Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

El diputado Enrique Van Rysselberghe evaluó positivamente que en nuestro país se estén incorporando características del modelo de gestión de emergencias desarrollado en Japón. Centrado en la recuperación psicológica de las personas, para el representante de las comunas de Concepción, San Pedro de la Paz y Chiguayante, este es un elemento que va en la dirección correcta para que las personas afectadas puedan reiniciar su vida luego de un terremoto o tsunami.

Procedimiento de asistencia integral a las víctimas

Una de las características principales del Kokoronokea es que se centra en mitigar los efectos psicológicos de las personas que han vivido emergencias, para ello a todos los profesionales de la salud se les entrega capacitación con el fin de que puedan brindar contención a las personas, pero también sepan motivarlos a rehacer su vida a través de un procedimiento terapéutico. Esta forma de asumir el tratamiento a los afectados en Japón fue valorada por el diputado, quien además destacó el rol que en nuestro país tendría la Onemi ante este tipo de situaciones. “Es una iniciativa que va en una dirección correcta, que entrega asistencia de manera integral y que requiere de un tiempo de preparación, por eso creo que es una decisión que se está tomando muy tarde, ya que está terminando el gobierno. En materia de prevención y cobertura de desastres naturales, en la línea de modernización de la Onemi es importante que tomemos en cuenta estos ejemplos”, sostuvo.

En su opinión, el parlamentario valoró positivamente que las prácticas del Kokoronokea estén comenzando a aplicarse en nuestro país. “Durante la actual administración, una iniciativa de este tipo viene a cubrir en parte un gran vacío. Después de haber sufrido un terremoto como el que vivimos hubiese esperado una acción mucho más decisiva por parte de la Onemi, pero en el contexto de ese vacío una iniciativa como esta va en una dirección correcta”, expresó.

Reconstrucción con base en la asistencia psicológica a las personas

Basado en una metodología de contención que busca la recuperación de las personas a través de su salud mental y habilidades psicosociales, este modelo es considerado como un sistema cultural de trabajo más que una guía o procedimiento específico. Por este motivo el parlamentario consideró que debería ser un patrón a seguir. “Esta es una forma inteligente de abordar cualquier emergencia, porque va en la línea de una buena prevención. Me parece bien mirar qué es lo que han hecho aquellos que normalmente lo hacen bien, Japón es un país evidentemente sísmico y que va un par de pasos delante de nosotros en materia de desarrollo, por lo tanto observar lo que ellos han hecho para tomarlo y adaptarlo a nuestra realidad, me parece que es actuar con inteligencia”, señaló.

Asimismo, remarcó la posibilidad de que un sistema de tales características contribuya a la salud mental de las personas afectadas por un terremoto o tsunami, lo que debería ser una labor importante de la Onemi. “Considero que en general la modernización de la Onemi debería ir en esta dirección porque hasta ahora su intervención ha sido más bien escasa, por lo que una iniciativa que entregue asistencia psicológica a las personas afectadas para que puedan reiniciar su vida con tranquilidad y puedan tomar mejores decisiones, va en un sentido correcto”, afirmó.

Creación de una cultura preventiva permanente

Por último, en cuanto a que el Kokoronokea es una expresión de mayor conciencia en la ciudadanía sobre su recuperación a través de un programa permanente, el congresista se mostró de acuerdo en lograr este tipo de condiciones. “Es importante que las personas estén prevenidas y ser consientes de que en cualquier momento puede venir un terremoto, tsunami, o cualquier otro desastre natural. En mi región, especialmente en la zona costera, si hubiese existido una cultura preventiva como la que se desarrolla en Japón probablemente hubiésemos tenido una menor cantidad de muertes. Habiendo aprendido con la crudeza del dolor, la carencia de esa cultura preventiva es un error, por lo tanto la posibilidad de avanzar hacia su construcción, me parece positivo”, puntualizó.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet