una catástrofe de gran magnitud como la que hoy estamos viviendo.


Acción humanitaria

Esta forma de ayuda,  es un gesto solidario de la sociedad civil, cuyo único fin es apoyar,  aliviar y superar el sufrimiento de las personas en un periodo crítico. El principal objetivo de esta manera de cooperación son las personas, no los Estados, por lo que la ayuda tiene un límite de tiempo.


En esta categoría cabrían las instituciones internacionales como la Cruz Roja, Médicos sin fronteras, Bomberos unidos en acción, entre otros.


Los principios de la acción humanitaria son:


Humanidad: implica proporcionar un trato respetuoso con la dignidad humana, orientado a aliviar el sufrimiento causado por los conflictos y los desastres.


Neutralidad: este principio toma sentido al enfrentar un conflicto bélico. No tomar partido por las partes involucradas.


Imparcialidad: entregar ayuda sin ninguna discriminación por raza, sexo, religión o ideología política.


Independencia: La acción humanitaria debe estar libre de cualquier presión política, económica, militar o religiosa. Por lo tanto es imprescindible la independencia de pensamiento y financiera.

 

Ayuda de gobiernos


La comunidad internacional siempre ha respondido de manera sincera y espontánea al momento de que algún país sufra  una catástrofe. La mayoría de los países entregan la ayuda que se adecua al contexto socioeconómico que tiene, la capacidad que poseen de entrega y la magnitud del desastre. En efecto, la ayuda internacional sólo se hace realidad cuando el país afectado lo solicita y declare una “situación de emergencia”.


Un claro ejemplo de ello, son las ayudas que llegaron desde los países del Asia Pacífico, Japón, Corea del Sur, la República Popular de China, Indonesia,  Australia y hoy se sumó India. Quienes han aportado con la entrega de diferentes productos  primera necesidad, fundamentales para enfrentar un desastre natural como lo es un terremoto.


Equipos médicos de campaña (en respuesta a los centros asistenciales que no funcionan por daños), sumas de dinero, carpas, equipos electrógenos, son algunas de las herramientas que entregaron estos países a gran cantidad de  familias en situación de pérdida total.


La ONU también es una vía de ayuda para los países que sufren una catástrofe. Existen  fondos de esta entidad multilateral que son destinados justamente para el socorro de sociedades en peligro. Por otro lado, también se encuentran las instituciones bancarias internacionalesBanco Interamericano del Desarrollo, Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, entre otros- que  otorgan beneficios de créditos, para los gobiernos que necesitan de recursos urgentes para la realización de los labores de reconstrucción.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet