Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Por Enrique Ahumada Benítez


La sobre explotación pesquera en el Océano Pacífico esta haciendo peligrar este valioso recurso, de manera que varios países, incluyendo Chile, quieren crear medidas para controlar la actividad, lo que fue planteado por las autoridades chilenas en la Sexta Reunión de la Organización Regional de la Pesca (ORP) del Pacífico Sur.

Esta organización tiene como fin regular la explotación de las especies del Pacífico Sur, reuniendo para tal motivo a 25 países que tratan de llegar a un acuerdo pese a la existencia de diversas visiones. Con ese motivo fue que viajaron a Canberra, Australia,  donde se efectuó la reunión, el subsecretario de Pesca, Jorge Chocair, el ministro consejero de la Cancillería, Fernando Danús, más un equipo técnico profesional de la Subsecretaría de Pesca, del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) y del Servicio Nacional de la Pesca (Sernapesca). Entre los asistentes a esta reunión se encontraba también, Federico Silva presidente de Sonapesca (Sociedad Nacional de Pesca).


La posición de Chile, explicó Silva, es que se deben congelar los volúmenes de pesca de todos los países que poseen flotas en la región y cerrar las puertas a nuevos participantes. Todo esto mientras se elaboran estudios sobre el comportamiento de algunas especias, con el fin de proteger el recurso, cuya sustentabilidad se encuentra en peligro. Tal es el caso del jurel en Chile, que durante este año ha visto bajar en un 36,7% su extracción. 

Silva señaló que existieron condiciones que dificultaron la tarea, debido a que hubo un cambio en el equipo negociador que envió Chile, pero la Subsecretaría de pesca se preparó fuertemente. Aún así “Chile llegó con una posición bastante clara y fundamentada respecto de sus aspiraciones y pudo enfrentar una reunión, que partió de manera muy adversa para nuestro país, de manera eficiente y con un equipo muy cohesionado y enfocado en una misma línea", dijo el presidente de Sonapesca.

Los puntos centrales que Chile planteó se resumieron en tres decisiones adoptadas: crear subcomités por sectores pesqueros, el reconocer los antecedentes históricos de explotación de cada país y la compatibilidad de las medidas que se tomarán en la alta mar con respecto a la legislación pesquera que existe en las naciones miembros de la ORP. Si bien estos puntos son positivos para nuestro país en las futuras negociaciones, Silva manifestó que lo más importante “es terminar con las negociaciones lo antes posible, y concluir el acuerdo de la ORP para noviembre del año 2009. Puesto que luego debe ser ratificados por los parlamentos de cada uno de los países miembros”.

La adopción de medidas es urgente, dije el dirigente gremial, por cuanto el recurso pesquero esta en riesgo debido a la explotación en alta mar de las flotas de Rusia, China, Corea del Sur y la Unión Europea, aunque ellos ya están sufriendo las consecuencias de la sobre-explotación y han visto disminuidos sus volúmenes de extracción.

En marzo del 2009 se efectuará una nueva reunión en Lima, Perú, previa a al encuentro final de Wellkington, Nuva Zelandia, en noviembre, cuando se pretende terminar con el proceso y alcanzar un acuerdo y establecer formas de control a la industria de la Pesca.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet