Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

La visita a Chile del vicepresidente de China, Xi Jinping, entre el 9 y 11 de junio del 2011, es tal vez uno de los hitos más importantes de la exitosa relación bilateral entre nuestro país y la potencia asiática. A su paso por Santiago, parte de una gira latinoamericana que incluyó a Brasil, Cuba y Uruguay, Xi sostuvo encuentros con las más altas autoridades nacionales y dejó un discurso en el que se resumen los cinco puntos centrales en que se deberían basar, desde la perspectiva china, las relaciones comerciales binacionales.

A su llegada, el vicepresidente chino se entrevistó con el Presidente Sebastián Piñera en La Moneda, donde ambas autoridades firmaron acuerdos en ámbitos de la minería, telecomunicaciones, agricultura y finanzas. Al día siguiente en la tarde, Xi Jinping fue recibido por el Presidente de la Cámara de Diputados, Patricio Melero, en el ex Congreso Nacional. En la mañana de ese mismo día, la segunda figura del gobierno de China había entregado un análisis del presente y futuro de la relación binacional, contenido en su intervención en la quinta versión del Consejo Bilateral de Negocios Chile-China, realizado en el Centro Cultural de Carabineros. A continuación revisaremos los puntos centrales de la intervención de la autoridad china frente a los empresarios chinos y chilenos.

La relación Chile-China

Xi Jinping, quien ha sido señalado como el sucesor más seguro en la presidencia de China para el 2012, destacó en su discurso para el Consejo Bilateral de Negocios Chile-China, que su nación es actualmente el primer socio comercial, el segundo origen de importación y el primer destino de exportación de Chile. Nuestra nación, a su vez, figura en China como el segundo socio comercial en América Latina después de Brasil.

Estas categorías expresan una relación comercial en la que China actúa como el mayor comprador de cobre chileno, así como de una creciente cantidad de vino, frutas y salmón. China, a cambio, exporta vehículos, electrodomésticos, textiles y productos de industria ligera y de telecomunicaciones a Chile. El volumen comercial general entre ambas naciones ascendió a US$25.800 millones (un incremento del 44.8%) en el 2010.

Según Xi Jinping, la cooperación económico-comercial entre ambos países contempla perspectivas amplias y gran espacio para crecer. Las razones de fondo para esto, según el alto oficial chino, radican en la estabilidad del desarrollo de las relaciones bilaterales, el rápido crecimiento de ambas economías y las respectivas ventajas en lo concerniente a recursos, financiamiento, tecnología y mercado. Según esto, existe una disposición explícita del gobierno chino a profundizar en la cooperación económico-comercial. En concreto, la propuesta de Xi Jinping reconoce cinco puntos estratégicos a desarrollar por ambas naciones.

1. Aprovechar las oportunidades para seguir ensanchando el comercio bilateral. Si bien la firma del TLC Chile - China (2005) constituye un hito histórico para ambas naciones, existen otras instancias más recientes que aún deben desarrollarse. Xi destacó el Acuerdo Complementario sobre el Comercio de Servicios del TLC, que entró en vigor en agosto del 2010. Este acuerdo ofrece coyunturas favorables para mantener el aumento sostenible y acelerado del desarrollo económico de ambas naciones, según lo resumió Xi.

2. Explorar las potencialidades para desarrollar activamente la cooperación en materia de la inversión. Hasta fines del 2010, el total de la inversión chilena en China sumaba US$70 millones. China a su vez ha realizado inversiones por un total de US$440 millones en Chile. Este monto, registrado por China, sería la suma del IED a través del DL 600 y la del Capítulo 14 de inversión a través del Banco Central, del que no se guardan estadísticas por país. Según las estadísticas locales de IED sobre el DL 600, la inversión China en Chile sería de US$227.16 millones y la de Taiwán US$87.3 millones. Aún así, en el contexto de las dinámicas relaciones comerciales bilaterales, la inversión de ambos países resulta modesta y contrastante frente al volumen de las relaciones comerciales bilaterales.

3. Ampliar enfáticamente la cooperación en las industrias emergentes con vistas al largo alcance. Este esfuerzo, según la autoridad china, debería centrarse en las industrias que el XII Plan Quinquenal de China definió como los rubros estratégicos a favorecer con políticas de Estado. Estas son la industria economizadora de energía y de protección ambiental, la de tecnología informática, la biológica, la de manufactura de equipos avanzados, la nueva energía, nuevos materiales y la de automóviles de nueva energía. Junto a esto se encuentra la industria preexistente de energía solar fotovoltáica y la manufactura completa de equipos de gran envergadura.

4. Dar un papel más protagónico a las empresas con espíritu explorador y emprendedor. Xi se refirió a este punto con un refrán chino, que versa que “cuando llega la primavera, es el pato el que primero se entera, por la temperatura del agua”. En este caso, las empresas serían el actor microscópico más sensible a las oportunidades de mercado y cooperación en el terreno económico comercial y de inversión. Asia Pacífico y América Latina se han convertido en las zonas más dinámicas de la economía mundial, lo que ha creado coyunturas favorables y una tendencia propicia a aumentar la cooperación. Resulta favorable entonces que sean las mismas empresas las que evalúen la situación y tomen acciones emprendedoras valiéndose de las reuniones bilaterales para actuar en forma activa e intensificar los contactos y el conocimiento mutuo.

5. Apoyarse en los mecanismos institucionales para elevar el nivel de servicios ofrecidos por el gobierno. Los departamentos competentes de ambos gobiernos en el área económico comercial deberían usar plenamente los mecanismos existentes, tales como las consultas políticas bilaterales, comisiones mixtas económico-comerciales y científico- tecnológica, así como comités conjuntos en los terrenos agrícolas y mineros para ofrecer facilidades y solucionar las dificultades de las empresas de ambas partes, fortaleciendo el beneficio mutuo y el intercambio de personal.

A continuación revise el balance que hicieron el diputado Patricio Melero, el ministro Felipe Larraín y el presidente del Consejo Binacional de Negocios Chile China, Francisco Silva (video, 5 minutos). Si no puede verlo, pinche acá.

 

 












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet