Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Noticias

Conozca la labor de la Comisión Australiana de la Productividad para impulsar la economía

La Comisión Australiana de Productividad es un organismo asesor independiente creado con el fin de apoyar las decisiones del Primer Ministro en materia económica. La necesidad de tener una guía institucional en la formulación y evaluación de las políticas económicas llevaron a que en 1998 desde el Poder Legislativo surgiera la iniciativa de crear esta organización. Más sobre este organismo y las posibilidades de replicarlo en nuestro país, en las siguientes líneas.

21 de Agosto de 2014

La Comisión Australiana de Productividad es un organismo asesor independiente creado con el fin de apoyar las decisiones del Primer Ministro en materia económica. La necesidad de tener una guía institucional en la formulación y evaluación de las políticas económicas llevaron a que en 1998 desde el Poder Legislativo surgiera la iniciativa de crear esta organización. Más sobre este organismo y las posibilidades de replicarlo en nuestro país, en las siguientes líneas.

 

Organismo autónomo para supervisar los acuerdos comerciales

 

Desde hace 16 años que esta institución se ha convertido en un cuerpo asesor y supervisor en todos los procesos microeconómicos donde participa el Estado, siendo además un actor importante en las principales reformas económicas en la última década, como la modificación de la política monetaria, fomento al uso de las energías renovables, incluso tiene un rol importante en la evaluación previa de los acuerdos comerciales, entre los cuales se encuentra el TLC con nuestro país.

 

Según Gian Ferrer economista australiana de la Universidad de Oxford, “tal como su nombre lo indica, esta comisión se encarga de desarrollar diversas líneas de investigación en economía con el fin de incrementar la productividad. A pesar que no tiene un carácter legal vinculante su efecto político en las autoridades depende exclusivamente del peso de sus argumentos y de la eficacia de sus procesos públicos”, sostuvo.

 

Sin embargo, a pesar que su status jurídico no le permita exigir rendiciones de cuenta a los ministerios económicos o empresas, la Comisión de Productividad es una institución de Estado, cuyos planes de trabajo no dependen de los cambios de autoridades. Para Ferrer esta ha sido la razón por la cual sus directores han tenido que cultivar un perfil neutral “que les permite conservar un rango técnico destacado entre los diversos organismos del Estado”.

 

Contribución a la productividad económica y al bienestar

 

Si bien el enfoque de la Comisión se orienta a la productividad económica, sus funciones están claramente definidas en torno al logro de un mayor crecimiento económico, que vaya acompañado de conseguir mejores estándares de bienestar en los ciudadanos australianos. De esta manera, la Comisión hace hincapié en que todos los actores productivos, tanto públicos como privados, deben contribuir en todas las áreas donde el Estado garantiza derechos básicos, como el derecho al empleo, vivienda, salud y jubilación.

 

Entre las funciones de esta comisión están la realización de estudios y reportes relacionados con la industria, donde además del incremento de la productividad se tocan temas relativos a los procedimientos de seguridad y prevención de riesgos. Además de estos estudios, la Cómisión lleva a cabo investigaciones orientadas a asesorar a todos los cuerpos administrativos del Estado central y los gobiernos regionales.

 

Según Gian Ferrer la función más reconocida por la ciudadanía de la Comisión de Productividad es su “capacidad de entregar recomendaciones mensuales al Tesoro en relación a las necesidades de la industria, poniendo énfasis en las políticas públicas y reformas económicas, con el fin de potenciar la productividad de las industria locales, aunque desde sus inicios destacó por procurar el entendimiento entre los gobiernos y la industria”, señaló.

 

Buscando la modernización del Estado

 

La transparencia es un valor característico en la gestión pública de la comisión, ya que todos sus productos de asesoría son publicados y difundidos para que puedan ser consultados por todos los ciudadanos. De igual manera, las recomendaciones y revisiones de acuerdos comerciales generan publicaciones semanales, mensuales y periódicas, ya que la gran mayoría se enfoca en la modernización del Estado, entendido como un acercamiento entre las instituciones a la práctica política ciudadana.

 

De esta manera, en los reportes anuales se pueden ver extensos capítulos sobre el uso administrativo de la información, las consultas ciudadanas para las decisiones, ajustes para aumentar el crecimiento económico, o las políticas necesarias para poder sobrellevar los cambios demográficos en la población australiana.

 

Asimismo la vinculación con la ciudadanía puede verse en temas medioambientales, ya que la Comisión busca hacer partícipes a todos los sectores de la sociedad en planes prospectivos orientados al logro de metas anuales. Por otra parte, en relación a los acuerdos comerciales, las decisiones relativas a las reglas de origen no solo vinculan a la industria, sino también a pequeños y medianos empresarios que participan en la elaboración de bienes y servicios locales.

 

Una comisión de la productividad para la realidad chilena

 

Considerando la situación económica en general, y de la productividad en particular de nuestro país, consultamos a José Luis Zurita, economista y académico de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Católica respecto a la posibilidad de crear una institución como la Comisión Australiana de Productividad en nuestro país.

 

Si bien el economista valoró que exista un órgano consultor de carácter estatal que vincule las necesidades de la industria con las políticas del gobierno, es importante que “los grandes tomadores de decisión confíen su estrategia a un órgano asesor de carácter estatal, más que a un grupo consultor externo”. En ese sentido Zurita agregó que “hoy tiene más peso la opinión de los amigos o del experto vinculado al partido, que las recomendaciones que permanentemente hace el Banco Central, por ejemplo, que dentro de nuestra institucionalidad cumple también un papel de asesor en políticas microeconómicas”, señaló.

 

En cuanto al rol de una Comisión como la australiana para incrementar la productividad, el economista comentó que “todos los gobiernos tienen una agenda propia que comienza con mucha fuerza, pasó en el primer gobierno de Bachelet, pasó lo mismo con Sebstián Piñera y probablemente pase ahora también. Es obvio que una institución estatal que se mantenga y coordine políticas a largo plazo y se mantenga a pesar de los cambios de mando, es una experiencia que podría ser beneficiosa, sin embargo lo veo difícil en una realidad como la nuestra donde el Presidente y el Ministro de Hacienda tienen tanto poder”, finalizó.











    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet