Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |
El gobierno de Park Geun-hye trabaja para perfeccionar la ley que castiga a abusadores sexuales de menores -aprobada el 2012- con un endurecimiento de medidas que incluye la publicación de una lista de condenados en Internet, vigilancia electrónica en todo momento e incluso la castración química para todos los reincidentes.

Tolerancia cero contra el abuso sexual infantil

En mayo de 2012 Corea del Sur utilizó por primera vez la castración química contra un delincuente sexual declarado culpable de cuatro cargos de violación de niñas desde la década de 1980. El caso abrió un intenso debate en el país asiático entre quienes solicitaban no aplicar esta medida y entre los que deseaban que se aplique también a todos los abusadores reincidentes, no solo los "casos especiales" que consideraran los tribunales de justicia.

De ahí el gobierno decidió tomar cartas en el asunto y lejos de moderar las medidas, se lanzó a trabajar en la aplicación de castigos más severos y medidas preventivas más estrictas, especialmente tras el impactante secuestro y violación de una niña de siete años. "Estamos considerando muchas medidas para tratar de combatir las agresiones sexuales brutales que se han producido en el país, ya que estamos ante ataques que más que delitos son actos de hombres con la mente de una bestia", señaló en ese entonces el Ministro de Justicia surcoreano.

Medidas a tomar

Hoy, el gobierno planea revelar en un sitio web oficial los domicilios de los que han abusado sexualmente a menores de edad -en la actualidad, los nombres se hacen públicos sólo a nivel de autoridades locales-, junto con aplicar retroactivamente una ley de vigilancia electrónica para los que fueron condenados antes de la ley de 2012 y -está prácticamente decidida- el empleo de la "castración química" universal, práctica que consiste en inyecciones químicas que inhiben la producción de testosterona, y por ende el deseo sexual. Estas dos últimas medidas se aplicarían incluso contra abusadores sexuales cuyas víctimas sean mayores de 16 años.

De esta forma, Corea del Sur se sumaría a los nueve estados de EE.UU. que hoy la utilizan, y a países como Alemania, Suecia, Polonia y Rusia, pero sería el primero en permitir la castración química forzosa para los que han abusado sexualmente de mayores de edad.

Las nuevas directrices se suman a la puesta en marcha, en febrero pasado, de nuevos equipos de investigación de la Policía Nacional para hacerse cargo de los delitos sexuales en cada distrito policial, con personal especializado en abusos contra menores de edad y personas con discapacidad. Además, el gobierno ya prometió aumentar el número de policías asignados para abordar el problema de las agresiones sexuales -uno de los cuatro "males sociales" determinados por el gobierno- pasando de 350 a más de un millar.

"Tal como en Corea del Sur, el abuso sexual infantil en Chile es un problema gravísimo. 72 de nuestros niños son abusados diariamente, es decir, cada 20 minutos hay una nueva víctima. Sin embargo, creo que contrariamente a lo que allá ocurre, lamentablemente en Chile aún hay muy poca sensibilización respecto al tema y la gente no se sensibiliza hasta que le toca. Pero nadie está libre. Debemos entender en nuestro país que no solo debemos mejorar las leyes, sino que la forma en la que protegemos a nuestros niños o de lo contrario la batalla estará perdida", aseguró la diputada Karla Rubilar, integrante de la Comisión de Familia de la Cámara de Diputados.

"Debemos avanzar hacia sanciones mayores como Corea, pero también en campañas preventivas, enfocadas en que los papás hagan un trabajo de comunicación con sus hijos en sus casas y en que los colegios también se hagan parte. Y en ese sentido me dejó contenta la reciente aprobación del proyecto de ley que aumenta las penas para abusadores sexuales en Chile, inhabilitándolos además de forma perpetua para ejercer en cargos con niños. Teniendo la base legal y la toma de conciencia en los hogares y colegios podremos seguir el camino de Corea del Sur y tener penas aún más altas. La idea es claramente que esto se convierta, tal como allá, una Política de Estado", concluyó.













    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet