Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |
Una oportunidad de trabajo, le permitió al arquitecto José Tomás Videla materializar su sueño de vivir en Asia. Primero lo hizo en Vietnam (2007), llegando incluso a construir el primer edificio residencial con estándares internacionales de Camboya; luego estuvo seis meses en Japón (2008). Después de un par de años en Chile, postuló al Global MBA de la Universidad de Chile que lo llevó a vivir en 2010 en Australia. Pero ¿cuáles fueron los aprendizajes de estas experiencias? Hoy nos los cuenta.

Sus primera impresiones de Vietnam, Japón y Australia

"Todo ese largo periplo partió por mi trabajo en Vietnam, al que llegué luego de 3 años en España. Cuando el avión iba aterrizando en Ho Chi Minh City (ex Saigón), el vietnamita sentado a mi lado me dijo Welcome to Vietnam, is going to be hot!. La verdad que así fue. Pero no sólo por el constante clima cálido y húmedo: las experiencias personales y laborales que viví durante un año en ese país fueron muy intensas. Se siente el dinamismo cotidiano y la pasión de la gente por su país.

Como llegué a Japón, después de Vietnam, su cultura más recatada fue un gran contraste y, al mismo tiempo, un descanso necesario. Lo primero que me llamó la atención fue la penetración de la tecnología en todo, pero al mismo tiempo la persistencia de la tradición reflejada en un sinnúmero de detalles. En ese sentido, recuerdo que en mi primer día, cuando me dirigía a mi departamento en el edificio más alto de la ciudad, al salir del ascensor ultra rápido, el ascensorista se despidió de mi inclinándose en unos perfectos 90 grados, manteniendo esa postura mientras las puertas del ascensor se cerraban. Esa reverencia la realizaba cada vez que alguien bajaba.

De Australia me impactó de entrada la amabilidad de sus ciudades y ciudadanos".

Algunas aspectos representativos de la sociedad vietnamita, japonesa y australiana

"Desde el punto de vista de un extranjero, el vietnamita es muy extrovertido, sobre todo en Ho Chi Minh City, y en general prefiere los grupos. Si te paras en una esquina 10 minutos puedes hacer cinco amigos. Fue llamativo también para mí, siendo arquitecto, que de alguna forma las personas sienten que el espacio público es algo dinámico y flexible, lo que se refleja en el tráfico de las grandes ciudades, que a simple vista es caótico, pero funciona bastante bien.

En Japón la cosa es distinta, si te paras en una esquina un día entero es probable que no conozcas a nadie, el japonés es más recatado –como el chileno- y entiende que el espacio personal y público tiene límites que deben ser respetados.

Ahora bien, hay aspectos que, si bien toman formas distintas en ambas sociedades, son comunes, como el rol de la comida en la cultura (su comida tiene raíces milenarias y a través de ella la cultura se mantiene en forma viva) pero sobre todo el respeto por los demás, en especial los ancianos. Esto último viene de las enseñanzas de Confucio, las que constituyen un paradigma importante en muchos países de Asia, y establecen una ética de la vida en comunidad y la responsabilidad de los ciudadanos en la sociedad. Lamentablemente, es posible observar cómo esta forma de convivencia se ha ido perdiendo, primero en Japón, en la posguerra y ahora en Vietnam con la apertura de su economía. Ambos casos se explican por la influencia de la cultura occidental en los más jóvenes.

Los australianos, por otra parte,son respetuosos y cordiales, puedes ir por la calle y entablar una conversación sin ningún problema. No existe una 'comida australiana', pero si una gran diversidad de cocinas debido a la constante inmigración de europeos y asiáticos. Son apegados a las reglas, con poco margen a las excepciones (lo que a veces puede costarle a un latino). Luego de unos meses, comencé a entender como en la sociedad australiana conviven libertades individuales con el respeto y cuidado de los bienes públicos, tanto físicos como intangibles. Asimismo, comprendí el concepto de fair go, que podría traducirse como 'igualdad de oportunidades'. Esto se materializa en un fuerte sistema público de salud y educación, así como una legislación que promueve la no-discriminación, algo muy importante en un país con una gran diversidad racial.

En definitiva, si bien los aspectos cotidianos de los tres países son distintos, en perspectiva, es posible entender y aprender que en ellos el respeto y el cuidado del bien común han sido pilares importantes de su desarrollo como cultura y sociedad, algo que quizás hace falta en el Chile de hoy".

Los desafíos de vivir en pareja en Asia

"Es muy importante tener a alguien con quien compartir todo lo que va ocurriendo al vivir en un país nuevo, pero sobre todo es fundamental el apoyo ante situaciones a veces difíciles, tanto en lo psicológico como en lo práctico. En ese sentido vivir en pareja hizo de la experiencia algo más enriquecedor, y que a su vez fue enriqueciendo la relación.

Quizás hay dos desafíos que mencionar. El primero es que cuando se toma la decisión de viajar a otro país, ya no como turista sino a vivir más tiempo, en general uno de los dos debe ceder en algo más que el otro, ya sea por temas laborales o familiares. Por eso es importante conversar y sentir que es un proyecto en común, sino a la larga eso desgasta la relación.

El segundo desafío es el retorno. A veces, al vivir fuera, el constante estado de asombro permite llevar una relación 'entretenida', pero cuando se vuelve al país de origen –si es que ello ocurre- tarde o temprano debes sobrellevar una rutina, que puede ser frustrante o 'desinflar' la relación. Afortunadamente, en nuestro caso eso no ocurrió".

Los aspectos que debe considerar un chileno que quiera trabajar en Vietnam y estudiar en Australia

"Al menos hace cinco años atrás, Vietnam era un lugar de muchas oportunidades para los profesionales extranjeros, y para aprovechar aquello era necesario saber relacionarse con personas muy distintas, tanto vietnamitas como de muchos otros países que están allí. Por otra parte, es importante tener un alto grado de tolerancia y energía cuando se trabaja en equipo, y con clientes y otras empresas, ya que, junto con las obvias diferencias culturales con otras personas, la forma de abordar los problemas y buscar soluciones van a ser muy distintas a lo que se puede estar acostumbrado.

En el caso de estudiar en Australia, se debe considerar que se espera del alumno ser el responsable de su propia educación: que no sólo memorice los contenidos sino que sea reflexivo, crítico y creativo con ellos. Es muy importante también aprovechar la diversidad de profesores y compañeros que tendrá, ya que Australia es el principal centro educacional del Asia Pacifico, atrayendo también muchos estudiantes de África e India, lo que es una gran oportunidad para aprender".

Lo que más valora de su paso por Australia

"El valor de vivir en Australia puede resumirse en que existe una gran 'calidad de vida', basada en la diversidad, la seguridad, ciudades amigables y gente acogedora. Y como decía antes, la forma de estudiar fue muy buena porque es posible expandir lo aprendido a través de la discusión y la profundización de ellas, trabajando en proyectos individuales y grupales. Algo llamativo es el rol cercano de la universidad a la sociedad, tendiendo lazos concretos y menos abstractos entre el conocimiento y los problemas de la comunidad y la industria".

Los aspectos que más le costó adaptarse en Vietnam, Japón y Australia, y que hizo para superarlos

"Más allá de los aspectos cotidianos como buscar un lugar dónde vivir, encontrar un supermercado, y entender el sistema de transporte, siempre en una cultura hay aspectos 'invisibles', incluso para las mismas personas que la componen, y que son la base de muchos comportamientos propios de esa cultura. En ese sentido quizás lo difícil en Vietnam y Japón fue entender la forma en que inicialmente una persona se relaciona contigo, tanto en el ámbito laboral como personal. Para superar eso hay que estudiar la cultura y el idioma, observar los hábitos, tener paciencia, y sobre todo mucho respeto, porque al final es uno el que está fuera de contexto".

¿Un futuro ligado a Asia?

"Siempre estoy pensando cómo puedo volver al Asia Pacífico, creo que el presente y el futuro económico y cultural del mundo se darán en esa región. Por ahora con mi familia estamos viendo la posibilidad de vivir un tiempo en Australia, porque creemos que junto con las posibilidades laborales y educacionales que ofrece, existe una gran calidad de vida para las familias".











    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet