Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

La contaminación ambiental en China marcó un record histórico en el mes de enero, obligando a sus autoridades a paralizar diversas actividades en las áreas de educación, transporte y producción. En tanto, Chile enfrenta un escenario similar en el sur del país, en ciudades como Chillán y Temuco.

 

 

Antecedentes de la crisis

Beijing registró niveles de contaminación “peligrosos” para la salud humana, marcando un peak de 993 microgramos de PM 2.5 por metro cúbico de aire, cuando el máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) son 25 microgramos de PM 2.5 por metro cúbico de aire en un periodo de 24 horas.

La alarma pública comenzó el 10 de enero, cuando la capital china se vio envuelta en una nube tóxica –que pudo ser vista desde el espacio-, afectando a los habitantes de unas 12 provincias por seis días consecutivos. en respuesta, las autoridades decidieron prohibir cualquier tipo de actividad física para evitar el aumento de problemas respiratorios.

Según los medidores de la Embajada de Estados Unidos en Beijing, las partículas contaminantes alcanzaron un índice de 728, lo que corresponde a más del doble del límite establecido por la OMS como perjudicial para la salud, ya que a partir de los 300 se considera “peligroso” y sobre los 500 no existe calificativo.

La segunda crisis ambiental fue el día 23, cuando los medidores de la Embajada estadounidense calcularon un Índice de Calidad del Aire de 430. De igual forma, registraron una concentración de PM 2.5 de más de 15 veces lo recomendado por la OMS. A raíz de la mala visibilidad, en esta ocasión se canceló una veintena de vuelos en el aeropuerto local.

Finalizando el mes, entre los días 28 y 31, reapareció la nube tóxica con un índice de polución que llegó a los 526 microgramos por metro cúbico de PM2.5, lo que motivó al Gobierno a hacer un llamado a los residentes de Beijing a no salir de sus casas. Según medios internacionales, la contaminación también alcanzó a localidades del norte y este de China, aumentando las dolencias cardíacas y la cancelación de vuelos.

 


Los factores de la emergencia

Los responsables del daño atmosférico son el aumento del uso del carbón para mitigar las bajas temperaturas, la actividad industrial, el gran tráfico de automóviles, las obras de construcción y la ausencia de viento que disipe el smog.

Gran parte de la contaminación deriva del rápido desarrollo industrial. El punto crítico lo determina un hecho que ha pasado desapercibido en los medios de comunicación locales: China quema por sí sola casi tanto carbón como el resto del planeta en su conjunto, incluso se le atribuye el 47% del consumo de carbón mundial.

 

Para la OMS, las partículas finas PM2.5 son el principal factor de riesgo de la contaminación atmosférica para la salud humana porque, al inhalarlas, pueden infiltrarse en el tejido pulmonar y la corriente sanguínea.

 


Soluciones a mediano y largo plazo

Para paliar la contaminación, las autoridades ordenaron suspender las operaciones a 58 empresas altamente contaminantes, reducir las emisiones en un 30% a otras 41 empresas yparalizar 28 obras.


Además, se retiraron vehículos estatales de circulación y el gobierno local se comprometió a reemplazar cerca de 44 mil calefactores a base de carbón por otros más ecológicos y a sacar de tránsito a 180 mil vehículos obsoletos. El objetivo es reducir el consumo de carbón en unos 1,4 millones de toneladas, y las emisiones de compuestos orgánicos volátiles en unas 8.000 toneladas. Se cerrarán también unas 450 fábricas de alta polución. 

El alcalde de la capital, Wang Anshan, anunció que a partir del 1 de febrero de este año, los vehículos de nueva matriculación deben cumplir una norma de emisiones más estricta. Además, se reforestará un área de 66 mil hectáreas en los próximos cinco años.

Como medidas a largo plazo, se observa la inversión de China en energía hidroeléctrica y otras fuentes renovables. De hecho, se le considera un líder mundial en tecnologías verdes. 

 


La semejanza con el sur de Chile

En este lado del mundo también existe un alto nivel de contaminación atmosférica producto del continuo uso de leña y carbón en el sur del país. Específicamente, durante el 2012 ciudades como Chillán y Temuco alcanzaron niveles de polución similares a los de Beijing.

El 7 de julio de 2012, Chillán –Región del BioBío- alcanzó una alta presencia de PM2.5: más de 900 microgramos por metro cúbico, según el Sistema de Información Nacional de Calidad del Aire. En efecto, el director del Centro de Sustentabilidad de la Universidad Andrés Bello, Marcelo Mena, advirtió en un medio nacional que la crisis de esmog que enfrenta la capital de China es equivalente a lo que sucede en Chillán, Talca, Rancagua y Temuco.

El especialista, premiado como el Personaje Ambiental del 2011 por la ministra de Medio Ambiente, destacó que dichas ciudades “tienen concentraciones anuales de PM2.5 de 60 a 80% más que Santiago. Y en días extremos, llegan a niveles de PM2.5 (media de 24h) de hasta 500ug/m3, similar a lo que causó noticias en China”. Por este motivo, estima que se debe prohibir la leña en episodios críticos.

Según Mena, “para Chillán el camino es limpiar las industrias y luego prohibir estufas que no cumplan la nueva norma nacional”. Respecto a la situación en China, afirmó que en ese país “además de combustibles sólidos para cocción, la generación termoeléctrica a carbón está ahogando las ciudades. Para evitar esto es importante incentivar el recambio a estufas o cocinas más eficientes, o bien optar por combustibles más limpios”.

Chillán, al igual que Beijing, requiere de la intervención urgente de las autoridades a través de medidas de corto y largo plazo que permitan mejorar la calidad de vida de sus habitantes para evitar que la medición anual de la ciudad sureña siga demostrando una constante alza de contaminación, la que está presente desde el 2009, año en que se comenzaron a medir las PM 2.5.











    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet