Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |
Japón se caracteriza por tener una de las tasas de adopción más altas del mundo -sobre 80.000 al año- con la particularidad de que más del 90% de los adoptados corresponden actualmente a mayores de edad, generalmente varones adultos sin hijos. A raíz del proyecto de ley que enviará el Gobierno chileno al Congreso en las próximas semanas, que permitirá la adopción de jóvenes entre 18 y 24 años, revisamos el caso nipón y sus implicancias sociales.

El fenómeno de la adopción de adultos en Japón

En la sociedad japonesa moderna, la adopción de adultos toma muchas formas, y una de las más comunes es el "Yoshi-engumi", que implica la adopción del esposo de una hija por su familia. Este hijo "por la ley" se convierte en un "mukoyōshi", un marido adoptado que se hará cargo de los negocios da la familia de su esposa o de sus nuevos padres.

Y si bien en el siglo XX convertirse en un "mukoyōshi" se consideraba una vergüenza, a finales de siglo 20 y comienzos del 21, esta práctica se comenzó a relacionar más directamente con las empresas familiares y el capitalismo, al grado que hoy en día hay un entendimiento generalizado respecto a la conveniencia, para ambas partes, de la adopción, que incluso ha obtenido un alto grado de "prestigio social".

A tanto ha llegado la masificación de matrimonios entre las jóvenes de familias de empresarios con jóvenes "adoptables", que ya es normal que estos últimos se inscriban en sitios de citas de Internet creados específicamente para quienes busquen convertirse en "mukoyōshi".

Un caso especialmente llamativo ocurre en algunas de las más grandes empresas japonesas. Cuando no hay hijo para heredar la compañía o el heredero se considera inadecuado, poco interesado o "no demasiado inteligente para hacerse cargo", el director general entonces puede recurrir a la adopción de un adulto, que por regla general es un "empleado digno" de la empresa. Casos emblemáticos son los de Suzuki -cuyo actual director general, Osamu Suzuki, es el cuarto hijo adoptivo de la empresa familiar- Canon, Toyota y Matsui Valores.

A pesar de todo lo anterior, se debe consignar que también es muy común que familias niponas adopten jóvenes -mayormente entre 20 y 30 años- para educarlos y darles una mejor vida, sin buscar beneficios para sí mismos o sus negocios, a priori. Si bien no hay números oficiales, el dato se extrapola ya que muchos de los adoptados no tienen un gran nivel educacional.

El marco legal nipón

Cuando un adulto es adoptado por una familia en Japón a través de la adopción regular (Yoshi engumi), queda registrado con el apellido de los adoptantes -aunque se puede optar a mantener el anterior- y por lo general se convierte en heredero, ya que legalmente contrae todos los derechos de un hijo biológico.

En Japón está prohibido que familias que ya tienen hijos adopten a más de un joven o niño -mujer u hombre- y si dicha familia no tiene hijos, puede adoptar un máximo de dos. Además, el adoptado tiene que ser por lo menos 15 años más joven que los padres adoptivos y si decide volver a su familia biológica, en caso de tenerla, el proceso puede ser disuelto.


La adopción de mayores de edad en Chile

Desde 1999 que en Chile no se realizan cambios a la Ley de Adopciones (N° 19.620), por lo que el Gobierno anunció el ingreso de un proyecto de ley al Congreso durante las próximas semanas que crea nuevas figuras y establece nuevos delitos.

Actualmente las normas sobre la adopción se han restringido sólo a menores -según el Ministerio de Justicia en 2012 se efectuaron 487 adopciones por parte de matrimonios chilenos y 118 por familias extranjeras- estipulando que "son los niños quienes mayormente necesitan de una familia donde vivir y desarrollarse, por su particular situación de vulnerabilidad".

Buscando ampliar el espectro etario de adopción, el nuevo proyecto de ley incluirá, tal como en Japón, la posibilidad de adoptar mayores de edad, estipulando que "las familias podrán iniciar el proceso de adopción de personas mayores de 18 y menores de 24 años", según se ha adelantado.

Para la diputada María Angélica Cristi, "este proyecto es positivo, ya que le permitirá a estos jóvenes contar con un apoyo afectivo y económico de una familia dentro del marco legal y nos pone a la par de países como Japón, España, Francia, Italia y Argentina, que ya tienen normas afines. Exclusivamente respecto a Japón, creo allá se ha generalizado una conducta que no me parece correcta como es la adopción para heredar un negocio familiar, que está desvinculada de un interés afectivo y esto no va en la línea de lo que buscamos al ampliar la edad de adopción, declaró".

Sin embargo, la parlamentaria sí valoró el alto número de adopciones que posee Japón. "A pesar de lo anterior, estoy segura que entre las 80 mil adopciones que se formalizan allá cada año, que es una cifra muy destacable, hay una gran parte que se gestó por el sincero interés de familias que solo buscan adoptar un hijo para darle afecto y una mejor vida, y esperamos que con este proyecto nos acerquemos un poco más a las cifras japonesas y que nuestros jóvenes puedan ser adoptados en plazos más acotados", agregó.

Finalmente, la parlamentaria valoró el proyecto en general. "Esta nueva normativa viene a darle además un marco legal a la figura del "cuidado personal" que se configuraba en situaciones en que familias tenían a su cuidado a un joven durante muchos años, y establece prioridades de adoptantes, quedando en primer lugar los matrimonios chilenos, en segundo lugar los extranjeros y luego los solteros", concluyó.











    Comentarios publicados



  • Escrito por Roberto | 06/11/2013 13:02
    como puedo ser un mukoyōshi hay alguna pagina ?

  • Escrito por Carlos A. Fuentes Reyes | 12/08/2013 08:34
    Creo conveniente considerar en el proyecto de Nueva Ley de Adopción, que la edad para adoptar se aumente hasta 35 años. Conozco de cerca el caso en que un matrimonio de un italiano con una chilena casados en Chile crió y educó en Italia a dos hijas de la madre chilena desde niñitas y recién ahora a ellas les surgió la inquietud de ser adoptadas o reconocidas como hijas por su "padre" italiano, ellas tienen entre 28 y 33 años y desearían ser adoptadas o reconocidas como hijas de su verdadero "padre adoptivo", que les ha dado todo y lo quieren mucho, pero por edad no pueden. Ojalá prospere esta idea, que solo trae beneficios a ellas y su familia. Debe haber muchísimos otros casos.



 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet