Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Noticias

Conozca la labor del Centro de Investigación y Aplicación de Células Madre de Japón

Los adelantos científicos en células madre y su aplicación en tratamientos médicos permitirían que en un futuro cercano se puedan regenerar órganos, reconstruir tejidos vitales y elaborar nuevos componentes químicos que podrían revolucionar la industria farmacéutica.

21 de Septiembre de 2015

El Centro de Investigación y Aplicación de Células Madre de Japón (Cira por sus siglas en inglés) es la principal institución científica nipona en desarrollar ciencia aplicada de células pluripotentes introducidas. Aunque ubicada en la Universidad de Kyoto, parte importante de su presupuesto es estatal, razón por la cual sus avances son donados a instituciones públicas y académicas. Más detalles sobre este centro en la siguiente nota.

Una institución pública con filiación universitaria

La creación del Centro de Investigación y Aplicación de Células Madre en Japón es producto de una necesidad surgida desde la comunidad científica de ese país, en conjunto con las autoridades de salud, de hallar solución a más de 370 tipos de enfermedades que, hasta el año 2009 no tenían cura, o costaban grandes sumas de dinero a los ciudadanos y al Estado nipón.

Para marzo de 2010 se anunció el establecimiento de este centro asociado con la Universidad de Kyoto, que si bien es el número 14 asociado con esta casa de estudios, es el primero en contar con fondos públicos. Su primer director, el reconocido investigador Shinya Yamanaka, es uno de los pioneros en el desarrollo de tecnologías para el uso de células madre y quien lideró el primer caso reportado de tratamiento en esta área.

Una de las primeras medidas de Yamanaka luego de su establecimiento fue la creación de una unidad llamada Ciencias Integradas de Material Celular (iCeMS por sus siglas en inglés) con el fin de convertirse en centro de investigación más importante de Japón en esta área y aprovechar los grandes avances y descubrimientos en medicina regenerativa y tecnologías aplicadas a la reconstrucción celular.

El reconocimiento de Cira como una institución pública con afiliación académica, facilita que pueda desempeñarse en una serie de operaciones, como por ejemplo investigaciones más seguras, actualización periódica de los programas clínico y preclínico, y el trabajo conjunto de 18 autoridades académicas con dedicación exclusiva que a su vez tienen a cargo a 120 investigadores.

Para Hernán Santamaría, biólogo especializado en genética de la Universidad de Chile, cuando el trabajo científico se realiza desde la academia con apoyo del Estado se logran mejores resultados que cuando es un instituto público o privado. “El alto grado de autonomía que entrega una universidad pública crea las mejores condiciones para que la ciencia pueda orientarse por criterios más objetivos, lo que repercute en que hayan mejores prácticas y, por lo tanto, el beneficio sea mayor”, aseguró.

No obstante este carácter público y académico, el Cira también recibe grandes donaciones del sector privado, con el fin de poder utilizar parte de los resultados de las investigaciones lideradas por el doctor Yamanaka. De esta manera, es la institución líder en Japón en cuanto a la investigación y aplicación de células madre.

Células madre para la regeneración de cartílagos

Uno de los adelantos más conocidos del Centro de Investigación y Aplicación de Células Madre en los últimos dos años ha sido la regeneración de cartílago de rodilla utilizando células madre. Si bien las primeras investigaciones se realizaron en el Cira, la operación prueba se realizó en el Hospital Universitario de Hiroshima, donde además se incorporaron otros elementos como hierro e imanes para reconstruir la zona dañada.

Para llegar a realizar esta operación de alta complejidad, el Cira a través de un grupo de cirujanos, efectúo algunas pruebas con animales que luego de pocos ensayos demostraron un éxito profundo en la reconstrucción de estos tejidos. La primera beneficiaria humana fue una mujer de 18 años que comenzó con la extracción de células madre mesenquimales, que son el tipo de células capaces de reconstruir tejidos esqueléticos y componentes de la médula ósea del paciente.

Para Santamaría, este es un tipo de cirugía endoscópica que demuestra el alto nivel de la investigación de células madre en Japón. “No son operaciones que sean dolorosas para el paciente y donde los efectos colaterales son reducidos considerablemente. Esto es muy importante para algunos órganos complejos como la rodilla, que cuando carece de componentes puede producir grandes dolores y su capacidad de regeneramiento puede ser nula”, señaló.

Donación de reservas para la investigación en centros públicos

En enero de 2015, el Cira comenzó un programa para distribuir muestras de su reserva de células madre en universidades e instituciones públicas de salud en todo Japón, como una forma de comenzar a hacer realidad la medicina regenerativa. Entre las universidades beneficiadas –además de la de Hiroshima- están Keio, Osaka y Riken.

Esta donación realizada por la Universidad de Kyoto permitirá que el Instituto de Células Madre Pluripotentes Introducidas de la Universidad de Riken pueda comenzar un segundo ensayo clínico para realizar un tratamiento de enfermedades oculares degenerativas. Mientras que la Universidad de Keio se encuentra utilizando esta donación en reconstrucción de tejidos para la reparación de daños causados en la médula espinal.

Para el biólogo de la Universidad de Chile, todos estos avances tienen un significado muy importante para la ciencia mundial. “Todos estos tratamientos superan ampliamente el uso de los equivalentes y permiten que en el futuro se pueda lograr la regeneración de órganos, la construcción de tejidos vitales y la elaboración de nuevos componentes que podrían revolucionar a la industria farmacéutica”, sostuvo.

En relación a la forma como estos adelantos seguirán impactando el futuro de la medicina, Santamaría aclaró que no es necesario esperar al futuro, pues los resultados pueden ser percibidos hoy. “Hace dos años en Japón se creó el primer hígado humano funcional a partir de células pluripotentes introducidas, esto fue conocido en el mundo entero a través de Nature y supone que hoy puede ser usado en transplantes o en el rejuvenecimiento de órganos”.

Investigación chilena en células madre

Consultado sobre el estado del arte de esta materia en nuestro país, Santamaría señaló que si bien hay un atraso general de las ciencias en comparación con países como Japón, existen experiencias incipientes que demostrarían el interés por parte de la comunidad científica nacional por desarrollar estos temas. “Hay investigadores de la Universidad de Chile, de Concepción y la Austral de Valdivia que participan en conferencias e investigaciones conjuntas con universidades de Estados Unidos principalmente”, afirmó.

Respecto a la posibilidad de crear un centro similar al Cira en Chile, el académico se mostró optimista de que esto pudiese llevarse a cabo en el mediano plazo. “No muy lejos de nosotros, países como Argentina, Brasil, incluso en Perú hay centros de investigación en células madre aplicada a la medicina regenerativa que en poco tiempo comenzarán a mostrar sus resultados. Pienso que en Chile estos adelantos en centros de la región no pasarán desapercibidos”, sentenció.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet