Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Los parques urbanos tienen por objetivo vincular a los habitantes de las ciudades con la naturaleza y la recreación deportiva. Si bien existe evidencia científica sobre la importancia de los parques para la calidad de vida, el cuidado de los mismos por parte de las instituciones públicas en nuestro país demuestra deficiencias. Acudimos a ejemplos en el Asia Pacífico, específicamente en Australia, con el fin de detallar la forma como allí se crean y administran las áreas verdes urbanas.

 

El cuidado de los parques en Australia es un deber municipal

 

En todo el territorio australiano, el cuidado, mantención, recuperación de parques y áreas verdes corresponde al Departamento de Servicios Municipales y de Territorio (Tams por sus siglas en inglés) quienes además se encargan de implementar y darle funcionamiento a la infraestructura dispuesta para el reciclaje de la basura y la recreación, como implementos deportivos, además de parrillas públicas para asados familiares, en todos los parques urbanos del país.

 

Otras de las labores del Tams, es la administración de caminos peatonales, ciclovías y paradas de transporte público que se encuentren en los parques. De igual manera, en las ciudades australianas donde existen campings y reservas forestales, este departamento municipal debe encargarse de proveer información sobre el parque, llevar a cabo los servicios de cobro y de promoción comercial.

 

El Departamento de Servicios Municipales y de Territorio en Camberra

 

Si bien el Tams cuenta con una planta de más de 5 mil trabajadores en todo el Territorio Capital, el departamento recibe la ayuda permanente de una amplia red de voluntarios que, coordinados por sus respectivas municipalidades, colaboran en la creación de áreas verdes cuando se produce una ampliación urbana, como también en la recuperación de espacios producto de las condiciones climáticas que deterioran la infraestructura, o cuando el paso del tiempo se ha hecho sentir en la estética de los parques.

 

El Tams recibe financiamiento a través de presupuesto público, por esta razón debe publicar reportes semestrales donde se de cuenta de los avances y objetivos cumplidos. Entre los objetivos cumplidos por el Tams de Camberra durante el segundo semestre de 2013 fue la plantación de aproximadamente 2 mil nuevos árboles, más el riego de otros 21.474 y el reemplazo de 514 que han sido perdidos por el clima o el vandalismo.

 

Asimismo, entre los objetivos a futuro que más destacan en el departamento son la construcción de baños públicos, parques para paseo y adiestramiento de perros, implementación de un sistema electrónico de información, además de una plataforma web que permita a los usuarios de los parques poder interactuar con la mantención y mejoramiento de la calidad.

 

Disparidad en el cuidado de los parques chilenos

 

La situación del cuidado de los parques en Chile, al igual que en el caso australiano, es deber de las municipalidades, quienes a través del Departamento de Aseo y Ornato, o Departamento de Mantenimiento de Jardines -según el municipcio- se encargan del mantenimiento de las áreas verdes y espacios abiertos deportivos.

 

Sin embargo, la situación es dispar, pues depende de los recursos que tenga el municipio. Para Sonia Reyes- Paecke del Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de la Universidad Católica “las diferencias de mantención y estado se vinculan con la institución responsable, por ejemplo los 16 parques urbanos que son administrados por Parque Metropolitano de Santiago se encuentran en mejor estado que aquellos que están a cargo de los municipios, los cuales presentan diferencias producto del nivel socioeconómico” señaló.

 

Esta situación ha llevado a algunos alcaldes a tomar decisiones drásticas que han perjudicado a los vecinos y el ecosistema. Para Luis Antonio González, director de la Secretaría Comunal de Planificación de la Municipalidad de Punta Arenas “en algunos municipios en vez de mantener las áreas verdes las han pavimentado con el fin de evitar el alto consumo de agua”, sostuvo el funcionario.

 

La ONG que hace participar a las comunidades en el cuidado de los parques chilenos

 

En atención de la desigualdad en la gestión municipal de parques y plazas en nuestro país, surge por iniciativa de un grupo de jóvenes arquitectos interesados en la conservación de las áreas verdes, la Fundación Mi Parque, quienes gracias al aporte de fondos privados, desde el 2005 han llevado a cabo un mejoramiento de las áreas verdes en las comunas de mayor riesgo social de la Región Metropolitana de manera participativa e inclusiva.

 

Para Max Correa, coordinador de proyectos de la Fundación Mi Parque, su objetivo ha sido "generar un cambio significativo en la gestión de las áreas verdes por parte de las comunidades ayudándolos a tomar conciencia sobre sus espacios. También se han preocupado de influir en la toma de decisiones de políticas públicas de vivienda y urbanismo, para que cambien su sesgo orientado a soluciones de vivienda e incorporen el mejoramiento de los parques", señaló.

 

En cuanto al rol que sume la Fundación en el cuidado de los parques, Correa afirmó que "la mantención del espacio en sí, se la dejamos al municipio, les entregamos un acta de compromiso donde ellos se hacen responsables de ello. Luego de esto, la forma de cuidado de los espacios cambia notablemente, ya no hay árboles dañados, bancas ralladas, ni juegos destruidos. La situación mejoraría aún más si los vecinos fueran contratados por el municipio, ya que no hay mejor manera de cuidar un parque que cuando lo hace un vecnio" ,sostuvo,

 

En cuanto a la posibilidad de aplicar del modelo municipal del Tams australiano en nuestro país, Max Correa señaló que "sería bueno, pero tener fondos extrernos y que los municipios tengan la misma cantidad de recursos para la mantención de las áreas verdes sería un gran cambio, porque la gran piedra de tope no es la creación de áreas, sino la mantención. Nosotros nos hemos dado cuenta que el costo de crear un área verde es el equivalente a cinco años de mantención, por eso es que además de las municipalidades, los vecinos deben jugar un rol valioso".    

 

 












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet