Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

El auge económico siempre ha sido sinónimo de inmigración y multiculturalidad. Esta transformación profunda de la sociedad ya está afectando a Chile y  lleva décadas preocupando a Australia, donde el 41 por ciento de la población es de origen extranjero. Revisemos las principales características de la política pública específica para la presencia de extranjeros en Australia.

Mientras para unas sociedades la presencia de extranjeros se ofrece como un problema a regular, Australia ha decidido tomar la ruta opuesta frente a este fenómeno de la globalización. En vez de pujar por el desarrollo a pesar de los costos aparentes que implica la creciente presencia de extranjeros, el aparato político australiano ha abrazado la diversidad como una característica de la productividad. El cambio de política es radical en una nación que en la primera mitad del siglo XX promulgó el acta de inmigración (1901) que fue conocida como la Política de la Australia Blanca. La reversión de esta tendencia xenofóbica y pro europea ha requerido, entre otras estrategias, educar a la población sobre los beneficios que trae consigo la diversidad.

En Chile, el tema de la multiculturalidad está asociado a la regulación de los pueblos indígenas, y separado del de la inmigración. Las explosiones de conflictos con el pueblo mapuche, puntualmente, develan una agenda nacional que no ha avanzado lo suficiente. La diputada Carolina Goic aclara que aún falta definir si lo que se está haciendo es “asimilar al pueblo mapuche a la cultura de ascendencia española” presente en Chile o bien “reconocerlo como un componente de nuestra nación”. Frente a la creciente presencia de extranjeros que se asocia al auge económico en Chile, Goic afirma que “no existe una política de migración. Hay algunos convenios que permiten acceso a coberturas de salud, pero es necesario regular esta situación. Es mucho más sano acoger los aportes de los inmigrantes. Si bien generan gastos para el Estado, sería mucho más constructivo si se transparentara todo a través de una política de migración”.

La Comisión Multicultural del Parlamento Australiano


El tema de la multiculturalidad llegó al parlamento australiano en 1989. Tras varias consultas a la ciudadanía, el gobierno de la Commonwealth incluyó el tópico en la agenda nacional. Para tal efecto, fue necesaria una definición simple y llana de la multiculturalidad, que quedó establecida como la “diversidad cultural y étnica de la Australia contemporánea”.

 


En la política multicultural descansan tres dimensiones básicas: (1) el derecho de todos los australianos a expresar su herencia cultural individual, incluidos el lenguaje y la religión; (2) el derecho de justicia social, trato y oportunidades igualitarias para todos los australianos y el levantamiento de las barreras de raza, etnia, cultura, religión, lenguaje, género y lugar de nacimiento; (3) la eficiencia económica, que se refiere a la necesidad de mantener, desarrollar y utilizar efectivamente las habilidades de todos los australianos, sin importar su procedencia.


La política de la multiculturalidad también estableció tres límites para la multiculturalidad australiana, tales como (1) el compromiso unificador hacia Australia de todos los australianos, respecto del futuro y los intereses nacionales; (2) la aceptación de las estructuras básicas principales de la sociedad australiana, como la Constitución, el estado de derecho, la tolerancia, igualdad, la democracia parlamentaria, la libertad de expresión y religión, el inglés como lengua nacional y la igualdad de sexos; (3) aceptar los derechos y las obligaciones que impone la política multicultural, que implica que la libertad de expresar la cultura y creencias propias trae consigo la responsabilidad de la reciprocidad frente a los otros.

 

 

Actividades específicas de la Agenda Nacional en Multiculturalidad

 

Las iniciativas específicas de la política multicultural australiana apuntan a mejorar los mecanismos para validar las habilidades y calificaciones profesionales extranjeras que traen los inmigrantes. También ha sido necesario implementar campañas para asegurar la cohesión de las comunidades a pesar de sus orígenes diversos. Otro punto sensible es el desarrollo de la Estrategia de Acceso e Igualdad, que apunta específicamente a sobrepasar las barreras lingüísticas, culturales y el prejuicio que experimentan comúnmente los inmigrantes e indígenas. Junto a ello, se han desarrollado políticas conjuntas para mejorar el acceso a la enseñanza del inglés para inmigrantes.

 

Origen de la multiculturalidad de Australia

 

Australia reconoce su multiculturalidad desde 1788, cuando los europeos se establecieron permanentemente en ese continente. Aún antes de eso, la convivencia cultural en Australia ya era compleja, con la diversidad de costumbres entre los aborígenes del interior y los pueblos del Estrecho de Torres, entre Queensland y el sur de la isla Nueva Guinea.


Hacia el siglo 19, la mayoría de los inmigrantes en Australia provenía de las Islas Británicas, aunque eso no excluyó a otros de muy diversos orígenes. La fiebre del oro en 1850, intensificó este proceso con gente de todo el mundo que llegó para quedarse.  Sólo desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, 5.6 millones de inmigrantes de 150 países (25 por ciento de la población) han hecho de Australia su hogar.














    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet