Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |
Tras regresar de su intercambio en la Korea University, la estudiante de ciencia política Paulina Maturana asegura que comenzó a mirar la vida académica "con otros ojos", a aumentar sus niveles de exigencia y a ser más proactiva en el trabajo. "Aún recuerdo a los estudiantes coreanos exhaustos, durmiendo en los escritorios de la biblioteca de la universidad", comenta, junto con asegurar decidida que desea volver pronto a "ese hermoso país".

Cambiando el nivel de exigencia

Tras regresar de Seúl, en donde realizó un intercambio en ciencia política entre 2009 y 2010, Paulina señala que las ganas por continuar una vida académica internacional se hicieron más fuertes, lo que la llevó a elegir un nuevo destino en donde pudiese acabar sus estudios de ciencia política. Optando por la Universidade Estadual de Campinas, segunda mejor Universidad de Latinoamérica, ubicada en São Paulo, Brasil. Su decisión se debió a la cantidad de asiáticos que asistían a dicha Casa de Estudios y a la diversidad racial existente en el país.

La estudiante, ya egresada ciencia política y políticas públicas de la Universidad del Desarrollo, señala que aprendió mucho en Corea. "Sin darme cuenta en aquel entonces, hoy sí puedo percibir que lo aprendido allá me ha servido para ser una persona más exigente académicamente. No puedo no dejar de recordar todas esas veces en que asistía a la biblioteca en Korea University y observaba a los alumnos durmiendo sobre sus escritorios. La biblioteca estaba abierta las 24 horas del día, los alumnos vivían para ella, y profesionalmente, el aporte de la cultura coreana en mi vida se observa directamente en la exigencia académica que coloco en mis estudios y en la búsqueda del saber más allá de lo que se enseña al interior del aula" declaró.

Paulina complementa lo anterior señalando que "llevado al área laboral, este "cambio coreano" se refleja en que no me quedo solamente con lo que se me pide, trato además de ser proactiva, rendir en base a mis esfuerzos y aportar lo máximo que se pueda. Allá se evita sacar la vuelta, salir a fumar o tomar un cafecito, por eso también salen mucho más temprano del trabajo; finalmente esa es la actitud: ser eficiente", asegura.

Pero no solo enseñanzas de este tipo dejó Corea en Maturana. "En cuanto a mi formación personal, creo profundamente que mi estadía en Corea fortaleció en mí varios valores, siendo el más importante el respeto por el adulto, es admirable el trato que existe por la sabiduría de ellos, los años son muestra de admiración y no de insolencia o descortesía", comenta.

Regresar a Corea

Finalmente, Paulina cuenta que sus proyectos a seguir van relacionados a volver a vivir esta cultura. "Me gustaría sin lugar a dudas retornar a Asia para realizar un magister. Tuve oportunidad de comenzar un uno en China, sin embargo, me ofrecieron aquella vacante una vez que ya me encontraba estudiando en Brasil. Otra opción que tenía a considerar era Japón, pero a causa del terremoto las becas de estudio en aquel país disminuyeron. Hoy nuevamente tengo la opción de ir a China, pero debo ser sincera: debido a las añoranzas que Corea me dejó, busco regresar a estudiar a ese hermoso país" concluyó.











    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet