Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Anna Protsenko es doctora e investigadora en el Centro de los Sistemas y Culturas Políticas en la facultad de Política Mundial en la Universidad Estatal M.V. Lomonosov de Moscú, además de formar parte de la Red China y América Latina Enfoques Multidisciplinarios (Redcaem). Aprovechamos su visita a nuestro país para asistir como expositora al seminario internacional “Los Brics en el Siglo XXI: desafíos y proyecciones” con el fin de conversar sobre la mirada asiática -y por supuesto rusa- de este esquema de integración regional. Algunas de sus opiniones en la siguiente entrevista.

Proyección a futuro de un bloque de países emergentes

Conformado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica (Brics) este bloque aspira a posicionarse en el mundo como la asociación de las economías más activas entre los países emergentes. Aunque su consolidación formal como bloque ha sido un proceso lento e impreciso, desde su nacimiento el año 2010 -cuando apareció como grupo de los 5 miembros- se ha presentado como un actor clave en la comprensión de los flujos comerciales en el Pacífico y en la configuración de los escenarios geopolíticos contemporáneos. Dada esta importancia, se hace necesario dimensionar el poder político de este grupo, además de su percepción y tipo de relaciones que construye con nuestra región.

Esta tarea ha sido asumida por Anna Protsenko, politóloga e internacionalista, quien desde una perspectiva económica aludió a una imagen optimista demostrando que Brics representa el 30 por ciento del PIB y del territorio, y más del 40 por ciento de la población mundial. “Cuando se analiza el bloque en su conjunto se aprecia que se están juntando cuatro economías poderosas donde China ya es la más grande del mundo. Con este hecho podemos constatar que el peso mayor de la economía mundial ya no está en el mundo desarrollado, está en los países en vías de desarrollo”, señaló en su presentación.

Sin embargo, y en relación a los Brics, la investigadora de la Universidad Estatal de Lomonosov analizó la importancia que tiene el bloque en relación así mismo. “Rusia para los socios de Brics desafortunadamente no llega ni siquiera a un tres por ciento, ni en exportaciones ni importaciones en sus balances comerciales. Si por el contrario analizamos lo que los socios Brics representan para Rusia, vemos que es alrededor de un 10 por ciento entre importaciones y un poco más de 20 por cientos en exportaciones solamente en caso de China. Esto demuestra que dentro del bloque las relaciones no están equilibradas pese a que existen oportunidades de expandirse las relaciones económicas”, agregó.

De igual manera, en su exposición afirmó que Brics es un caso muy ilustrativo para demostrar cómo la política exterior está atada a la política doméstica y entrelazada con economía. “Rusia vive dificultades económicas por dos factores, las sanciones de los países Occidentales y las fluctuaciones de los precios de los combustibles en el mercado internacional. Esos factores condicionan el presupuesto estatal y no le permiten planificar en un plazo más extendido de un año porque vive una situación completamente impredecible”, sostuvo.

Asimismo, explicó la postura de Moscú ante un escenario global complicado. “En Rusia hay una sensación que el ambiente internacional no es amigable hacia ellos y que la retórica de guerra fría está de regreso. En este contexto de dificultades Rusia apuesta por las relaciones con los organismos internacionales y los apoya con una amplia lista de los acuerdos bilaterales con países del mundo. En este contexto Brics representa una mecanismo de liderazgo colectivo para Rusia que se basa sobre el criterio de diversidad geográfica y civilizaciones. Este modelo busca una solución para garantizar la gobernabilidad sustentable de desarrollo global”, sostuvo.

Su análisis sobre la mirada latinoamericana de este bloque y el peso de India y China en su desarrollo a futuro, en la siguiente entrevista

.

Futuro de los Brics y América Latina en el siglo del Asia

”El Comité Nacional de Investigación sobre Brics está trabajando y elaborando los pronósticos de aquí para 2030, donde mencionan que este bloque está coincidiendo en la voluntad de cambiar el orden financiero y económico mundial, porque como se demostró durante la crisis económica de 2008 hay posibilidades quebrar el sistema financiero, por eso es que parten de la base que necesitamos reformas. Los países tienen diferentes opiniones sobre cómo podríamos estructurar un nuevo orden económico, porque tienen sus propios intereses y provienen desde diferentes regiones con distintas prioridades y visiones, por lo tanto sus metas de crecimiento son distintas. Al mismo tiempo están trabajando por crear una agenda de posiciones comunes, de hecho, por eso los procesos dentro del grupo no han sido muy rápidos”.

Ahora bien, cuando las metas de crecimiento entre los países Brics se cruzan, estos momentos crean la desaceleración del desarrollo del bloque como un grupo. De todos modos lo que tiene el bloque en común es que los países se enfrentan con parecidas amenazas a las cuales pueden trabajar en elaborar las respuestas del grupo, como en casos de los retos comunes en materia de seguridad, como combatir el terrorismo, o el ciberterrorismo. Trabajan por establecer una agenda mutua que responde a los grandes retos globales de hoy para los cinco países del grupo y desde sus perspectivas”.

Nuevo Banco de Desarrollo y las lecciones de las crisis económicas

”Creo que el aprendizaje es lo esencial porque demuestra los espacios de la necesidad. En este sentido el Banco de BRICS fue pensado para responder a la necesidad de que los países en vías de desarrollo lo saben mejor que todos los demás. Los créditos internacionales siempre son condicionados políticamente y en proceso de su aprobación y luego para el país receptor en la realización de su política domestica y política económica en especial. Los países de Brics han creado este banco donde han visto un vacío o donde el sistema económico no respondía. El banco ha avanzado no muy rápido y en eso existía una gran crítica de los miembros del grupo, pero se ha creado como un resultado del trabajo de los expertos de los países miembros que recomendaban los pasos y evaluaban la facilidad del proyecto.

Se necesitan más negociaciones y trabajo de preparación para que sea efectivo y tenga el éxito esperado. No hay que evaluar el Brics con expectativas aceleradas de tiempo. Brics está permanentemente analizando y evaluando las situaciones concretas que se producen y las oportunidades que se abren para los socios y cuando están listos es que comienzan a cumplir sus proyectos. El banco tomó casi cinco años para realizarse tendrá un desarrollo lento pero será seguro. Esa flexibilidad permite la flexibilidad general del grupo”.

India y China el nucleo de socios para Rusia en Brics

”Rusía e India tienen relaciones de amistad históricas. Las relaciones de la URSS y ahora de Rusia con India siempre han sido pacificas, nunca tuvo momentos tensos como los tuvo con China. Las relaciones con China, a su vez, como casi todas relaciones de los vecinos próximos pasaron por los periodos tensos hasta los conflictos armados por las áreas fronterizas. En presente las relaciones en este triangulo representan un núcleo dentro de Brics para Rusia por el dinamismo del desarrollo de sus economías y por la cercania geográfica entre otros factores.

Al mismo tiempo, este triangulo representa una mezcla de las oportunidades y avances con una cautela de los miembros. Las relaciones entre India y China se complican por el tema de Pakistán, mientras que Rusia y China discuten sobre asuntos de transferencia tecnológica. Los últimos 4 años se intensificaron los proyectos energéticos entre Rusia y China. En esa situación cabe mencionar el nuevo vínculo de cooperación en este sector entre Rusia y India, por ejemplo la participación del consorcio de las empresas de la India en la exploración del yacimiento Vankor en Siberia Oriental.

Rusia considera a India como una buena oportunidad de inversión y desarrollo de proyectos de la exploración del petróleo en Siberia, que ofrece a Rusia una posibilidad de evitar una dependencia de China y diversificar sus inversionistas. En ese sentido la historia de las relaciones con India ha creado una base positiva para el desarrollo de proyectos conjuntos en presente”.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet