Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Noticias

Conozca cómo Australia pretende prevenir y subsanar los daños causados por perros salvajes

Por medio de un plan integral que incluye medidas de prevención de ataques mediante monitoreo aéreo, coordinación con agricultores y que incluso contempla la entrega de financiamiento para dotar al ganado de mayor seguridad, el estado australiano de Nueva Gales del Sur pretende disminuir los ataques de estos canes, evitando de paso incurrir en matanzas masivas.

04 de Marzo de 2015

El año 2012 el gobierno de Nueva Gales del Sur (NSW) publicó el informe "Estrategia de Gestión de Perros Salvajes 2012-2015", en el que contempla una serie de medidas para reducir el impacto en la biodiversidad que producen los ataques de dichos animales y las millonarias pérdidas agrícolas, que según la industria ganadera australiana superan cada año los 50 millones de dólares, unos 25 mil millones de pesos chilenos.

Ya no es solo el dingo

Aunque históricamente el dingo -introducido en Australia hace 4.000 años- ha sido considerado como el perro salvaje australiano por excelencia, durante las últimas décadas la tenencia irresponsable de perros domésticos ha creado nuevo escenario en la estrategia contra la masificación de estos animales, ya que estos últimos -a diferencia del dingo que se reproduce una vez al año- tiene el potencial de reproducirse semestralmente, al igual que el "híbrido" resultante de la cruza entre ambos.

Este nuevo panorama, que lógicamente ha aumentado el número de perros salvajes en Australia, ha acelerado la toma de medidas por parte de las autoridades, más aún cuando se considera que estos perros se encuentran en la cima de la cadena alimenticia de sus territorios -al no tener depredador- alimentándose de fauna nativa, particularmente mamíferos grandes como canguros y wallabies, pero también de cabras, cerdos y conejos y -si se encuentran en su área de acción- del ganado doméstico.

Si bien en la actualidad se encuentra permitido la instalación de cebos venenosos, trampas y la eliminación por medio de disparos a perros salvajes dentro de algunas áreas definidas, la nueva estrategia -desarrollada por el Department of Primary Industries (DPI) con el aporte de NSW Farmers, Livestock Health and Pest Authorities (LHPAs), National Parks and Wildlife Service, terratenientes, grupos animalistas y pequeños agricultores- estipula la adopción de una serie de innovadores esfuerzos para hacer frente a esta problemática, buscando ejecutar diversas acciones antes de aplicar matanzas masivas.

Las medidas implementadas

  • Programas de monitoreo aéreo y seguimiento: Se han desarrollado mecanismos de información electrónicos -tecnología de imágenes por satélite- y plataformas digitales para informar a los agricultores y adelantarse a eventos de perros salvajes en todo el estado.
  • Programas de capacitación para agricultores en el manejo de emergencias.
  • Uso del "WilddogScan": Servicio que proporciona una plataforma en línea para grabar la presencia de perro salvaje y el daño que produce.
  • Instalación de trampas en las cercanías de granjas.

Por otra parte, se ha invertido en investigación en torno al tema. La DPI está a la vanguardia en el estudio de diversas toxinas trasmitidas por perros salvajes, desarrollo de antídotos, creación de nuevos dispositivos de trampas, reducción de la población de perros salvajes en las zonas periurbanas, impacto de la tenencia responsable de mascotas.

Finalmente, durante 2015 se implementará la entrega de financiamiento para proyectos de mejora de seguridad para ganadería, al que deben postular los agricultores retirando un formulario en las oficinas de la DPI.

"Es más que un problema económico"

Al igual que ha ocurrido en Australia, durante los últimos años los ataques de perros salvajes o "asilvestrados" han aumentado en Chile, por lo que el diputado David Sandoval -del distrito Nº 59 de la XI Región- resolvió solicitar a las autoridades competentes, en este caso el Ministerio de Agricultura (MINAGRI) y el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), disponer de un plan más elaborado, en la línea de la estrategia australiana, que busque poner fin a esta problemática que afecta a su distrito.

"Este tema se ha convertido en algo muy complejo de resolver, ya no solo en mi región, sino que a nivel nacional, debido a que tiene muchas aristas. Por un lado afecta al patrimonio de mucha gente de trabajo y por otro a la fauna nativa, e incluso tiene implicancias a la salud ya que se ha comprobado que en muchos de estos ataques de perros se transmiten enfermedades parasitarias graves a los animales mordidos, como la hidatidosis, que luego pasan a los humanos. Todos estos temas deben incluirse en una planificación seria", sostuvo el parlamentario.

En este sentido, el congresista añadió que sería ideal contar con una planificación como la ideada por el estado de NSW. "Si bien entiendo que allá se cuenta con mayores recursos y tecnología disponible para la gestión de este problema, me parece sumamente interesante el tratamiento que se le ha dado al tema en términos de elaboración de la estrategia, abordando cada uno de los aspectos que he mencionado y que cruzan este tema también en Chile. Ellos han logrado una coordinación muy importante para definir su estrategia e incluyeron a todos los actores interesados, los que pudieron ponerse de acuerdo en medidas a largo plazo que además tienen un seguimiento", complementó.

Finalmente, el parlamentario sostuvo que le parece una buena medida el que se financie una mayor seguridad para los animales de pequeños agricultores. "He visto una gran cantidad de casos de pequeños y medianos campesinos cuyos animales han sido atacados y han terminado gravemente afectados al perder todo su emprendimiento. Financiar mayor seguridad para ellos es una buena medida, pero también creo que nuestro país debe hacerse cargo de establecer compensaciones cuando el particular ve a su ganado atacado por animales protegidos o por perros asilvestrados. Para eso se requiere que el Ministerio de Agricultura defina de forma integral cómo se van a enfrentar estos hechos", concluyó.











    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet