Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |
El deporte es una de las herramientas políticas más efectivas del soft power. Así lo ha entendido China, que lleva 60 años dedicando recursos para ganar los Juegos Olímpicos y posicionarse en la arena internacional.

 

 

Para potencias como China, Japón, Corea del Sur y, por su puesto, Corea del Norte, la arena olímpica es una oportunidad de reafirmar identidades y ganar imagen a nivel internacional. Esta instancia deportiva mundial ha servido como campo de batalla para validar sistemas políticos y económicos desde la Guerra Fría.

 

Tal fue el caso para China, Corea del Norte, Cuba, Rusia y los países de Europa del Este, en los que se cultivaban atletas de elite como una política estratégica de Estado frente a la presión propagandística generada por Occidente.

 

Mientras los satélites de la ex Unión Soviética bajaron la guardia en cuanto a la creación de atletas olímpicos tras el fin de la Guerra Fría, China siguió adelante con sus programas. El camino de la reforma económica, tomado a finales de los 70, determinó que China siguiera validándose a través del deporte en su vía solitaria del socialismo.

 

Y así lo ha hecho. Según la legendaria medallista rumana, Nadia Comaneci, el gigante asiático es uno de los tres favoritos para los JJ.OO. 2012 de Londres, junto a Rusia y Estados Unidos.

 

Según el documento “The Change of Chinese Government’s Sports Policy: A Historical Review”, de los investigadores Fan Hong y Xiong Huan, del Irish Institute of Chinese Studies, tras los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, la política china para la generación de atletas de elite con miras a la supremacía olímpica, se reforzó considerablemente.

 

Como la potencia emergente más poderosa del planeta, China necesita validar su sistema económico y político en la arena internacional, y para ello la eficiencia gimnástica y las medallas olímpicas siguen siendo un gran argumento de la diplomacia.

 

En Chile, a su vez, se acaba de enviar al Congreso, con carácter de urgente, un proyecto para crear el Ministerio del Deporte. Con ello se busca cristalizar los esfuerzos realizados desde el mundo privado en actividades deportivas que han dado mucha imagen al país, como lo es el tenis por ejemplo.

 












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet