Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |
China se convirtió en el nuevo miembro del Banco Interamericano del Desarrollo (BID), luego de efectuar el lunes la ceremonia de firma del acuerdo en Washington, capital de Estados Unidos y sede del organismo, dando así un paso más en su política de fortalecer sus relaciones con América Latina y el Caribe.

El gigante asiático se convirtió así en el miembro 48 del BID -y el tercer asiático después de Japón y Corea del Sur- contribuyendo con US$ 350 millones al financiamiento de diversos programas.

El BID es la principal fuente de financiamiento a largo plazo para proyectos de desarrollo en América Latina y el Caribe, proveyendo servicios como asistencia técnica o donaciones a pequeñas empresas. En el 2008 el BID aprobó US$12.200 millones en préstamos, garantías de crédito y donaciones.

Según el acuerdo, China contribuirá con US$ 350 millones al BID, donde US$ 125 millones irán al Fondo de Operaciones Especiales, que son los préstamos blandos los países más pobres; y otros US$ 75 millones que se destinarán a un fondo multidonante para fortalecer la capacidad institucional de las naciones de la región.

Para Yung Tso Lee, profesor de la Universidad del Desarrollo, que China se integrara a esta organización es algo que ya se esperaba desde hace un tiempo. “Entrar al BID era un objetivo de China en los últimos años, pues una de sus áreas claves es Latinoamérica, ya que se está transformando en su principal proveedor de materia prima, por lo tanto necesita mantener ese abastecimiento, y una forma de hacerlo es integrarse a estos foros de cooperación de la región. De manera que a través de ellos, puede ejercer presión e influencia política a los gobiernos locales para estos fines”, comenta.

En opinión de Lee, “China aún esta lejos de lo que Estados Unidos o la Unión Europea en estos temas de inversiones. Hay que pensar que China esta aprendiendo, en un primer momento se dedicaron a vender sus productos, pero llegará el día en que quieran vender servicios, y el BID es una plataforma para conocer de las políticas y formas de inversión”, concluye.

En el curso de la última década, China se ha convertido en un socio comercial clave para muchos países de América Latina y el Caribe, con un comercio que alcanza en la actualidad los US$ 110.000 millones.

A la ceremonia asistieron el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, el embajador de China en Estados Unidos, Zhou Wenzhong, y representantes del Departamento Internacional del Banco del Pueblo de China; además de contar con la presencia del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza. De acuerdo al embajador Zhou “en esta coyuntura de crisis financiera, es sumamente importante fortalecer ampliamente la cooperación entre China y América Latina. El ingreso de China al BID creará una nueva plataforma de oportunidades para impulsar la colaboración china-latinoamericana, una opción en la cual todos ganamos”, señaló.











    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet