Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Como una manera de establecer nuevos lineamientos administrativos sobre la gestión ambiental en el continente blanco, el encuentro desarrollado entre Santiago y la ciudad de Punta Arenas contó con la participación de más de 400 personas, provenientes de más de 50 países que forman el Tratado Antártico. Más detalles sobre este encuentro en la siguiente entrevista.

Temas tratados durante la 39 reunión consultiva

“Este encuentro gira en torno a diversos temas, donde el ambiental es prioridad. En esta oportunidad se celebraron 25 años del protocolo sobre protección del medioambiente antártico, que es la principal herramienta que existe para proteger dicho territorio desde el punto de vista político y científico, que es el marco del tratado. Han sido sucesivas reuniones desde 1989, pero que arribaron finalmente a este protocolo.

Un primer tema estableció un régimen para la protección integral del ecosistema antártico en todos sus sistemas dependientes y asociados. Además se consagró la prohibición de toda actividad minera en la Antártica, salvo aquellas que esté relacionada con la investigación científica. Un segundo tema importante es que se adoptaron medidas estandarizadas para la protección ambiental en toda sus dimensiones, asegurándose así el cumplimiento de los procesos de evaluación del impacto ambiental, como también la planificación y desarrollo de actividades antárticas, esto incluye actividades logísticas, de turismo, gubernamentales, etc.

Esta 39 reunión que se efectuó en nuestra capital tiene funciones de asesoramiento a las partes consultivas, que son 29 países de un total de 53 que han adherido al Tratado Antártico. Estos 29 son los que toman las decisiones al interior del sistema. Todos los informes se remiten a las partes consultivas y después deben pasar a formar parte de la legislación de cada uno de los países miembros del tratado. En este sentido, se ve gran cantidad de temas, por ejemplo hay áreas especialmente reservadas para la ciencia, cuyo acceso solo es posible mediante permisos especiales que cada país miembro debe otorgar.

Hay sitios históricos y administrados que deben cuidarse, como áreas marinas protegidas en diferentes sectores alrededor de la Antártica que tienen oposición del sector pesquero y otros. Me atrevería a decir que los desafíos que tiene el sistema en el futuro están justamente en cómo proteger la Antártica de los efectos del cambio climático, de la acidificación de los océanos, porque más ácidos van a significar cambios en los organismos antárticos que están acostumbrados a un tipo de acidez y temperatura muy baja, porque tendrían que adaptarse a un nuevo escenario marcado por el cambio climático. Aunque tome 400 años, hay que ir previendo lo que pudiera ocurrir tomando las medidas en todo el mundo para reducir las emisiones de CO2. Lo que se discute en estas reuniones es actuar en conjunto para ir avanzando en estos temas”.

Acuerdos, avances y logros en el plano científico

“La reunión es de carácter político porque se juntan los administradores. La reunión consultiva es la que entrega lineamientos y toma medidas concretas como la reducción del turismo y la adopción de distintas medidas para la gestión de la Antártica en general. El sistema de tratado antártico tiene otros organismos científicos, logísticos, pesca y de turismo que se desarrollan en otras reuniones y que se producen durante el año, ahí es donde se van puntualizando temas científicos. En esta reunión que tuvo más de 400 participantes, hubo asistentes de países que forman parte del tratado, pero que aún no son consultivos.

Ahora bien, pese a que sea una reunión política, se produce en torno a ella diferentes encuentros, como reuniones bilaterales con los países que a Chile le son más interesantes, porque desarrollan su actividad en el sector chileno de la Antártica. Pero aquí hay países que actúan también en el sector sudafricano y australiano, en todo ese continente blanco que solo es un poco más pequeño que Sudamérica.

Hubo una declaración llamada la Declaración de Santiago, que reafirma la decisión de todos los países de cuidar el medioambiente en términos políticos. En términos científicos tuvimos acercamientos con China, Corea y Australia, entre otros, con quienes vamos dibujando diferentes acuerdos que nos permiten cuidar la posición de Chile y también la de nuestro país en la región de Magallanes como la principal puerta de entrada a la Antártica. Tenemos una posición bastante importante dentro del sistema, quizás uno de los pocos polos mundiales donde Chile no es pequeño”.

Temas tratados bilateralmente con China

“En particular con China estamos viendo dos expediciones conjuntas, entonces queremos ver la posibilidad de firmar un memorando de entendimiento con algunas instituciones que tienen actividad polar. Nos interesa como país seguir haciendo inversiones importantes a través del Inach que acaba de equipar una nave pequeña para la investigación científica, se trata de una patrullera de la Armada, por lo que nos interesa compartir la ciencia y los gastos con China, por eso los estamos invitando a participar.

A esto se suma que voy a participar en la Apec Blue Economy en China el 28 y 29 de junio, que es una de las reuniones transversales que se hacen en Apec, donde voy a exponer sobre ciencia marina en la Antártica. Tenemos diversas actividades con China, pero nos interesa ser una puerta de entrada para su ciencia”.

Encuentro bilateral con Australia

“Tuvimos también una reunión sobre asuntos políticos, pero aprovechamos de hacer un resumen en conjunto con nuestra contraparte australiana sobre aquellos temas que estamos trabajando. En la actualidad tenemos cinco proyectos, pero también se acaba de aprobar un programa de ciencias sociales muy interesante que está dirigido por un chileno que es profesor de una universidad en Sydney, que nos permite ir más allá de los temas políticos que son de responsabilidad del instituto, que trascienden a la esfera de las relaciones exteriores.

Adicionalmente, Chile va a invertir en un Centro Antártico Internacional que esperamos esté terminado para el 2019 y necesitamos conversar con Australia y otros países antárticos grandes, para buscar colaboración que nos permita tener ese lugar, ojalá algo de excelencia”.

Avances en los acuerdos con Corea del Sur

“A raíz del Centro Antártico Chileno Coreano que inauguramos en febrero de 2016, se organizaron algunas actividades como el taller Chile- Corea, donde reunimos a científicos chilenos y coreanos. Comenzamos a trabajar en términos muy concretos sobre modelamiento de áreas principalmente sobre el cambio climático y cómo actúa la biología terrestre sobre musgos, líquenes y plantas de las diferentes áreas de la Península Antártica.

Este fue un taller que se hizo y donde se llegaron a buenas conclusiones. Corea está buscando renovar sus programas y, por lo tanto, en el área de la biología terrestre, como ambos países somos fuertes en esta área, vamos a reunir a nuestros mejores expertos. Tenemos similitudes en el área marina y el especialista coreano más importante en este sector estuvo en nuestro país, pudo ir a Valparaíso a un encuentro, así que estamos avanzando en reuniones concretas sobre diferentes áreas del conocimiento que necesitan la interacción entre especialistas.

Posible contribución del Congreso para poner en marcha los recientes acuerdos ambientales

“La rapidez como ha cambiado el Inach, hace años no concebía más allá de 15 o 20 proyectos, hoy llegamos casi a 100. El interés creciente por la Antártica a raíz del cambio climático hace que tengamos que pensar los cambios para hacer nuestra tarea de mejor manera, en particular poder avanzar en el Congreso para realizar algunas modificaciones al estatuto que tiene el Inach. Necesitamos de alguna manera que los países paguen por los servicios que les realizamos, porque no podemos financiar a los grandes países como China, o a cualquier otro país.

Los costos deben ser compartidos y nuestra actual legislación nos impide ingresar dinero, se entiende que con nuestros propios recursos podamos efectuar la actividad nacional, pero pienso que a Chile le es muy conveniente tener cooperación internacional y eso significa utilizar nuestras instalaciones en la Antártica y que recibamos compensación por ello, sino estaríamos financiando a otros países. Este es un tema que nos interesa mucho, queremos ver las formas de retribución porque en la actualidad es muy difícil porque nuestras formas jurídicas no lo permiten”.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet