Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Noticias

Conozca los avances de las redes 5G en la región Asia Pacífico

China y Corea están ubicados entre los países más avanzados en desarrollo tecnológico del mundo y fueron los destinos que formaron parte de la gira presidencial llevada a cabo en abril de 2019. Esto gracias a la existencia del proyecto de un cable transoceánico de fibra ótica con el gigante asiático, que permitirían a Chile ser un centro tecnológico a nivel regional.

07 de Mayo de 2019

La irrupción de nuevas tecnologías no solamente mejora la calidad de vida de las personas, también modifica valores y modos de comportamiento. El gran impacto del mundo digital en el conocimiento, principalmente en las comunicaciones, impacta en los patrones de poder, al punto que los países más industrializados consideran que tecnologías como el 5G son un elemento estratégico en su modelo de desarrollo. Esto se puede ver en el caso de los países del Este de Asia, que en el corto plazo podrían comercializar dicha tecnología y exportarla hacia otros horizontes geográficos. Más de estos avances y sus implicaciones en nuestro país, a continuación.

5G para las personas, las ciudades y las cosas

El 5G -abreviatura de quinta generación - más que una actualización de los sistemas inalámbricos, es un nuevo tipo de conexión inalámbrica que potenciará la capacidad de una infinidad de dispositivos, esto es, no solamente hará que los celulares sean más rápidos y que se puedan descargar películas en segundos, también permitirá que autos, relojes, cámaras de seguridad, refrigeradores, entre decenas de miles de otros productos, se mantengan conectados a internet, pues lo necesitarán para su funcionamiento normal.

Conocido también como Internet de las cosas, cambiará nuestra relación con los dispositivos y nos entregará nueva información sobre nuestra vida y del entorno que habitamos. Para la entrega de una mayor cantidad de datos, a diferencia del 4G LTE que permitía la descarga de un gigabite por segundo, el 5G aumentará hasta los 10 gigabites por segundo. Este aumento de capacidad significa que más dispositivos puedan estar conectados, pero también con posibilidad de transmitir y generar datos simultáneamente.

Para Tushar Gupta y Amit Kumar, en un artículo sobre las características de la tecnología 5G, llama la atención sobre la capacidad de "computación ubicua", que tiene la capacidad de acceder a aplicaciones desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo, debido a que muchos objetos tendrán sensores. Por ejemplo, los automóviles iteligentes podrán enviar mensajes a cualquier teléfono, imágenes desde una cámara de seguridad, o diagnósticos médicos a un celular, desde un procesador de muestras de laboratorio. De tal manera, el 5G potencia la capacidad de sincronización entre distintos aparatos con el fin de brindar mejores servicios a las personas.

Un artículo de Nguyen-Son Vo, de la Universidad de Da Nang, Vietnam, sostiene que la capacidad de conectividad y sincronía del 5G se verá reflejada en el desarrollo de ciudades más inteligentes, pues la gran disposición de redes sensoriales entregará información en tiempo real sobre datos de tránsito, suministro de servicios, utilización de recursos, como también de riesgos, accidentes, etc. Tales capacidades, en un contexto de sobrepoblación en grandes ciudades permitiría la proliferación de nuevas ciudades, que sean más amigables con el ambiente y que se disponga de nuevos puestos de trabajo. Tales cambios -afirma Nguyen-Son Vo- supone también desafíos para las TICs.

Competencia por liderar el desarrollo del 5G

Entre las economías industrializadas, pocas han desarrollado la tecnología 5G. Sin embargo, la región Asia Pacífico concentra la mayor cantidad de países líderes. Por ejemplo, Australia, Filipinas y Corea del Sur fueron los primeros en experimentar con esta tecnología, mientras que China, Corea del Sur e India fueron pioneros en reconocer la utilidad de este sistema con el fin de proyectar desarrollos globales, esto les ha permitido ser los primeros en establecer estándares de comercialización con intenciones de competir. Según el informe The Mobile Economy Asia Pacific 2018, de la consultora internacional GMSA Intelligence, los avances en dicha región se explican por la alta inversión de sus gobiernos.

En el caso de Corea del Sur, el avance de esta tecnología ha dado pasos agigantados en menos de tres años, al punto que el Ministerio de Ciencia y Tecnología de ese país anunció que el 5G no sólo se suministrará a través de redes móviles, sino también a través de redes fijas. Esto permitirá que tres operadores móviles participen en la construcción de instalaciones adecuadas para desplegar las conexiones. El motivo de esta decisión es acelerar la comercialización temprana de esta tecnología para que evitar altos costos de adaptación en el futuro.

El sitio web de noticias tecnológicas ZDnet se refiere a este hecho como la posibilidad de que en poco tiempo reclame el título de ser el primero a nivel mundial. Para Pedro Huichalaf, ex subsecretario de Telecomunicaciones, Corea tiene una amplia experiencia en el desarrollo de esta tecnología. “Corea ya lanzó 5G comercial y está mostrando dentro de sus bondades como controlar remotamente una grúa desde Corea, pero que está en Alemania. En esa prueba el operador desde una pantalla, como si estuviera en una caseta, realiza movimientos que inmediatamente articulaban la grúa a miles de kilómetros de distancia. Esa es la tecnología 5G coreana”, señaló.

De igual manera, con avances igualmente de asombrosos, China cuenta con una agenda propia destinada a desarrollar una red simple y ágil que les permitiría desarrollarse en poco tiempo. Según un artículo de Elizabeth Woyke, en el MIT Technology Review, dicha tecnología ya cuenta con la capacidad de intercambiar datos con autos en tiempo real. En su plan Made in China 2025 se describe al 5G como una “industria estratégica emergente”. Es por ello que a comienzos de 2018 se dio inicio a la construcción de una nueva red con estaciones base para que los servicios 4G y 5G se ejecuten en paralelo. Esto permitiría a los operadores explotar las capacidades de la nueva tecnología con usuarios que, aunque con un costo inicial de acceso alto, permitiría dar inicio a su utilización en el corto plazo.

El tercer lugar de esta competencia lo ocupa India -según el informe de GMSA- cuya proyección para lanzar el 5G se sitúa en 2020, se encuentra mejorando el rendimiento y capacidad de su banda ancha. Aunque el informe señala que las velocidades de red no han cumplido con las expectativas, se espera con la necesidad de lanzar la red 5G en un horizonte cercano, se podrían mejorar los estándares, sobre todo en capacidad y cobertura.

Para Pedro Huichalaf, la razón por la cual la región Asia Pacífico se ha mantenido en la cúspide del desarrollo de la tecnología 5G a nivel global, se explica por una alta inversión por parte de las compañías. “Las empresas invierten en I+D, por ejemplo Huawei invierte entre 10 y 15 de su ganancia. Ellos tienen esa filosofía, lo mismo que Corea. Si uno piensa en las empreas chilenas, con suerte un 1 por ciento de su ganancia lo destinan en I+D, o el Estado invierte un porcentaje muy bajo. Pero esta no es una responsabilidad solo del Estado. Entonces cuando tienes empresas que están entendiendo que parte de sus ganancias tienen que ir al desarrollo de nuevas tecnologías, lo hacen y son capaces de generar estos estándares, porque en el fondo saben que va por ahí el camino. Estos países del Asia no tienen las condiciones naturales de Chile para exportar materias primas, pero como economía apostaron por el desarrollo tecnológico y hoy son grandes potencias gracias a ello”, agregó.

Chile y su apuesta por el 5G

A pesar de la distancia geográfica y de desarrollo tecnológico con el Asia, nuestro país ha impulsado proyectos para incorporar la tecnología 5G en el mediano plazo. En la gira presidencial por China y Corea durante abril de 2019, se firmaron importantes acuerdos relacionados con la transferencia tecnológica y se acordaron proyectos en conjunto con Huawei en China y Samsung en Corea, donde se contempla la tecnología de quinta generación como uno de los ejes centrales en el proyecto de un cable transoceánico que comunicaría a Chile y a China.

Uno de los propulsores de este proyecto fue precisamente Pedro Huichalaf, quien en enero de 2016 siendo Subsecretario de Telecomunicaciones desde China anunció el trazado de un cable de fibra óptica que conectaría con Chile a través del Pacífico. “Nosotros veíamos que Latinoamérica tiene nueve cables de fibra óptica, de los cuales ocho pasan por Estado Unidos, mientras que el otro se conecta entre Brasil y Europa. No hay ningún enlace entre América Latina y Asia. Esto sería parte importante de un avance al 5G porque permitiría otro troncal de velocidad, otro operador mayorista que entregue conectividad y si pasa por Chile, que nos convierta en un puerto de entrada a Latinoamérica y, por tanto, este proyecto cuando se firmó se estaba pensando no solo en el 5G, sino que en todas las tecnologías que se están desarrollando”, explicó.

En relación a la sociedad que a futuro pudiera establecer nuestro país para implementar la red de 5G en su territorio, el experto fue categórico en cuanto a que todas las tecnologías presentes en el Asia podrían ser aprovechadas a través del cable transoceánico con China. “Hay que pensar que en las tecnologías cuando se definen estándares se produce una generación de equipamiento. Por ejemplo, en celulares o antenas. Hoy China es un gran generador de infraestructura, pero también tenemos a Corea. Si vemos lo que pasa solamente con los celulares, Samsung es el primero, que es coreano, luego Apple de Estados Unidos, pero en tercer, cuarto y quinto lugar vienen marcas chinas. En definitiva, cuando conversábamos con China la posibilidad del cable transoceánico, no veíamos solamente el intercambio con China, sino a toda la región. Tuvimos la posibilidad de ir a Corea y allí tienen nodos de conectividad con Japón y China, es decir, esta infraestructura no va solamente de un país a otro, lo mismo que la conectividad con Chile, la idea es que se conecte con otros países. Entonces esto es simplemente con qué se hace un acuerdo para que sea una puerta de entrada”, sentenció.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet